30 años de ignorantización en esta elección presidencial

Sus intereses los unen, ya se sabe, aunque haya sectores que se creen democráticos, liberales. Por favor, no se laven las manos quienes conforman esta derecha que resulta más vergonzante hoy, adueñada de gran parte de los recursos del país, y con ayuda de esos 30 años (pensando en el agua, desde lo más esencial), teniendo la prensa escrita y TV a su servicio casi en su totalidad.


Estos 30 años no solo explican el ‘estallido social’ de hace dos años -octubre de 2019, a no olvidar-, sino también la penosa elección presidencial actual, donde la parte fascista del país –parte mínima en lo numérico- pretende imponerse mediante el voto. Y como un % importante del país no vota –más de la mitad del padrón-, la mayoría que sí lo hace es justamente de esa derecha que tiene tanto que perder. Sus intereses los unen, ya se sabe, aunque haya sectores que se creen democráticos, liberales. Por favor, no se laven las manos quienes conforman esta derecha que resulta más vergonzante hoy, adueñada de gran parte de los recursos del país, y con ayuda de esos 30 años (pensando en el agua, desde lo más esencial), teniendo la prensa escrita y TV a su servicio casi en su totalidad.

Un país penoso por lo que significa: la historia y la memoria fragmentadas, que cada cual se las arregle con esta realidad.

No tengo edad para tener que vivir esto en forma obligada: soy una ‘persona mayor’ para la cual existe un SENAMA, y en tanto mujer, un SERNAM. Llenándonos de siglas, no de políticas efectivas, humanas, salvo fragmentos que no modifican la enorme brecha de desigualdad que nos caracteriza como país. A puros bonos y subsidios para tanta gente ‘vulnerable’, la mayoría del país. Devuelvo esta obscenidad a quienes corresponde.

Y démosle con demonizar al PC, ‘los comunistas’, qué ironía, el sumun de lo burdo, obsceno también.  

He sido y soy feminista, independiente de partidos, no comunista, aunque una publicación de la dictadura cívico-militar (‘cívico’: derecha) me tildara de tal apenas ocurrido el plebiscito que terminó con su existencia formal… y digo ‘tildar’ porque el cuco ha sido y es cosa seria, casi infantil y risible si no fuera por la gravedad.

¿Podemos conversar?

Ignorantización interesada en gran parte del país, también en cuestiones de género que apenas va más allá de ‘los derechos de las mujeres’, segundo sexo funcional o al servicio del sistema.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.