‘¿Y aprobamos o no aprobamos? ¡Aprobamos, po!’: El Macha y El Bloque Depresivo llaman a votar a favor de la nueva Constitución

Acá una crónica profunda de una de las presentaciones de mayo pasado del fenómeno artístico liderado por Aldo Asenjo. “Un legado emotivo y hermoso, que Macha y su gente defienden con convicción. Y es que lo del Bloque es eso, un relato que revindica un origen y una historia”, destaca el cronista Cristóbal González Lorca.
Bloque Depresivo
Foto: @PedroAceituno
Foto: @PedroAceituno

La música en vivo está de vuelta y Aldo Asenjo, El Macha -uno de los músicos más carismáticos, polifacéticos y queridos de la escena nacional- se encuentra activo, tocando en distintos lugares con sus proyectos. Así es como con su banda de rock, LaFloripondio, actuaron en octubre del año pasado en México, realizando una potente gira por el país azteca, nación que se abrió, antes que Chile, a los conciertos masivos. Allí presentaron “Nunca fuimos tan caribeños”, un prendido ska, de ritmo agitado y voces grabadas con “dee-lay”, que integra un interesante texto referido al complejo trance mundial de la pandemia del C-19. De regreso a Chile, LaFloripondio tocó en el Teatro Cariola y en El Huevo de Valparaíso.

En paralelo, Chico Trujillo, el popular grupo cumbiero liderado también por El Macha, lanzó su homenaje en clave de cumbia a Facundo Cabral con su cadenciosa versión de “No soy de ni, ni soy de allá”, pieza grabada junto a Gipsy, cantante histórico del grupo chileno Combo Ginebra. Luego, Chico Trujillo se presentó en el multicultural festival Womad ante una repleta explanada del Cementerio General, en Recoleta. A su vez, el 22 de mayo Chico actuó con éxito en el Parque Bicentenario de Cerrillos, en el marco de los conciertos gratuitos que Lollapalooza organizó en diversos puntos de Santiago.

Además, El Macha ha retomado sus actividades junto a los queridos músicos de El Bloque Depresivo, su tercera banda, un grupo que rescata las tradiciones del bolero, el vals peruano, la bossa nova y el folklore latinoamericano, y que goza en la actualidad de una convocatoria impresionante de público. Con el Bloque, recientemente Macha ha actuado en Argentina, en Valparaíso y en el norte y sur del país, agotando funciones y emocionando a su gente. Recientemente el hombre de Villa Alemana y los suyos realizaron tres funciones llenas en el Teatro Caupolicán, en un esperado reencuentro de El Bloque Depresivo con su público capitalino, citas marcadas por un gran repertorio, invitados potentes e intensas emociones.

@PedroAceituno

La noche del miércoles 25 de mayo fue especialmente emotiva. Los alrededores del clásico teatro de la calle San Diego anunciaban desde temprano una nueva y exitosa “noche de canturreo”, como ellos mismos se refieren, a veces, a estos potentes conciertos de la banda. Afiches, fotos, dibujos y merch no oficial inundaron tempranamente el entorno de teatro. Minutos después, Lucy del puerto, señora mayor, figura emblemática y cantora porteña, junto a sus músicos, daban una verdadera clase de música, historia y raíces culturales, tocando clásicos como “La Joya del pacífico” y ofreciendo un memorable pie de cuecas. Una gran invitada porteña, considerada Tesoro Humano desde 2017.

@PedroAceituno

Cerca de los 9 de la noche, El Macha y El Bloque Depresivo tomaron posición en sus instrumentos recibiendo de inmediato el cariño de la gente. Minuto a minuto fueron repasando todos sus -a estas alturas – clásicos: “Los Continentales”, pieza original de la banda; “El Gran Tirano”, tema que en palabras de Macha “fue popularizado por Lucha Reyes y en su honor hoy lo cantaremos en femenino”, dijo, cambiando el texto a “La Gran Tirana”. “Procuro olvidarte”, una canción compuesta por los españoles Manuel Alejandro y Ana Magdalena, y que fue el primer éxito del cantautor nicaragüense nacionalizado chileno, Hernaldo Zúñiga. El Bloque Depresivo recreó este tema en clave de vals peruano, coreado con fervor por la gente. 

También estuvo el hermoso homenaje a Soda Stereo en ritmo de bolero con “Trátame Suavemente”. Y el segmento “Guitarreo Provinciano”, junto al mítico líder de Los Tres, Álvaro Henríquez, de Concepción, con quien Macha tocó, como es costumbre, “Solo tú”, de la banda italiana Matia Bazar, y el clásico tema “El Triste”, de José José, pieza especialmente significativa dado el contexto. Y es que ambos músicos grabaron un video de ese mismo tema, ante un Teatro Caupolicán vacío, cuando aún no era posible hacer shows en vivo, por la pandemia. José José fue tributado también esa noche con su inolvidable clásico “La nave del olvido”.

@PedroAceituno

Pero no todo son versiones. Macha y sus músicos presentaron esa noche “Mar de Mares”, un bolero nuevo y autobiográfico de Macha, cuyos versos dedicados a Valparaíso conmueven al oyente desde el comienzo: “Mar de mares, refugio de un rebelde vividor”, dice la letra dedicada al viejo puerto que suma otros versos bohemios y emotivos. También se hicieron presentes algunos invitados del rap como Portavoz y Aerstame. La entrada de Portavoz fue especialmente aplaudida; el público apoya a este querido rapero que se encuentra en recuperación tras un grave accidente sufrido a mediados de 2021. También estuvo Miño de la banda ska Sonora de Llegar y El Rata, cantante de la banda Anarkía Tropical. Nata “La Joya” Álvarez estuvo los días anteriores.

Macha y El Rata / @PedroAceituno

Uno los momentos más altos de show fue la versión bossa nova de “Pequeña serenata diurna”, pieza de Silvio Rodríguez, que en el disco del Bloque y en otros shows lo han cantado junto al músico brasileño Luciano Cardoso. Macha aprovechó la instancia y homenaje a Silvio para enviar un saludo de fuerza al pueblo y la lucha histórica de Cuba contra el imperialismo y sumó, además, una cita del músico brasileño Zeca Pagodinho con sus atractivos versos traducidos así: “Si quiero fumar yo fumo, si quiero tomar, yo tomo, ¿Cuál es el problema tuyo?, si yo trabajo para lo que consumo”, cantaba Macha esa noche, versos coreados y celebrados con fervor por el público.

Otro emplazamiento aplaudido por la gente fue la pregunta que, en medio de la euforia, el cantante le lanzó al público: “¿Y aprobamos o no aprobamos? Aprobamos, po”, dijo el cantante, obteniendo una gran ovación, ante este llamado coherente con lo que ya venían haciendo a través de sus redes y gráficas, como banda.

@PedroAceituno

Macha siguió luego con su show, secundado por el gran Joselo Osses en teclado y voces, Tocori Berrú en bajo acústico y eléctrico, y el gran ‘Pajarito’ Araya en cuerdas y percusiones, parte de la decena de músicos que lo acompañan en este proyecto, cerrando un show que incluye además mariachis clásicos, pero que no suma visuales ni pantallas digitales, sino que, al revés, apuesta a un telón ilustrado vintage, a los monitores en el piso, a una orquesta grande, en síntesis, a la música creada y tocada -como diría Joe Vasconcellos- “a tracción humana”. Un legado emotivo y hermoso, que Macha y su gente defienden con convicción. Y es que lo del Bloque es eso, un relato que revindica un origen y una historia.

“Desde que nací, me he sentido despreciado. Los que venimos de la clase trabajadora somos terreno fértil para atraer el desprecio, no somos guapos ni tenemos estudios, la inmensa mayoría de las veces. La cantante peruana La Lupe decía que ella tenía los tres puntos claves para no triunfar en nada: ser mujer, ser de raza negra y ser pobre. Yo me siento cercano a ella, vengo de ese mismo lugar. Algunos nos desprecian a nosotros de manera clasista y a nuestra música con un clasismo intelectual, como si no tuviera valor”, dijo el músico hace un tiempo al medio Voz Populi.

“En Chile, de alguna manera, tenemos una educación supermilitar, patriarcal, donde al hombre no se le permite sufrir ni mostrar sus sentimientos. Eso es una bomba de tiempo. (Porque) lo necesario y lo normal es llorar cuando tienes pena. No estoy diciendo que tengamos que cantar los clichés, pero a todos nos pasan cosas que son para llorar. Veo esa emoción cada noche en nuestros conciertos, padres e hijos metidos en la música para sacar sentimientos que no pueden o no han podido manejar de otra manera. También veo abuelos de sesenta y setenta años, todas las generaciones”, reflexionó en aquella entrevista Macha, sobre el impresionante fenómeno de El Bloque Depresivo y sus shows.

@PedroAceituno

A la salida la gente del colectivo Gráfica Popular vendía el merch oficial de la banda y de ellos mismos, que incluía unas hermosas poleras con un homenaje al escritor Pedro Lemebel, símbolo de las disidencias sexuales y de la lucha por los Derechos Humanos; misma polera que usó el Macha en el concierto. La gente se llevaba esos recuerdos para su casa: afiches, tazones, y toda suerte de artefactos, memorias palpables, quizás, de un show y de un momento que palpitará en la memoria de su público, mientras Macha y los suyos están en Europa con Chico Trujillo. Un periodo en que los fans nacionales del Bloque seguramente escribirán en sus redes la frase que suelen subir, mientras esperan más shows del grupo: Bésame hasta que vuelva El Bloque Depresivo.

@PedroAceituno
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.