Denuncian negativa de Gendarmería para que ‘Ramiro’ asesore serie histórica sobre el FPMR liderada por productor de ‘Los 80’

El rechazo de la entidad carcelaria al trabajo que asumiría Hernández Norambuena iría en contra del reglamento de la propia institución, las Reglas Mandela y la Convención Americana de DDHH.

Hace 10 meses un equipo de realización audiovisual liderado por el productor ejecutivo Alberto Gesswein, el mismo de la exitosa serie “Los 80” y ganador de un fondo CNTV con la miniserie histórica sobre la vida de Roberto Parra, desarrolla un proyecto de ficción que pretende llevar a la pantalla la historia del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) y de Mauricio Hernández Norambuena. Sin embargo, la iniciativa podría no contar con la colaboración del llamado “Comandante Ramiro” debido a la negativa de Gendarmería para que trabaje como asesor en ella. 

Según el destacado productor ejecutivo, desde la década del 2000 surge el interés de poder realizar una serie de ficción histórica sobre el FPMR y de uno de sus líderes más reconocidos, Mauricio Hernández Norambuena. La iniciativa nace cuando Alberto Gesswein y la periodista Carolina Trejo trabajaban juntos en el área de Reportajes de Canal 13, motivación que en el caso de Gesswein se profundiza tras su paso como jefe del Área Bicentenario de la misma estación, donde la reconstrucción de relatos históricos sustentó ese recordado proyecto televisivo.

“Mi interés profesional y personal en esta serie tiene que ver con que este relato es una parte de nuestra historia reciente. Un género que prácticamente ha sido parte de mi historia profesional, que a mí me parece muy, muy relevante para la sociedad chilena, para comprender y entender en todas sus dimensiones y todos sus aspectos su presente”, señala el productor sobre el proyecto. 

Alberto Gesswein / Foto: editando.cl

En ese sentido, Alberto añade que, “sin lugar a dudas, no solo yo como profesional, productor y periodista vinculado a estos temas, sino el mundo audiovisual ha estado muy interesado en saber la historia de Frente Patriótico Manuel Rodríguez, sus orígenes y sus integrantes. Porque además es una buena historia, con muchas cualidades para ser vista por mucha gente”.

Por ello, según Gesswein, la figura de Mauricio Hernández Norambuena es relevante. “Un sobreviviente, que es testigo, casi único, exclusivo y preferencial de esta historia”, apunta sobre “Ramiro”, añadiendo a partir de eso que “poder contar su historia y la del Frente resulta un tremendo aporte”.

La serie se encuentra en la etapa inicial de pre producción, donde la investigación es fundamental para la propuesta argumental de cada temporada y capítulo, y donde la participación del “Comandante Ramiro” es esencial para los realizadores.

“Mauricio Hernández Norambuena es un personaje que se involucra en la historia del Frente desde sus inicios. Él ha sido testigo directo, presencial, ha sido protagonista, llegó a ocupar la jefatura, los altos rangos de la estructura del Frente. Y poder contar con su testimonio de primera mano, para poder despejar los mitos y las historias que se han ido creando y generando en torno, no solo a su figura sino del Frente, es de altísima relevancia y de un valor incalculable. Porque es un testigo vivo, de los pocos que quedan, que siguieron, a pesar de su situación judicial, firme y muy vinculados a los principios y a la ética del Frente”, enfatiza Gesswein.  

Una opinión que comparte la reconocida escritora y guionista Nona Fernández, quien junto al también escritor Marcelo Leonard son parte del proyecto: “Mauricio es un archivo viviente, es una máquina de memoria porque, además de haber acumulado vivencias importantísimas que dan cuenta de los movimientos políticos y sociales de toda una época, ha dedicado su largo y estricto encierro a protegerla”.

Nona recuerda que en junio de 2021 Alberto Gesswein los contactó para ser parte de la serie de ficción. “Nos invita a investigar, escribir y darle forma a este proyecto que tiene a Mauricio como protagonista, y prácticamente como principal archivo histórico”, destaca. 

La participación de asesores o fuentes primarias en las producciones de ficción históricas “es muy natural y muy propio en las series internacionales, porque efectivamente la OTT (Over The Top-distribuidoras de contenidos audiovisuales) o los productores o distribuidores internacionales tratan de basar sus historias en relatos que han sido escritos, que forman parte de una obra recopilada”, explica Gesswein.

Por otra parte, el productor ejecutivo detalla que sobre la historia de Mauricio Hernández Norambuena existe un libro, “por lo tanto es muy valorado el poder tener, particularmente en estas series más biográficas o que cuentan con una figura de relevancia, de un personaje, con la asesoría directa de ese personaje; eso es altamente valorado”

Agosto de 2019. Manifestación en Chile tras extradición de “Ramiro” desde Brasil / Agencia Uno

RESCATAR LA MEMORIA NO CONTADA

Tanto para Alberto Gesswein como para Nona Fernández, el trabajo de rescate de la memoria reciente, sobre todos de aquellos aspectos y detalles no contados y que se intenta realizar en este proyecto, es muy importante. “Se busca revelar una historia que no ha sido relatada en forma más completa” y que “es vital para la comprensión presente de nuestro país”, sostiene Fernández.

“La memoria de una colectividad se configura asumiendo la diversidad de relatos y no invisibilizando tramas, como ha ocurrido con la historia de la lucha armada contra la dictadura. Cuando en otros países quienes se organizaron para derrocar a los tiranos son héroes, aquí son personajes invisibles, fuera del registro histórico, condenados al silencio y al olvido. Nuestro proyecto busca completar el rompecabezas irresuelto de nuestra historia reciente, poniendo en el tapete las voces de quienes no han tenido la real posibilidad de ejercer el testimonio y el relato a la sociedad. En este caso desde un testigo clave como es Mauricio”, explica la guionista.

En ese sentido, Fernández apunta que la realización de la serie se lleva a cabo “no con el ánimo de glorificar ni de condenar, sino con la intención de hacer justicia con nuestra memoria social”. “Recordar y conocer a quienes fueron capaces de organizarse para derrocar el poder totalitario, nos ayuda a pensarnos como ciudadanos con posibilidades frente a futuros horrores”, releva. 

Por lo tanto, el contar con la participación de Mauricio Hernández Norambuena “a nivel de colaboración en información, anécdotas y de trozos de la historia, que no han sido revelados, no han sido contados, es de un valor inapreciable. Todo esto en función obviamente de poder aportar con otra mirada a una parte de la historia que es particularmente sensible en la sociedad chilena. Por lo que tener su testimonio puede ayudar a tener una mejor comprensión, un mejor entendimiento de la historia reciente de este país”, concluye al respecto Nona Fernández.

Nona Fernández / Foto: Wikipedia

DERECHO AL TRABAJO

Es a partir de estos objetivos, que el equipo de producción se propuso contar con la colaboración formal del llamado “Comandante Ramiro”, para lo cual le presentó el proyecto y elaboró un contrato laboral con la idea de generar una dinámica de trabajo. 

“La estrategia que queremos implementar como equipo de producción es que el área de guiones pueda tener sesiones de trabajo permanente con Mauricio, de tal manera que la historia que se vaya a finalmente a contar y los guiones que se vayan a escribir tengan una impronta y tengan un aporte sumamente relevante en términos de los elementos, los detalles, aquellas cosas que eventualmente la ficción no logra ni siquiera imaginar”, explica Alberto Gesswein.

“Los datos de la realidad, sin duda con el aporte de Mauricio y con su asesoría, van a permitir poder situarnos en un contexto mucho más claro, mucho más realista, mucho menos idealizado probablemente, mucho menos fantasioso, porque en torno a este periodo, a esta historia particular, me parece que se han construido justamente mitos y fantasías que quizás este proyecta logra derribar y ser un aporte”, agrega.

Fue en septiembre de 2021 que la defensa de “Ramiro” presentó la solicitud para que pueda trabajar desde la Sección de Máxima Seguridad del Centro Penitenciario de Rancagua. En aquella oportunidad, y según menciona el abogado Washington Lizana, “el contrato de trabajo fue acompañado a la primera solicitud que fue hecha ante el 7° Juzgado de Garantía a fines de septiembre y luego en noviembre también se intentó entregar al alcaide del Centro Penitenciario de Rancagua, pero nos señaló que esa situación debía ser resuelta en sede judicial, según le dijeron fue lo que desde Dirección Nacional de Gendarmería”.

Agencia Uno

Luego de eso, y a pesar de que el alcaide del penal rancagüino mostró buena disposición para cumplir el requerimiento, el pasado 9 de febrero Gendarmería rechazó la solicitud de trabajo, entregando cuatro argumentos principales: 

Que el ex frentista tiene “buena conducta” entre noviembre y diciembre de 2021, y no “muy buena”, que es uno de los requisitos con que debería cumplir un interno para que la institución acceda a la solicitud.

Luego, manifiestan que para que un interno pueda tener derecho a trabajo, no debe haber cumplido con ningún castigo durante los últimos seis meses, requisito que Hernández Norambuena no cumple ya que, según el documento, “registra una sanción con fecha septiembre 2021 por participación culpable en actos que afectan el orden y el aseo del establecimiento”.

También mencionan que el interno no puede tener una condena superior al año 2032, y que el contrato de trabajo presentado por la defensa “no es válido para efectos de que el interno pueda desarrollar actividades laborales al interior del establecimiento penal”. Al respecto, continúan diciendo que las actividades laborales deben desarrollarse conforme al régimen penitenciario y en lugares específicos dentro del recinto, manifestando que, para el caso de Mauricio Hernández Norambuena, habilitar uno alteraría el régimen en el que se encuentra recluido. Además, concluyen que, el estar en la sección de máxima seguridad, impide su desplazamiento dentro del módulo, con mayor razón hacia otros espacios. 

Respecto a los elementos tecnológicos que solicitó el llamado “Comandante Ramiro” -entre ellos un notebook y wifi-, añaden que puede alterar gravemente la seguridad, aludiendo al rescate que planeó desde dentro de un penal hace más de 25 años. 

Sin embargo, existen antecedentes en el reglamento de la misma institución que dicen otra cosa, y que establecen que “toda persona que se encuentre bajo control de Gendarmería de Chile, podrá acceder a las prestaciones de actividad laboral”. En ese sentido, se apunta que “estas actividades tendrán por objeto entregar herramientas que fomenten la integración social del sujeto, de modo que el ejercicio de aquellas propenda a su desarrollo económico y al de su familia”. Junto con ello, se destaca que “el tipo de delito y la duración de la pena no constituirán factores que excluyan la selección de postulantes, según establece el artículo 18 del Reglamento mencionado”.

Comandante Ramiro
Foto: CNN Chile

Por otro lado, las Reglas Mandela -que dictan condiciones mínimas para el tratamiento de los reclusos, y que fueron adoptadas por Chile- indican que la administración penitenciaria y otras autoridades competentes deberán ofrecer educación, formación profesional y trabajo (regla 4). En esa misma línea, se establece que el régimen penitenciario procurará reducir al mínimo las diferencias entre la vida en prisión y la vida en libertad que tiendan a debilitar el sentido de responsabilidad del recluso o el respeto a su dignidad como ser humano (regla 5). También señalan que se proporcionará a los reclusos un trabajo productivo que sea suficiente para que se mantengan ocupados durante una jornada laboral normal (regla 96). 

Para Alicia Alonso, abogada de la Universidad de Salamanca, magíster en Derechos humanos, ex directora de la ONG Leasur y quien que trabaja en la promoción de los derechos de las personas privadas de libertad, esta resolución entra “en la dinámica penitenciaria y, según lo planteado por Gendarmería en su escrito, el acceso a un trabajo remunerado se ve y se trata como un ‘premio’ a la conducta del interno al interior de la cárcel”. “Es decir, según Gendarmería, trabajar en una cárcel no es un derecho ni una obligación, sino que una recompensa, lo que contraviene la propia Constitución, los estándares en la materia y el Decreto 943”, profundiza.  

En opinión del abogado Washington Lizana, con esta determinación de la institución penitenciaria “se le niega ese derecho porque obedece a un criterio político que busca la venganza en contra de nuestro representado por las relaciones por las cuales fue condenado”. “Lo que esperamos como defensa es que efectivamente se aplique la Convención Americana de Derechos Humanos en donde se consagra el derecho a la reinserción social de todo condenado y condenada”, añade el jurista. 

“Además, no puede estar Mauricio en condiciones de aislamiento y que sea dicha condición la justificación para no poder realizar ningún trabajo remunerado. Nuestro representado se supone que debiese cumplir una condena hasta el 2046; o sea, estamos condenándolo eternamente al aislamiento y a no poder trabajar, y con eso jamás aspirar a poder generar recursos propios y reinsertarse a la sociedad”, agrega Lizana. 

Abogado Washington Lizana

UNA RESOLUCIÓN CON EFECTOS SECUNDARIOS

Para Alberto Gesswein lo resuelto por Gendarmería, que no permitiría la colaboración del ex frentista, le resta gran parte del valor que tiene la serie. “Yo diría que pasaría a ser un proyecto más, igual que muchos otros que están dando vuelta, una idea de ficción donde todo hay que inventarlo, donde los personajes hay que interpretarlos según lo poco y nada que existe escrito o la información existente; sinceramente creo que el proyecto perdería prácticamente todo su valor”, advierte. 

“Creo que la diferenciación de este proyecto respecto a cualquier con otros que existen en el mercado, es precisamente la presencia y la colaboración y asesoría de Mauricio Hernández Norambuena, porque nos va a permitir tener un nivel de realismo”, suma Gesswein. Al respecto, releva igualmente el valor de “la presencia y asesoría de otros actores que van a complementar la historia de Mauricio, o que la van a contraponer eventualmente”, pero apunta que la figura de ‘Ramiro’ es “relevante y vital”. “Si no está, el proyecto no sé si tiene sentido seguir adelante con él”, enfatiza.

En ese sentido, Nona Fernández, desde su labor de guionista, considera que “sin su participación es imposible escribir esta serie, porque no tenemos otro lugar al que acudir para conocer su historia y la de sus cercanos. Privarnos del material histórico que Mauricio es, es una irresponsabilidad no solo con esta serie, sino que con la memoria colectiva de este país y por ende con su patrimonio histórico”.

“Esta resolución de Gendarmería traduce una gran ignorancia con respecto a la dimensión histórica de Mauricio Hernández Norambuena”, concluye la reconocida guionista. 

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.