lunes, julio 15, 2024

Apruebo – Rechazo

Comparte

¿Irá a ganar la mezcla de esperanza y buena fe que hay en Chile?,¿esa mezcla que tendría que ser tanto mayor?… eso creo, sin embargo, la contienda es desigual.

La desinformación que provoca la multimillonaria campaña contra la nueva Constitución es mala fe revestida de argumentos y fake news que velan intereses personales y corporativos (económicos y ‘políticos’, de poder, en primer lugar, al más puro estilo patriarcal), una campaña que ahonda en la ignorantización, un fenómeno que se promueve y naturaliza desde esos mismos sectores y que va calando por aquí y por allá.

¿Ganará el sentido común que se le atribuye ‘al chileno’?

Me refiero a esa sabiduría popular que surge de la intuición marcada por las vivencias duras de desigualdad y violencia estructural que aun dañando puede afinar otros sentidos, si es que el daño no es mayor. En esa sabiduría creo, si es que ‘lo otro’ no ha calado demasiado, no ha mellado más allá.

Con ‘lo otro’ me refiero al individualismo y consumismo galopante, propios de este modelo de desarrollo capitalista a la chilena en que nos han sumido como país (tarjetas de crédito mediante, con las que se paga hasta la comida), un modo de vida sustentado y defendido por una clase política conservadora que olvida el origen de este proceso constituyente, hace casi tres años: la revuelta, el estallido social de octubre de 2019. ¿Cabe hacer oídos sordos a esto? Sí cabe, es lo que se percibe en los hechos: ciegos, sordos y mudos a lo que no sean sus propios intereses. Lamentable por lo que significa, arrastrándonos a todas las personas a este clima que divide y polariza, por tanto, a sus derivas.

Si prevalece el RECHAZO, será el espejo en el cual tendremos que mirarnos como país: el orden que predomina es poderoso, y para conservar ese orden se hace uso y abuso de poder, como siempre, lo vivimos a partir del 11 de septiembre de 1973 de modo sangriento. La historia de Chile, desde antes, necesita ser mejor conocida.

Si prevalece el APRUEBO, como creo que ocurrirá, podré/podremos celebrar merecidamente.

La tarea que viene después son palabras mayores, como lo es toda tarea que se propone restaurar la justicia y el derecho a la vida en todas sus dimensiones. Pero la primera estará cumplida: un marco constitucional necesario (lo demás es música).

Habrá que ver el 4 de septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.