“¡Les estaban pasando lista!”: Alejandra Valle advierte ‘manipulación’ en protestas por paralización de obras en Plaza Egaña

Desde la Municipalidad de Ñuñoa, hasta donde llegaron hoy los trabajadores a manifestarse, han sido enfáticos en aclarar que “es el megaproyecto inmobiliario el que ordenó detener las obras”.
Plaza Egaña
Agencia Uno

Hasta la Municipalidad de Ñuñoa llegó la mañana de este lunes un grupo de trabajadores del proyecto inmobiliario “Egaña Comunidad Sustentable”, quienes desde la semana pasada han protagonizado una serie de protestas con barricadas en las inmediaciones del Mall Plaza Egaña en la Región Metropolitana, producto de la paralización de las obras.

Sin embargo, desde el municipio ñuñoíno han sido categóricos en aclarar que no tienen ninguna facultad respecto de dicha paralización de los trabajos, explicando que fue la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana la que el pasado lunes “rechazó la adenda presentada por la empresa”.

Lo anterior, en alusión a los cambios que ha debido presentar la Inmobiliaria Fundamenta a su iniciativa luego de que, tras una reclamación presentada por vecinos ante el Segundo Tribunal Ambiental en contra del Servicio de Evaluación Ambiental, se anulara parcialmente en noviembre de 2021 la aprobación del proyecto.

Cabe recordar que el megaproyecto contempla la construcción de cuatro torres, de las cuales tres serían de 32 pisos y una de 26, además de una instalación comercial de 7.500 metros cuadrados, en un sector aledaño al Metro Plaza Egaña.

En ese sentido, la Municipalidad de Ñuñoa fue enfática en su comunicado público en sostener que ni ellos, ni tampoco alguna autoridad o institución, “ha instruido o dictaminado la paralización de la obra”. “La empresa mantiene al día de hoy un permiso de edificación vigente. Es el megaproyecto inmobiliario el que decidió detener las obras y el municipio -lógicamente- no tiene facultades para que estas se reanuden”, añadieron en el documento.

En ese sentido, cabe recordar que, de hecho, el mencionado Segundo Tribunal Ambiental señaló en su resolución que la empresa “puede ejecutar el proyecto a su riesgo”.

Es a raíz de esta importante aclaración que en los últimos días se ha acusado una manipulación de los trabajadores por parte de la empresa, para hacer frente a los problemas que el proyecto presenta en términos de legislación medioambiental, asociándose su paralización a una inexistente responsabilidad municipal.

Así lo hizo ver la mañana de este lunes, por ejemplo, Alejandra Valle, concejala de Ñuñoa y conductora del matinal de La voz de los que sobran, quien relató respecto a la protesta de esta jornada lo siguiente: “Iba pasando por la Plaza Ñuñoa, y pueden creer que iban los obreros de la construcción del megaproyecto de Plaza Egaña, caminando todos hacia la municipalidad, ¡y les estaban pasando lista!… Nooo, si no están siendo manipulados”, ironizó Valle.

Dicho esto, la periodista insistió en lo planteado por el municipio ñuñoíno. “La Municipalidad no es la responsable de que se hayan paralizado las obras; es una decisión de la empresa”, destacó.

Una observación a la que se sumó el también panelista del programa, Jaime Coloma, quien apuntó a los efectos que tendría el megaproyecto, señalando que “de verdad tiene un impacto medioambiental y urbano brutal. No hay ninguna responsabilidad respecto a lo que significa el bienestar del barrio, ninguna”.

Comentarios que están en la sintonía de aquellos que en las redes sociales apuntan a las verdaderas razones de la paralización de las obras en Plaza Egaña, algunos de los cuales recogemos a continuación.

1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.