Viernes, Junio 14, 2024

“Es una venganza en mi contra”: La querella de Campillai por campaña para desacreditar su versión sobre el día que fue cegada

Compartir

Este jueves la senadora independiente Fabiola Campillai hizo pública la presentación de una querella llevada a cabo el pasado martes por el delito consumado de “atentado a la autoridad”.

La acción legal interpuesta en contra de todos quienes resulten responsables, sostiene que a partir de la dictación del fallo condenatorio en contra del ex capitán de Carabineros, Patricio Maturana Ojeda, como responsable de haberla dejado ciega tras impactarla en el rostro con una bomba lacrimógena el 26 de noviembre de 2019, comenzaron a ser difundidos a través de la cuenta de TikTok @caos_133 videos buscando desacreditar su versión de lo ocurrido y de lo establecido por la propia Justicia chilena.

“Se ha desarrollado una campaña de odio o de venganza en mi contra, de carácter intimidatoria, buscando desacreditar mi credibilidad y legitimidad, tanto en mi calidad de víctima del hecho punible antes referido, como en cuanto mi calidad de senadora de la República”, se lee en la querella.

Campillai destaca en la acción legal uno de los videos que lleva por nombre “Este 18 La Fonda CAmPiLiIAi, Un Zapeto de mentiras”, acusando que “se efectuó un montaje entre mi actual rostro y un cuerpo de tercera persona”. Junto con ello, detalló una suerte de paya contenida en el registro y que señala lo siguiente:

“Brindo por mi prima, que le llegó una piedra en su carita, pero como queríamos plata mandamos al paco en cana. El paco en cana quedó porque Chile se la creyó. Ahora soy senadora, Campillay la única que se forra”.

La parlamentaria advirtió que además de la voz que realiza la “paya”, en la pieza audiovisual se acusa que la PDI no habría revisado una cámara de seguridad que exculparía a Maturana de la acción que hoy lo tiene condenado por la ceguera de Campillai.

La senadora suma en su querella otro video caratulado como “La Joven de la Piedra”, donde se hace referencia a una supuesta grabación efectuada por un vecino del lugar donde aparecería Fabiola, afirmándose que aquel día la trabajadora estaba arrojando piedras a Carabineros. Dicho esto, apunta lo siguiente:

“Lo más grave es el hecho de afirmarse en este video que yo le habría ofrecido a dicho vecino la suma de $4.000.000, junto al Instituto de Derechos Humanos, para que jamás publicara esta evidencia, y como supuestamente no llegó el pago, el vecino en cuestión habría hecho público el video”.

Campillai desmiente “categóricamente estos infundios”, como señala en el escrito, enfatizando que se han “usado cuantiosos recursos para elaborar y difundir esta campaña intimidatoria de odio y descrédito en mi contra”. “Sin duda alguna ha buscado coaccionarme para que reconozca algo inefectivo, toda vez que sus responsables pretenden favorecer al Capitán Maturana”, releva.

Como se explicita igualmente en la querella, esta busca que los responsables “sean condenados y se le aplique a su respecto el máximo de la pena que tal delito conlleva, particularmente la de 5 años de presidio menor en su grado máximo, más las accesorias legales”.

Leer también: Sentencia judicial desmiente fake news sobre razón de ceguera de Fabiola Campillai

Y para ello, entre las diligencias que solicita la senadora figura que se tome declaración sobre el eventual conocimiento que posee de los hechos y respecto de su participación en los mismos, al ex capitán de Carabineros Patricio Maturana, y que se otorgue instrucción a la Brigada Metropolitana del Cibercrimen de la PDI para que investigue el ilícito denunciado.

Puedes leer la querella interpuesta por la senadora Fabiola Campillai a continuación.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.