“Disparó abusando de su cargo con intención de castigar”: reformalizan a Crespo y rechazan cambio de prisión preventiva

Foto: Daniel Labbé Yáñez

El juez Daniel Urrutia citó un hecho anterior de violencia protagonizado por el carabinero que habría dejado ciego a Gustavo Gatica. “Desde 2018 sabe la consecuencia de disparar ese tipo de arma en una persona”, sentenció el magistrado.


Este lunes el ex teniente coronel de Carabineros, Claudio Crespo Guzmán, acusado de haber dejado ciego al manifestante Gustavo Gatica el 8 de noviembre de 2019 en las inmediaciones de Plaza de la Dignidad, fue reformalizado por el Ministerio Público como autor del delito consumado de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas.

Durante la descripción de los hechos realizada por la fiscal Ximena Chong, esta señaló una serie de antecedentes que dan cuenta de que al momento de percutar los disparos de su escopeta antidisturbios que impactaron a Gatica, no existía un peligro para la seguridad del grupo de uniformados al mando de Crespo.

En ese sentido, Chong señaló que existía entre los manifestantes y los funcionarios de Carabineros, incluido Claudio Crespo, “una distancia tal que impedía que en ese momento objetos contundentes o de otro tipo pudieran ser lanzados hacia donde se encontraba el personal policial, pudiendo poner en riesgo serio su integridad física”.

En esa misma línea, la persecutora apuntó que Crespo, junto a otros carabineros, “se encontraba detrás de una pared de un edificio (…), fuera del alcance de los objetos contundentes que pudieran ser arrojados”. “En el momento en que se ejecutó el disparo por parte de Claudio Crespo no existía riesgo serio para la integridad de los funcionarios de Carabineros”, insistió la representante del Ministerio Público.

Dicho esto, la fiscal describió la acción que realizó el ex integrante de Fuerzas Especiales, tal como quedó demostrado en un video exhibido durante la audiencia de reformalización: “Se asomó en dirección a los manifestantes y abusando de su cargo con la intención de castigar, disparó la escopeta (…) Este disparo se efectuó al tercio superior del cuerpo de los manifestantes, los cuales se ubicaban a partir de una distancia aproximada de 21,4 metros, impactando e hiriendo gravemente en ambos ojos a la víctima Gustavo Gatica Villarroel”.

Captura del momento descrito en que Crespo disparó su escopeta

“EL ÚNICO IMPUTADO QUE HABRÍA PERCUTADO SU ARMA CUANDO FUE HERIDA LA VÍCTIMA HABRÍA SIDO CRESPO”

Junto con la reformalización del ex uniformado, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago revisó y rechazó la solicitud de su defensa de modificar la medida cautelar de prisión preventiva que pesa sobre el otrora teniente coronel, quien fue detenido por este caso el 20 de agosto de 2020.

“No existen nuevos antecedentes que señalar. Los que han sido expuestos por la defensa ya han sido revisados por esta sede”, fue uno de los argumentos esgrimidos por el juez Daniel Urrutia, quien además apuntó un importante hecho que confirmaría la responsabilidad del acusado en la ceguera posterior de Gatica. “Si bien existen otros dos funcionarios que portaban armamento y estaban autorizados para su uso, hasta el momento no se observa que aquellos hayan sido los que hayan disparado, sino que efectivamente al parecer el único imputado que habría percutado su arma en el momento en que fue herida la víctima habría sido el imputado Crespo”, señaló el magistrado.

Por otra parte, para negar la modificación de la prisión preventiva Urrutia advirtió que la pena que arriesga Crespo es presidio mayor en su grado medio, y que lo que en la práctica hizo el ex uniformado es que “subvierte el uso legítimo de la fuerza y por lo tanto pone en grave riesgo a la ciudadanía, como fue en este caso”.

Por último, el juez del Séptimo Juzgado de Garantía citó otro caso en el que está involucrado Claudio Crespo, esto con el objetivo de sostener que este ya conocía con claridad los efectos que podía tener en otras personas recibir un disparo del arma que portaba el día en que habría dejado ciego a Gustavo Gatica.

Se trata del caso de Eittien Gutiérrez, un joven impactado por 11 perdigones en una manifestación ocurrida en 2018 en la comuna de Huechuraba durante la conmemoración del Día del Joven Combatiente.

“El imputado Crespo, independientemente de que haya sido a 20 metros, 15 o lo que se establecía en las capacitaciones, pudo observar el resultado del uso del arma a corta distancia en una persona, y eso lo realizó en el año 2018. O sea, desde el año 2018 sabe a ciencia cierta, en forma experimental, porque le ocurrió que disparó un arma de estas características y tuvo a la persona herida frente a él”, sostuvo Urrutia.

Dicho esto, el juez sentenció que “por lo tanto, (Crespo) no puede sino conocer el resultado y las consecuencias que el disparar un arma de estas características puede efectuar en el cuerpo de una persona, independiente del tipo de la munición y de su composición, incluso”.

Por último, en la audiencia el tribunal acogió la solicitud de los intervinientes y decretó la ampliación del plazo de investigación en 60 días.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.