Martes, Febrero 20, 2024

29 agentes del Comando Conjunto fueron condenados por crímenes perpetrados durante la dictadura cívico-militar 

Compartir

En un fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago condenó este 11 de abril a 29 agentes del denominado Comando Conjunto por su responsabilidad en los delitos de secuestro simple y homicidio calificado en contra de cinco militantes comunistas, crímenes ocurridos entre noviembre de 1975 y junio de 1976.

En el fallo de primera instancia, el ministro en visita Miguel Vázquez Plaza dio por establecido que existió una agrupación de hecho que operó clandestinamente entre los años 1975 y 1976, conformado principalmente por agentes que pertenecieron a la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea, además de Carabineros, la Marina y el Ejército, cuyo objetivo principal fue la represión a la Juventud del Partido Comunista.

Al mismo tiempo, el juez señaló que la agrupación conocida como Comando Conjunto utilizó centros clandestinos para torturar psicológica y físicamente a los reclusos, con el fin de lograr pistas que llevaran a la detención de otros miembros del Partido Comunista. 

El juez estableció que el modus operandi en el que fueron detenidos los cinco militantes de la juventud del Partido Comunista fue prácticamente la misma, lo que habla de una planificación y alevosía al momento de realizar las detenciones y posteriores ejecuciones en contra de los detenidos.

Así mismo, y según la investigación, se estableció que Ricardo Manuel Weibel Navarrete, Luis Desiderio Moraga Cruz e Ignacio Orlando González Espinoza fueron detenidos en sus respectivos domicilios, en la madrugada y por agentes que vestían de civil.

Las osamentas de Ricardo Weibel fueron encontradas en los terrenos del Fuerte Arteaga, en Peldehue, al igual que las de Ignacio González. Luis Moraga figura hasta el día de hoy como detenido desaparecido.

En tanto, el 8 de junio de 1976, en el sector de Estación Central, Juan René Orellana Catalán se reunió con Luis Emilio Gerardo Maturana González con el propósito de recibir dinero del partido de manos de Maturana González, este último encargado de distribuirlo; momento en que es detenido por agentes, para luego mantenerlo recluido en el recinto denominado La Firma, y posteriormente ejecutado en la Cuesta Barriga, donde se encontraron restos de su persona consistentes en piezas dentarias y prótesis removible.

En fallo unánime, la Quinta Sala del tribunal de alzada confirmó la sentencia impugnada, dictada por el ministro en visita que condenó a Juan Francisco Saavedra Loyola y Manuel Agustín Muñoz Gamboa a las penas de 18 años de presidio, en calidad de coautores de los delitos de homicidio calificado de González Espinoza y Orellana Catalán; 13 años de presidio como coautores de secuestro calificado de Moraga Cruz, Weibel Navarrete y Maturana González; más 3 años de reclusión como coautores de los delitos de secuestro simple de González Espinoza y Orellana Catalán.

En tanto, el ex agente Daniel Luis Enrique Guimpert Corvalán fue condenado a 18 años de presidio, como coautor del homicidio calificado de González Espinoza y Orellana Catalán; 12 años de presidio como coautor de los delitos de secuestro calificado de Moraga Cruz y Maturana González; y 3 años de presidio como coautor de los delitos de secuestro simple de González Espinoza y Orellana Catalán.

Para revisar el fallo completo de la Corte de Apelaciones, pincha aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.