Martes, Febrero 27, 2024

Ex sacerdote publica libro que advierte sobre la devastación forestal en Wallmapu

Compartir

La literatura chilena contemporánea no ha quedado ajena a las problemáticas ecológicas que azotan a nuestro territorio. Y es justamente en esta línea en la que se inscribe el libroVerde como la tierra (Ediciones Oxímoron, 2022), tercer poemario del poeta y teólogo Pedro Pablo Achondo Moya, ex sacerdote que trabajó en cárceles de Brasil y vivió en comunidades mapuche.

De esta última experiencia nace este libro, escrito en clave ecodistópica, en el que Achondo Moya plasma las contradicciones de lo que se considera progreso.

Los 76 poemas que componen el volumen ahondan con ironía y reflexión sobre Dios, nuestra relación con la tierra, cuestiona la idealización del mundo occidental hacia los pueblos originarios y narra lo profundo que se ha enraizado el pensamiento neoliberal en las distintas sociedades que componen Chile. 

En Wallmapu, detalla Achondo, “están pasando muchas cosas. No es solo la lucha territorial, la autonomía, la reivindicación indígena; es también un territorio que desde el punto de vista eco llama mucho la atención. Están los volcanes, las araucarias, los paisajes idealizados de los cuales el capitalismo se apropia para vender un producto. Entonces, la crítica que hay detrás de este libro es contra la mercantilización del paisaje”.

En ese sentido, el autor sostiene que “el capitalismo tiene muchos rostros, el rostro de la militarización, el rostro neoliberal, tiene el rostro ecofriendly, el rostro de la imposición colonial y de una hegemonía narrativa sobre el lugar”.

Llevaban décadas plantando pinos / hasta que los pinos se rebelaron. / Primero congregaron a los eucaliptos / para secar todo el territorio. / Finalmente se inmolaron en fuego / arrasando con cuanta criatura / se les cruzara por el camino, se lee en uno de los poemas, recordando las noticias sobre incendios forestales que llenan las páginas de diarios y noticiarios cada verano.

Pedro Pablo Achondo

Pedro Pablo Achondo explica, juega con la dualidad entre experiencia personal y ficción. De ahí el subtítulo Wallmapu Ecodistopía. “Existen muchos Wallmapu que exceden a la geografía. Por eso hablo, por ejemplo, del Wallmapu de Ucayali. Es decir, estoy transportando una imagen a un lugar que queda en Ecuador, en Perú o en el Amazonas. Uno podría decir que el Wallmapu lo transformo en un símbolo de un deseo, de una proyección de un lugar admirable que todos quieren irrumpir, poseer. Wallmapu existe, como idea, como topos. Sigue siendo un cúmulo de relaciones que hemos ido construyendo a lo largo de la historia”, expone el autor.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.