TOP 5: Los corruptos ligados a José Antonio Kast

Iván Moreira, Jovino Novoa y José Antonio Kast

Cinco figuras vinculadas a los casos de corrupción más emblemáticos de la historia chilena están directamente relacionadas al candidato del Frente Social Cristiano, quien fue en su momento el principal defensor del sistema de aportes reservados a las campañas políticas.


Al prometer que realizará una purga a los funcionarios públicos chilenos, el candidato presidencial de la extrema derecha, José Antonio Kast, garantizó que su intención es la de combatir a la corrupción.

Un argumento curioso si lo comparamos al historial del político y su relación estrecha con al menos cinco figuras vinculadas a los casos de corrupción más emblemáticos de la historia de Chile, y de las cuales él no se alejó incluso tras comprobados los delitos – al contrario, siguió defendiendo incluso a los que tenían condenas en la Justicia.

Acá les dejamos la lista de los cinco políticos corruptos ligados a José Antonio Kast.

1. Jovino Novoa

Uno de los mentores de José Antonio Kast en la política fue este subsecretario de la dictadura de Pinochet cuyos últimos años de vida quedaron marcados por el hecho de ser el primer político chileno en recibir una condena judicial por actos de corrupción.

Jovino Novoa estuvo involucrado en el Caso Penta y también en el Caso SQM, ambos relacionados al financiamiento ilegal de candidatos y partidos políticos. Pero solo el primer caso le rindió una condena: en diciembre de 2015, Novoa recibió sentencia de 3 años de prisión, pero con pena remitida – es decir, los cumplió en libertad, sin jamás pisar la cárcel.

Algo tuvo que pagar: una multa de 7,6 millones de pesos (equivalente a 50% de los impuestos que fueron defraudados) y sus derechos políticos quedaron suspendidos durante tres años, razón por la cual perdió su cargo en el Senado.

En aquel mismo 2015 en que fue condenado, Novoa contó siempre con el respaldo de José Antonio Kast, quien solía aparecer en los medios como una especie de vocero en defensa de este y de otros personeros de la UDI involucrados en casos de corrupción. En una entrevista para CNN Chile en junio de 2015, Kast llegó a afirmar que Novoa “no cometió ningún delito”.

Sin embargo, el argumento más insólito de Kast para defender a Novoa fue su cuestionamiento a las filtraciones del caso en la prensa. De hecho, en aquella misma entrevista para CNN, el entonces diputado reveló haber pedido la apertura de un sumario para saber por qué “las cosas que se suponen son reservadas, aparecen en la opinión pública”.

En otra perla de aquella misma entrevista, el que hoy quiere ser presidente de Chile dijo que “Jovino Novoa fue objeto de una persecución por parte de un grupo político, que lo imputaron hechos que son falsos”.

2. Pablo Longueira

Uno de los principales involucrados en el Caso SQM, sobre todo porque fue él que más entregó en retribución al financiamiento que recibió de la empresa: en 2010, cuando era senador por la Región Metropolitana, Longueira envió a Patricio Contesse, gerente de SQM, un borrador del proyecto de ley de royalty minero, lo que el ejecutivo respondió enviándole indicaciones sobre como reemplazar el texto conforme los intereses de la empresa. Tal acción habría significado un pago de 730 millones de pesos al político pinochetista, por parte de la empresa.

En aquel mismo año 2016, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago decretó arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional, en contra de Longueira. Pero la Justicia no fue mucho más allá: en abril de 2019, el político fue sobreseído definitivamente por el Caso SQM, aunque solo en lo relativo a los delitos tributarios imputados.

Al igual que con Novoa, Kast en aquel momento salió a justificar a Longueira. En marzo de 2016, durante una conversación con Andrea Arístegui y Mauricio Bustamente en el Canal 24 Horas, el entonces diputado UDI dijo que “todos los proyectos de ley tienen de alguna manera influencia de algunos sectores”, e insistió en la idea de que “estamos ante filtraciones de la fiscalía que tienen el evidente interés de perseguir a miembros de un sector político”.

La retribución de Longueira tardó, pero llegó esta semana y contó con una gran ayuda de la prensa empresarial, que difundió sus declaraciones de que “lo peor que le puede pasar a la gente más sencilla y más humilde es que venga una experiencia de izquierda como la de Boric”. Además, algunos de esos medios lo presentaron sin recordar los problemas que tuvo con la Justicia.

3. Iván Moreira

El senador por la región de Los Lagos es uno de los involucrados en el famoso Caso Penta, al ser apuntado como uno los políticos que recibió donaciones de campaña irregulares por parte del holding de los empresarios Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín.

De hecho, Moreira protagonizó una de las primeras pruebas conocidas del millonario fraude tributario: un audio donde Hugo Bravo, exejecutivo de Penta, le comentaba los pedidos del político a Carlos Eugenio Lavín. También se incluyó entre las pruebas cuatro correos electrónicos de Moreira a Bravo, en los que el político utilizaba expresiones como “raspado de la olla” y “cupón de combustible” para referirse a los dineros que necesitaba para su campaña.

La contundencia de esas pruebas llevó a Moreira a reconocer públicamente que cometió irregularidades y pidió disculpas. Pero se equivoca quien piensa que la confesión lo llevó a pagar por sus delitos: en enero de 2018, tras un acuerdo promovido por el fiscal jefe de la Región Metropolitana, Manuel Guerra, el senador logró evitar el juicio oral mediante el pago de una multa de 35 millones de pesos. La decisión pasó por encima de los fiscales del caso, Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, que renunciaron a la Fiscalía tres días después.

Pese a que Moreira no era uno de los más cercanos a Kast durante los tiempos en que militaban juntos en la UDI, igual contó con su defensa, al igual que todos los militantes del partido en aquel entonces.

Además, cabe destacar que, al ser uno de los primeros casos que se dieron a conocer en aquel entonces, fue a partir de ello que Kast inauguró su tesis basada en una fuerte defensa de los aportes reservados para campañas.

En diciembre de 2014, en una entrevista para Canal 13, pese a reconocer que los casos de corrupción de sus camaradas de la UDI “dañan la imagen del partido”, José Antonio Kast dijo que los aportes reservados “evitan persecuciones políticas” y que los candidatos solamente “intuyen de dónde provienen los recursos para sus campañas”.

Aunque ya no son parte del mismo partido, y que Moreira estuvo con Sebastián Sichel en primera vuelta, volvieron a juntarse para la segunda vuelta. Actualmente, el senador es uno de los principales voceros de la candidatura de Kast en el sur del país.

4. Jaime Orpis

El exsenador por la Región de Tarapacá fue uno de los involucrados en el Caso Corpesca. En diciembre de 2020, el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago lo declaró culpable por seis delitos de fraude al fisco y dos delitos de cohecho y condenado a cinco años y un día de prisión efectiva, en sentencia que fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago en noviembre pasado.

Aunque perdió la libertad, al parecer mantiene el respaldo y la amistad de José Antonio Kast, como lo hizo saber el político en declaraciones de septiembre 2017 para el diario Publimetro.

En aquel entonces Kast estaba en su primera campaña presidencial y se adelantó al fallo que vendría tres años después, diciendo que, aunque Orpis fuera considerado culpable por la Justicia, “yo no voy a condenarlo y si lo condenan, seguirá siendo mi amigo”.

Dos años antes, en una entrevista para Canal 13, el mismo Kast dijo que Orpis no tenía que renunciar a su cargo en el Senado, con el argumento de que la UDI había adoptado “una línea de acción desde el comienzo (del caso) cuando pedimos disculpas en diciembre” y asegurando que eso era lo suficiente.

5. Augusto Pinochet

Además de ser uno de los dictadores más crueles de la historia, Augusto Pinochet también fue enjuiciado por una no pequeña lista de crímenes de corrupción, incluyendo el Caso Riggs, el contrabando de armas a Croacia, el traspaso de empresas del Estado a personas cercanas o ligadas a su familia – como SQM a su entonces yerno Julio Ponce Lerou –, entre otras.

Pero nada de eso es un tema para José Antonio Kast, ni siquiera en los tiempos actuales, en que dejó de negar las violaciones a los derechos humanos como lo hacía en el pasado. De hecho, su argumento para relativizar lo que insiste en llamar “gobierno militar” es que “sí se violaron los derechos humanos, se hicieron buenas políticas públicas que marcaron a Chile en estos últimos 45 años”, como dijo durante la primera vuelta de la campaña, en entrevista con Tomás Mosciatti para Megavisión.

Aunque la entrevista más conocida en que Kast habla sobre el dictador chileno es la que concedió a La Tercera durante su campaña presidencial de 2017 y que ahora trata de negar. En aquel entonces, el republicano dijo que “nunca conversé a solas con Pinochet, yo defiendo su gobierno pero nunca me tomé ni un café con él. No hay que ser muy creativo para pensar que si estuviera vivo votaría por mí. Ahora, si me hubiese juntado con él, nos habríamos tomado un tecito en La Moneda”.

Total
515
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.