lunes, junio 24, 2024

Mauricio Briceño: el cuestionado vínculo y liderazgo en organizaciones “indígenas” del parcelero que mató a Eloy Alarcón

Comparte

El pasado sábado 4 de junio el nombre del empresario parcelero Mauricio Briceño Medina (51) se tiñó para siempre con el asesinato del comunero mapuche de 33 años, Eloy Alarcón Manquepán, del Lof Hualapulli–Liumalla en Villarrica, Región de la Araucanía.

Mauricio Briceño

El victimario dijo a la policía que disparó debido a que el joven lo había amenazado con un hacha; los familiares que acompañaban a la víctima aseguran que sin mediar diálogo ni haber hecho ingreso a su predio, Briceño simplemente sacó un arma y le apuntó a quemarropa en el corazón a Alarcón.

Mauricio Briceño
Mauricio Briceño

Hoy el parcelero se encuentra sin medidas cautelares en su contra, luego de que el pasado miércoles, durante su formalización por homicidio, el Juzgado de Garantía de Villarrica decidiera liberarlo argumentando que actuó en legítima defensa.

Leer también: Ni hacha ni enfrentamiento ni invasión: Las versiones de testigos que aseguran que comunero fue asesinado y no en legítima defensa

Mientras la investigación avanza, otra disputa se libra en el mundo mapuche debido a que, así como se exije que Briceño pague por el crimen cometido, desde organizaciones en las que ejercía liderazgo han salido en su defensa, relevando el supuesto beneficio que su rol ha significado, lo que ha sido duramente cuestionado por agrupaciones que acusan un uso de estas para beneficios particulares.

Mauricio Briceño, de sombrero, en la Comunidad Manuel Curinao de Lican Ray

Fue, de hecho, justamente el día en que Briceño quedó en libertad que desde la cuenta en Facebook del llamado Lof Mapu Lican-ray se emitió un comunicado en su defensa, en el que se detalló una serie de antecedentes respecto al imputado por homicidio.

En el documento, el “Lof” se presentó como una organización fundada en 2006 por dirigentes de comunidades indígenas de los cerros Chihuaico, Challupen y Afunalhue. En esa misma línea se define a sí mismo como una “alianza de comunidades indígenas” -10 en total- con más de 20 años con personalidades jurídicas (PJ) “actualizadas y vigentes”, cuyo objetivo sería “articular las necesidades del territorio con las organizaciones públicas para lograr mejorar la calidad de vida de la gente mapuche”.

En el post en la red social a Mauricio Briceño se le menciona como “presidente” del “Lof” -un cargo al menos inusual en las agrupaciones familiares tradicionales mapuche que adoptan este concepto-, destacándose que “fue elegido por una asamblea de dirigentes mapuches (sic) de comunidades indígenas de Lican-ray”, y que “en su gestión se han logrado muchos avances para las comunidades”. “Mauricio Briceño no nos ha utilizado para fines de lucro personal, como se ha dicho”, enfatizaron junto con ello.

Y es que, por ejemplo, bajo la publicación del Lof Mapu Lican-ray es posible observar una serie de comentarios en los que se realizan cuestionamientos por no identificar a las organizaciones que pertenecerían al “Lof” y se acusa precisamente a Mauricio Briceño de lucrar con la venta de tierras.

De hecho, el 4 de junio once comunidades y tres asociaciones indígenas agrupadas en la Mesa Territorial KOM NEWEN LOF Villarrica emitieron un comunicado en donde sostienen directamente que Briceño “es un conocido personaje del lugar que ha usado la causa mapuche para fines mercantiles”.

Junto con ello, se advierte que Eloy Alarcón “se encontraba reivindicando 5 hectáreas en el territorio Mallolafken Mapu (Liumalla Sur) frente a la amenaza de loteos de las inmobiliarias en nuestros territorios, donde participa el citado Carlos (N.del.R: por Mauricio) Briceño”.

En esa misma línea, también en un comunicado público 15 Lof agrupados en el Pu Lof Inalakken Ka Inarukapillan señalaron sobre el llamado Lof Mapu Lican-ray lo siguiente: “Aclaramos enfáticamente que no es un ‘Lof‘, eso es un invento creado para fines asistenciales, donde se agrupan las comunidades jurídicas beneficiadas por el Programa Chile Indígena en su fase II; comunidades que cumplían sus requisitos, invento de la Conadi que forma mesas territoriales, y ahí el yanakona Mauricio Briceño se aprovechó y era coordinador”.

A través de un recorrido por la cuenta en Facebook de Mauricio Briceño se le puede ver en distintas actividades con autoridades públicas, en el contexto del Programa Chile Indígena, como señaló justamente el Pu Lof.

El Pu Lof Inalakken Ka Inarukapillan profundiza en su denuncia detallando que la familia Manquepan a la que pertenecía Eloy, estaba intentando reivindicar territorios que les pertenecen legalmente debido a la posesión de un Título de Merced a nombre del abuelo del joven, Hilario Manquepan, de aproximadamente 933 hectáreas.

“Un terreno que estaba siendo loteado irregularmente para la instalación de inmobiliarias, donde Mauricio Briceño se prevalecía de su papel que le brinda la calidad indígena y se prestaba para estas empresas truchas para comprar y vender tierras mapuche, afectando los ecosistemas naturales, fuentes de agua, como menokos, trayenko y sitios significativos espiritualmente, afectando nuestro feyentun, az mapun, kume mongen”, apuntó al respecto la organización mapuche.

En tanto, en entrevista con La voz de los que sobran, el pasado 9 de junio la abogada mapuche Marta Yáñez, quien representa a la comunidad a la que pertenecía Eloy Alarcón y que colabora con su colega Karina Riquelme en el caso por el asesinato del joven, se refirió a esto mismo al explicar el momento en que lo conoció cuando este la contactó porque tenía una historia y un problema que contarle.

En aquella ocasión Eloy le explicó que era nieto de Manuel Manquepan Nahuelpan, quien gracias al aludido Título de Merced poseía junto a su familia y descendientes un lote de más de 900 hectáreas en el sector de Liumalla. En ese contexto, le señaló que estaba muy preocupado por un particular hecho.

Eloy Alarcón
Eloy Alarcón

“Una persona no mapuche se casó con una de la comunidad con el único objetivo de obtener la calidad indígena, según la ley indígena. Y usó esa calidad indígena para comprar terrenos a un tío y después comenzó a hacer parcelaciones y loteos de los terrenos para venderlos a personas que no necesariamente son mapuche ni tienen una vinculación y un arraigo con la tierra”, relató la abogada Yáñez, destacando finalmente que fue esa persona la que le vendió posteriormente tierras a Mauricio Briceño.

En esa misma línea, la jurista advirtió que el interés y preocupación del comunero asesinado era proteger el menoko -humedal abundante en biodiversidad y hierbas medicinales considerado un sitio sagrado- ubicado en uno de los predios en cuestión.

“Eloy era un defensor ambiental, y constantemente iba a ver cómo estaba el menoko, si estaba bien o no; y es por esa situación que él se contacta conmigo y me dice “lagmien, ¿qué puedo hacer?… Llegaron unos winkas al frente y están destruyendo todos los canelos, y yo me tengo que hacer mis remedios prontamente. ¿Cómo lo voy a hacer, de dónde los voy a sacar, si ahí está mi medicina?… El estado emocional de Eloy y su familia era de mucha preocupación porque escuchaban motosierras que estaban echando abajo la medicina con la cual trabajan las machis y los machis del sector”, relató Marta Yáñez.

Por último, la representante de la comunidad de Eloy reveló que el joven y su victimario se conocían de antes, debido a que Briceño era cliente en el taller mecánico que Alarcón tenía desde los 15 años.

Eloy Alarcón
Eloy Alarcón

En la lógica “mercantil” que acusó la Mesa Territorial KOM NEWEN LOF Villarrica se situaría igualmente uno de los proyectos liderados y aparentemente más importantes para Briceño: la empresa de administración inmobiliaria Taiñ Ruka Mew, que es también definida como una “sede de carácter social-comunitaria” en sus redes sociales.

Cabe destacar que en la descripción de la organización se hace hincapié en que esta es financiada por Mauricio Briceño, a quien se le identifica como un “dirigente social”.

En un recorrido por las redes sociales de Taiñ Ruka Mew se puede observar que quien publica casi exclusivamente en ellas es Mauricio Briceño, el que cuelga avisos comerciales sobre los servicios que ofrece la entidad, como la de un topógrafo para “asesoría en tramitación y obtención de título de dominio, habilitados ante Bienes Nacionales y Conadi”. También se menciona el asesoramiento en subdivisión de terrenos.

En una segunda gráfica se reitera el servicio de topógrafos para la “subdivisión y geo mensura de terrenos (loteo con la mayor exactitud a través de GPS geodésico)”, y se agrega el de un abogado para “saneamiento” de estos.

Y junto con ello está, por supuesto, la cuestionada venta de terrenos que también acusaron las comunidades mapuche mencionadas anteriormente.

La voz de los que sobran accedió a la constitución legal de la sociedad por acciones Taiñ Ruka Mew Spa, fechada el 16 de septiembre de 2020. En ella se consigna como accionistas a Patricia Oyarzún Díaz y a Mauricio Briceño Medina, y se establece que “el objeto será otras actividades de servicios, publicidad, actividades empresariales y de profesionales prestadas a empresas no clasificadas previamente, actividades de transportes complementarias y auxiliares, agencias de viaje”.

Como fue destacado en el comunicado público emitido recientemente por el Lof Mapu Lican-ray, Mauricio Briceño ostenta igualmente el cargo de presidente de la Comunidad Indígena Afunalhue, y “por 2 periodos consecutivos”, como enfatizó en la declaración la organización que lo defiende.

En efecto, el parcelero acusado de matar a Eloy Alarcón figura en el documento oficial de la Ficha Privada de la Comunidad Indígena Afunalhue -que obtuvo la personalidad jurídica en octubre de 1994 otorgada por la Conadi- como su presidente y representante legal.

Gracias a esta organización, en noviembre de 2017 el propio Briceño recibió de manos del jefe comunal de Villarrica, Pablo Astete, un comodato de un terreno municipal para implementar una feria costumbrista en época estival, como informó por entonces el medio Red Informativa.

“El alcalde nos apoyó con el comodato de este terreno de 4.950 metros cuadrados para hacer nuestras actividades de verano, ferias costumbristas, para que nuestra gente pueda progresar y tener una actividad económica”, declaró Mauricio Briceño.

Mauricio Briceño recibiendo comodato / Foto: redinformativa.cl

Inesperadamente, el nombre de Diego Ancalao -ex precandidato presidencial mapuche acusado de haber presentado firmas falsas en su candidatura a La Moneda en la última elección-, se vio nuevamente vinculado a un hecho sobre el cual se ha expresado repudio, al descubrirse fotografías en las que aparece junto a Mauricio Briceño.

Las imágenes corresponden justamente al período en el que Ancalao estaba realizando su campaña para aglutinar apoyo ciudadano, ocasión en la que se reunió con el hoy imputado por el homicidio del comunero mapuche Eloy Alarcón.

De hecho, existe un registro en donde se les ve a ambos reunidos junto a otra persona a la que Briceño ha identificado como el sicólogo Felipe Carrera, quien realiza una ceremoniosa presentación de Diego Ancalao, incentivando a la gente a patrocinarlo.

Ante estos antecedentes, Ancalao debió salir a responder a quienes lo interpelaron por aparecer junto a una persona acusada de disparar a quemarropa a un joven comunero mapuche y quitarle así la vida.

“El año pasado fui invitado a muchas reuniones en Villarrica y Pucón. Se tomaron muchas fotografías que se publicaron en esa época. Por supuesto que no sabíamos quién era (Mauricio Briceño) ni lo que haría”, señaló en su defensa el otrora presidenciable, añadiendo a ello que “condenamos completamente a esa persona”.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.