Los grandes empresarios detrás de los Camioneros: Un gremio que podría desabastecer el país en pandemia

El mapa del poder que se oculta detrás de los voceros incluye a los principales grupos económicos de Chile como las familias Solari (ChileTransporte), Angelini (CNTC) o Luksic (CNDC). Las organizaciones de camioneros hoy están divididas por el llamado a paro y no todos están de acuerdo con dejar al país sin provisiones en plena crisis sanitaria. Uno de los grupos más agitadores es APRA, organización vinculada a Evópoli y a los ataques racistas al pueblo mapuche en La Araucanía.

Los camioneros presentaron un ultimátum que debe ser respondido por el gobierno este jueves con un petitorio que exige avances en el Congreso para 13 proyectos de ley relacionados a la seguridad , de los cuáles seis fueron presentados por el ejecutivo y cinco por la oposición.  De los tres restantes, solo en dos tuvo participación minoritaria la oposición y uno todavía no es presentado, dado que corresponde a un proyecto elaborado por la Mesa Asesora Presidencial.

Entre los proyectos exigidos por los camioneros están la Ley de modernización de Carabineros de Chile y Policía de Investigaciones, Ley de modernización del sistema de inteligencia, Ley que modifica el Código Penal para permitir la utilización de técnicas especiales relacionadas con las conductas terroristas, Proyecto que regula el estado de alerta para prevenir daños a infraestructura crítica y la Modificación al Código Penal para aumentar las penas de usurpación de inmuebles y derechos reales, entre otros.

El vocero de gobierno, Jaime Bellolio, respondió en Cooperativa señalando que el paro era una “presión indebida”. “Cuando ponen una fecha de ultimátum se cruza una línea de lo que no es debido”, fustigó.

Lo que poca gente sabe es que, detrás de los camioneros y voceros como Juan Araya y Víctor Jorquera (quienes finalmente no se sumarán a la movilización), Sergio Pérez, José Villagrán, o los voceros de la Multigremial (cofundada por el dueño de trabajando.com Juan Pablo Swett) están las grandes fortunas del país.

Uno de ellos es el grupo Solari, que tiene la empresa de camiones Sotraser, una de las más grandes del país y que pertenece al gremio ChileTransporte. El grupo comandado por Liliana Solari es conocido por sus negocios en retail, pero además tienen inversiones en salud, al controlar Clínica Las Condes y la Isapre Colmena. Su hijo Carlos Heller es quién dirige Sotraser.

Camión de Sotraser

Heller también es dueño de las empresas comunicacionales del grupo (Mega, Radio Carolina, ETC TV, entre otros) y del club de fútbol Universidad de Chile, ya que, controla el 63,7% de las acciones de Azul Azul.

“Actualmente la empresa cuenta con una flota superior a los 700 camiones y una presencia geográfica a lo largo de prácticamente todo el país, generando trabajo directo a más de 1.600 personas”, comenta la página web de Sotraser,

Por otro lado, el grupo económico Luksic también tiene su empresa de transportes, a través de Quiñenco controlan Enex, uno de los grandes distribuidores de combustible en Chile y dueños de la marca Shell.

“Actualmente, Enex es el segundo mayor distribuidor de combustibles en Chile, con una participación de mercado en el volumen despachado de 21,1% del total de combustibles y de 24,5% en el segmento estaciones de servicio, al cierre de 2019”, comenta la página web del grupo Quiñenco.

El grupo Luksic pertenece a la Confederación Nacional de Dueños de Camiones en Chile (CNDC) mediante esta empresa.

Para el día del camionero Enex les dedicó un breve video homenaje, donde mostraron las actividades que realizaron con ellos en las bencineras Shell en carretera.

Quiñenco también tiene el 52,2% de la empresa transnacional SM SAAN que se encarga de toda la logística al trasladar productos desde los puertos a su destino final. Ellos operan desde los puertos de Iquique, Antofagasta, San Antonio, San Vicente, Corral, Guayaquil (Ecuador), Caldera (Costa Rica), Mazatlán (México), Port Everglades (EE.UU) y Cartagena de Indias (Colombia).

Los miembros más famosos de Quiñenco son Iris Fontbona, viuda de Andrónico Luksic Abraloa y Andrónico Luksic Craig, dueño de Canal 13.

El poder de la Confederación Nacional del Transporte de Carga (CNTC)

Otro grupo que tiene influencia en el rubro, y reconocido poder en el sur de Chile, es la familia Angelini a través de la empresa de transporte de pasajeros y de carga Cruz del Sur, junto a la distribuidora de combustible Copec.

El Grupo Angelini pertenece a la Confederación Nacional del Transporte de Carga (CNTC) que apoya el paro indefinido de camioneros mediante la empresa Cruz Del Sur, que forma parte de Fenabus, grupo gremial que está en la mesa de la CNTC. Su principal apoyo a la causa se debe a los negocios forestales.

Forestal Arauco es la empresa de los Angelini que opera principalmente en La Araucanía y que ha usado todo tipo de acciones legales para quedarse con territorios del pueblo mapuche con el objetivo de crear la mayor empresa celulosa de Latinoamérica.

Por ejemplo, cuando la comunidad Yani Lov Rali Cura pretendía recuperar unos cementerios indígenas el año 2019, una denuncia por robo de madera hizo que la Fiscalía del Bío Bío desconociera los títulos de propiedad mapuche, dando crédito a documentos de Julio Ponce Lerou, el yerno de Augusto Pinochet, cuando este fue director de Conaf en los años 80.

El pasado 21 de agosto, la empresa Copec también se pronunció brevemente sobre el movimiento de los camioneros. “Gracias por mantener al país en movimiento” reza la publicidad que subieron a redes sociales.

Ligada a la multigremial, donde conviven grandes conglomerados con asociaciones más pequeñas de empresarios locales, aparece por ejemplo la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), liderada por Patricio Donoso Tagle, quién fue denunciado a Contraloría en septiembre del año pasado por construir 160 viviendas en zona de riesgo de inundación.

Dentro de los 360 consejeros nacionales que tiene la CChC hay empresarios con conexiones políticas, como Jaime Danús Larroulet, familiar de Cristián Larroulet y el diputado UDI Javier Macaya.

Por otro lado, en la CNTC también participa la Federación Gremial de Buses, en donde están todas las empresas de buses del país, como Cruz del Sur del grupo Angelini, Tur Bus y Pullman Bus.

Pullman Bus hoy es dirigida por Pedro Farías Soto y su hijo Luis Pedro Farías Quevedo, con una red de buses que transportan pasajeros por todo el país, sumado a convenios con grandes empresas para el traslado de trabajadores, especialmente en mineras.

Tur Bus es controlada por la familia Diez González, con más de 9.000 trabajadores, una flota con cerca de 900 buses y alrededor de una decena de filiales: Buses Jac, Cóndor Bus, Tas Choapa Internacional, Inter Sur, Jota Ewert, Buses Bío Bío, entre otros. Además, opera en el negocio del transporte privado de trabajadores a través de la empresa Viggo y de cargo con Starken.

Finalmente, entre los grupos de mayor poder, está la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G, con empresas ligadas a distintos escándalos de corrupción y manipulación como su participación en el bullado caso Corpesca y el “Salmonleaks”, donde entregaron datos erróneos al Sernapesca, ocultando cifras de mortandad y contaminación.

Dentro de dicha organización gremial está Daniel Farcas del Centrovet, quién fue sindicado en otro reportaje de La Voz De Los Que Sobran como una de las personas que tenía conflicto de intereses en el desarrollo de la vacuna Covid-19 en Chile.

En la multigremial también hay asociaciones de camioneros locales más pequeñas que apoyan estas acciones y otras agrupaciones como la cámara de Comercio de Temuco, la Sociedad Agrícola del Norte y Chile Cowork.

Los empresarios están divididos

Tras varias reuniones y declaraciones cruzadas, las organizaciones de camioneros vinculadas a los grupos Luksic (CNDC) y Solari (ChileTransportes) decidieron rechazar el paro. “Eso es terrorismo, decir que no va a haber arroz, azúcar o medicamentos ¿Qué pasa si en una ciudad no puede llegar un camión con oxígeno a un hospital?”, comentó Juan Araya, de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile (CNDC) a Radio Usach.

Araya aseguró que con el paro “la gente nos va a repudiar” y recordó que ellos como Confederación Nacional de Dueños de Camiones, en sus 65 años de existencia, han estado en muchas movilizaciones, algunas históricas (1972 / 2018), pero nunca han dejado de abastecer a la población. Explicó que la CNTC, comandada por Sergio Pérez, se separó de la CNDC de la que formaba parte por esta misma razón.

“No hay que aprovecharse de estas circunstancias para poner en jaque al gobierno”, señaló Araya. La CNDC está vinculada al grupo Luksic porque su empresa Enex Shell participa de esta organización gremial.

Después de ello, ChileTransporte, gremio en donde está la empresa del grupo Solari Sotranser, también le quitó el piso al paro.

La campaña del terror de APRA

La Asociación para la Paz y Reconciliación de La Araucanía (APRA) en agosto ha publicado en sus redes sociales una serie de videos con supuestos atentados terroristas, incendios, disparos y sangre, dando la sensación de que hay una guerra civil en el sur de Chile. Esto se mezcla con otras grabaciones que apoyan la campaña del rechazo.

APRA hoy día es liderada por Francisco Alanis, suegro y defensor de Martín Pradenas, quién además amigo del presidente de Evópoli, Andrés Molina.

Según esta organización existirían ejércitos paramilitares en la zona que buscan hacer un golpe de Estado. También aseguran que “la cadena de abastecimiento ya se encuentra interrumpida”.

APRA está en contacto permanente con otros gremios que sí se están sumando al paro nacional de camioneros, como la ACROFAG, Asociación de Contratistas Forestales o el Gremio de Agricultores Victoria-Malleco.

Las acciones de APRA también están relacionadas con Gloria Naveillán, ex candidata a diputada UDI, quién fue una de las personas que llamó a los agricultores a desalojar la municipalidad de Curacautín el 1 de agosto, atacando a los comuneros mapuche que estaban dentro.

Estos últimos días Naveillán se ha dedicado a atacar por redes sociales a Juan Araya, por rechazar el llamado a paro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.