Suprema aplica enfoque de género en favor de mujer con diabetes que pedía que Gendarmería le quitara grilletes en traslados

El máximo tribunal advirtió que el accionar de Gendarmería constituyó “un acto de discriminación (…), trasgrediendo el derecho a vivir una vida libre de violencia”. El propio médico de la institución había señalado, además, que la interna podía sufrir laceraciones y una lenta cicatrización.

La Corte Suprema acogió un recurso de amparo interpuesto por la defensa de Isabel Valdés Pavezna, interna que padece diabetes mellitus, ordenándole a Gendarmería dejar de utilizar grilletes en sus traslados a controles médicos y tribunales.

En un fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal revocó entonces la sentencia desfavorable que había dictado la Corte de Apelaciones de Santiago el pasado 7 de junio, estableciéndose ahora que el accionar de Gendaermería vulnera los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, bastando, en este caso, que solo se haga uso de esposas.

En ese sentido, la resolución señala que se debe dar estricto cumplimiento a lo previsto en los números 47, 48 y 49 de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas, “utilizando las medidas de seguridad que resulten proporcionales a la condición médica que afecta a la amparada”.

Agencia Uno

Sobre los argumentos de los gendarmes para oponerse a la demanda de la interna afectada, el fallo de la Suprema planteó que “no existió justificación alguna para el uso de grilletes, más allá de señalar la norma reglamentaria interna (…), sin referirse a la especial condición de salud de la amparada, circunstancia que constituye una forma de coerción desproporcionada frente a su condición médica, por cuanto solo era suficiente la vigilancia y esposas para controlar un eventual riesgo de evasión”.

Por otra parte, y en una resolución con enfoque de género, la Corte advirtió que el uso de estas medidas por parte de Gendarmería “constituyeron un acto de discriminación en su condición de mujer, al desconocerse su estado de vulnerabilidad y necesidades de protección, trasgrediendo el derecho a vivir una vida libre de violencia que se encuentra garantizado en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.