Miércoles, Febrero 28, 2024

Fallo histórico de la Justicia argentina reconoce la responsabilidad de un empresario en crímenes de la dictadura

Compartir

La Corte Suprema de Argentina dio a conocer este martes una resolución que ordena al Estado argentino reconocer que los crímenes llevados a cabo por las fuerzas de seguridad de la Provincia de Salta, en enero de 1977, contra el sindicalista Víctor Cobos, fueron cometidos por agentes del Estado con la complicidad de Marcos Levín, el empresario dueño de la empresa de autobuses La Veloz del Norte, donde la víctima trabajaba como chofer.

El fallo es histórico por el hecho de que por primera vez la Corte Suprema de ese país reconoce la participación de civiles y de un empresario en los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura de este país, que duró desde 1976 a 1983.

Además de Levín, otro que ha sido apuntado como responsable de los crímenes es José Antonio Grueso, entonces jefe de personal de la empresa La Veloz del Norte. Mientras el empresario es apuntado como mandante de la persecución en contra del sindicalista, el jefe de personal habría colaborado en la operación, trabajando conjuntamente con las fuerzas de seguridad para ubicar a la víctima.

Los otros involucrados son ligados a las fuerzas represivas de la dictadura argentina: el entonces jefe de la Comisaría Policial de Salta, Víctor Hugo Almirón, el oficial Enrique Cardozo, apuntados como los agentes que realizaron las torturas.

Según los testimonios recogidos por el fiscal Carlos Amad, titular del Área de Derechos Humanos de la Fiscalía de Salta, Cobos fue secuestrado el día 22 de enero de 1977, cuando se preparaba para tomar un bus con destino a Tucumán. Cuando llegó a la comisaría, le pusieron una capucha y pasaron a torturarlo. La víctima se mantuvo detenida hasta abril del mismo año, periodo en que siguió sufriendo sesiones de tortura con alguna frecuencia.

La fiscalía utilizó el caso de Víctor Cobos como simbólico, por ser el primero en que se reunieron las pruebas suficientes para determinar la participación de Levín en los hechos. Sin embargo, hay una lista de autoría de José Antonio Grueso –ex jefe de personal y mano derecha del empresario– con los nombres de otros 16 trabajadores de La Veloz del Norte que habrían sido perseguidos por las fuerzas de seguridad de la Provincia de Salta. Los hechos relacionados a esas potenciales víctimas todavía están siendo investigados.

Cabe recordar, además, que Levín fue el primer empresario condenado por crímenes de lesa humanidad en 2016, pero la Cámara Federal de Casación Penal derrumbó esa sentencia al año siguiente; de hecho, la decisión de la Corte Suprema esta semana es una revisión de aquel fallo de segunda instancia, lo que ha levantado algunas críticas en la prensa argentina, por haber tardado cinco años en ver la luz, mientras que entre el primero y el segundo fallo hubo solo un año de diferencia.

Finalmente, la posible detención de los responsables dependerá de una nueva resolución de la Corte Suprema, que evaluará cuál sería a pena adecuada, considerando, entre otras cosas, que todos ellos tienen más de 70 años de edad.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.