Álvaro Díaz de 31 Minutos y su reflexión política: “Pamela Jiles los trata de nietitos, de una manera ya pero degradante”

En conversación con La Tercera, Álvaro Díaz habló sobre la farándula de la política y cómo ve al Chile actual. “Cuando viene el estallido, la tele abierta había perdido mucha importancia, se la consideraba una tele para pobres. Y encontró en la política el nuevo aire.


Una de las mentes tras 31 Minutos, Álvaro Díaz, conversó con el diario La Tercera. En la entrevista habló sobre el efecto de la farándula en la política, la llegada de Pamela Jiles, Julio César Rodríguez y cómo ve el humor post estallido social.

Sobre el traspaso de rostros de SQP y Primer Plano a la política comento que “Pamela Jiles y Julio César son muy distintos, pero ambos vienen del periodismo político y, por razones que ignoro, recalan en la farándula, donde el trato a las personas, desde afuera, parecía una relación de abuso: aprovecharse de gente débil o necesitada dispuesta a ser humillada a cambio de fama. Pero si empiezas a conocer a los actores de ese mundo, esas eran relaciones de mutua conveniencia, horizontales”.

Sobre la misma línea indicó que “si tú eres Julio César, ¿qué son los políticos? Personajes que andan detrás de los votos y que hacen cola por aparecer en tu matinal y no les importa que los denigres. Son capaces de matarse por estar media hora en ese programa. Y en cierto sentido, se parecen a los chicos reality”.

Respecto a la crisis de la televisión, dice que ese mundo encontró un camino en la política para seguir existiendo. “Cuando viene el estallido, la tele abierta había perdido mucha importancia, se la consideraba una tele para pobres. Y encontró en la política el nuevo aire. Y en su largo paso por la farándula había aprendido a usar lógicas de realismo exacerbado, por decirlo así, donde todo es concreto, crudo, excesivo. Julio César y Pamela generan adicción por eso, porque cruzan la barrera del exceso”, indica Díaz.

Acerca de la comedia de hoy tiene una opinión tajante. “Sí, al final te pones nervioso, porque esperas algo de humor y lo que ves es un tipo con cara de milico diciendo cosas brutales. Y se supone que me tengo que reír, pero es fome. Lo mismo pasa con el Violento Parra. Hablar como un fascista, decir cosas muy odiosas sin ningún tipo de abstracción, no es una parodia.

Finalmente, Álvaro Díaz afirmó que “vivo de algo que ha durado muchos años, me he dado cuenta de que puedes subsistir mientras no trates de estar de moda todo el rato. Crea a tu propio ritmo y te puedes comunicar desde donde estás. No es tan fácil

Total
6
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.