lunes, julio 15, 2024

Netanyahu reconoce que Israel mató a refugiados en Rafah pero lo califica como “trágico error”

Ante fuertísimo rechazo internacional al ataque que mató a 45 mujeres, niños y ancianos el pasado domingo, primer ministro israelí trató de decir que su ejército “hace el mayor esfuerzo por no dañar a civiles inocentes, pero observadores de DDHH contestan su versión

Comparte

La muerte de 45 civiles durante un bombardeo israelí realizado este domingo (26/5) contra el campo de refugiados de Tel-al-Sultan, en Rafah, región sur de la Franja de Gaza, generó un rechazo internacional tan grande que obligó al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu a reconocer que su ejército ha cometido un “trágico error”.

En declaración entregada este lunes (27/5), el mandatario del gobierno de Israel afirmó que los soldados israelíes “evacuaron a alrededor de un millón de residentes no combatientes y, a pesar de que nuestro mayor esfuerzo es no dañar a los civiles inocentes, lamentablemente, anoche ocurrió un trágico error”.

“Estamos investigando el caso y llegaremos a las conclusiones porque esta es nuestra política”, agregó el político.

Las palabras de Netanyahu confirman que las víctimas del bombardeo llegaron al campo de refugiados porque fueron llevadas al local por los soldados israelíes, miembros del mismo ejército que bombardeó el local horas después.

Hasta el momento se han registrado 45 muertes, pero también hay más de 200 personas heridas, muchas de ellas de gravedad, y la capacidad de tratamiento de eso heridos está comprometida por las restricciones impuestas por Israel para la llegada de insumos básicos a la región.

Rechazo internacional

La versión de Netanyahu y del gobierno de Israel ha generado aún más reacciones negativas, sobre todo de observadores de derechos humanos presentes en la Franja de Gaza, los cuales consideran que los oficiales israelíes eran conscientes de que el campo de refugiados albergaba a miles de civiles inocentes, la mayoría mujeres, niños y ancianos, por lo que consideran inaceptable el relato de que el bombardeo a sido resultado de “un error”.

Además, antes de la declaración del primer ministro, la primera versión entregada por Tel Aviv sobre los hechos habría sido de que el ataque fue necesario porque sería una “zona controlada por Hamás”, lo que choca con el hecho (admitido por Israel) de que fueron los mismos soldados israelíes que llevaron a los refugiados a aquella zona.

El Alto Comisario para Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Volker Türk, expresó este mismo lunes su pesar por lo ocurrido, y resaltó el hecho de que algunos de los voluntarios afirman tener pruebas en foto y video de víctimas que fueron quemadas vivas durante el ataque israelí. Algunas de esas imágenes de cuerpos calcinados han pasado a circular en las redes sociales.

“Observo que las fuerzas de Israel han anunciado una revisión, pero lo que está bastante claro es al tomar la decisión de atacar un local como ese, densamente poblado de civiles, el resultado es totalmente predecible”, señaló el comisario de la ONU.

Türk también declaró que “las imágenes del campo de refugiados son horribles y no indican ningún cambio aparente en los métodos y medios de guerra utilizados por Israel, que ya han provocado tantas muertes civiles”.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.