Con inédita canción comienza la celebración de los 25 años de Buena Vista Social Club, el proyecto estrella de la música cubana

Extraída como una de las novedades que tendrá la re-edición del mítico disco Buena Vista Social Club por sus 25 años, ‘La pluma’ viene acompañada de un videoclip con imágenes de las sesiones en La Habana de 1996, filmadas por Susan Titelman.


Con las imágenes del mítico a Compay Segundo y su banda Los Muchachos tocando en un rincón de La Habana, se estrenó la inédita canción ‘La pluma’, una hermosa trova con letras que se remontan a los poetas del siglo XIX y con la que se inician las celebraciones de los 25 años del proyecto Buena Vista Social Club (BVSC).

Como se ha dado a conocer, ‘La pluma’ es una de las cartas de amor musicales menos conocidas que escribió Compay, descubierta por Ry Cooder –gestor de BVSC– durante largas conversaciones en el estudio, cuando el músico californiano le pedía que hablara sobre los viejos tiempos de la trova.  En este caso, Ry descubrió que Compay se había enterado de un concurso de composición de canciones organizado por una empresa que fabricaba bolígrafos. Escribió esta canción, pero probablemente no la envió. Ya que sabemos que no ganó.

En este aniversario 25 de la grabación del álbum, Buena Vista Social Club vuelve con el álbum original remasterizado por el ingeniero ganador del Grammy Bernie Grundman, en las definitivas ediciones en formatos 2LP + 2CD Deluxe Book Pack, 2CD, 2LP vinilo desplegable y formato digital, las que están programadas para el 17 de septiembre.

Esta nueva edición e incluirá además canciones nunca antes escuchadas de las cintas de la sesión original de 1996 –como ‘La pluma’– y la anteriormente compartida ‘Vicenta’.  Además, todos los formatos incluyen nuevas notas, fotografías y letras inéditas, biografías, impresiones artísticas y una historia escrita del legendario Havana Club original disponible exclusivamente en el formato Deluxe Book Pack.

De camino a la vereda

La historia, autenticidad y mística de Buena Vista Social Club arde tan brillantemente hoy como siempre para los fanáticos nuevos y viejos. El 26 de marzo de 1996, el trío formado por el director de orquesta cubano Juan de Marcos González, el productor y guitarrista estadounidense Ry Cooder y el productor y propietario del sello discográfico británico Nick Gold reunieron un grupo improvisado de músicos cubanos en los históricos estudios EGREM / Areito de la década de 1950 en Centro Habana.

Buena Vista Social Club en el Carnegie Hall (Foto: Ebet Roberts)

La mayoría de los reunidos eran célebres veteranos de la época dorada de la escena musical cubana de los años cuarenta y cincuenta. Ninguno de ellos tenía idea de que las grabaciones que estaban a punto de producir cambiarían la vida de muchas personas, incluidos ellos mismos, y cambiarían para siempre la posición de la música cubana en el mundo. 

Buena Vista Social Club fue el nombre que se le dio tanto a este extraordinario grupo de músicos como al disco, grabado en tan solo siete días. El estudio, propiedad del sello nacional de Cuba EGREM, se instaló originalmente en la década de 1940 y es célebre como una gran joya en la historia de la grabación. La gran sala con paneles de madera permitió que la grabación se llevará a cabo con el conjunto completo grabado tocando “en vivo”, lo que coloca al oyente en la sala entre los músicos. No hay duda de que esto jugó un papel importante en el sonido mágico de las grabaciones finales.

De la atmósfera de las sesiones de grabación quedó claro que estaba ocurriendo algo muy especial, pero nadie podría haber predicho que Buena Vista Social Club se convertiría en un fenómeno mundial: recibió un Grammy en 1997 y con ocho millones de copias superó en ventas a cualquier otro disco del mismo género. El impacto de esas sesiones todavía se siente 25 años después, y la vitalidad y el encanto seductor de la rica historia y cultura de Cuba brilla tan intensamente como siempre en estas grabaciones definitivas. 

La aclamación del álbum original ha elevado a los artistas –incluidos Ibrahim Ferrer, Eliades Ochoa, Compay Segundo, Rubén González y Omara Portuondo– a la categoría de súper estrellas, ha inspirado una película premiada de Wim Wenders y ha contribuido a popularizar la rica herencia musical de Cuba. Producida por Ry Cooder para World Circuit, la calidad atemporal de la música y el puro entusiasmo de los intérpretes veteranos han asegurado que esta sea una de las grabaciones históricas del siglo XX.

Le cogió candela

Esta nueva edición incluye temas que fueron grabados durante esa famosa semana de 1996 pero que nunca fueron lanzados; algunas pensadas como sugerencias de repertorio, algunas improvisaciones espontáneas y gemas. También hay tomas alternativas de algunas de las ahora famosas y más queridas canciones del álbum.

“Los muchachos de Buena Vista vuelan alto y nunca pierden una pluma. Si pierdes el barco esta vez, tendrás el blues para siempre”.

Ry Cooder

“Buena Vista Social Club ha sido probablemente el disco más importante de la música cubana de fines del siglo XX, y definitivamente el que reabrió las puertas del reconocimiento internacional para el son cubano. 25 años después todavía puedo sentir las vibraciones positivas del estudio y, por supuesto, el placer de haber contribuido en cierta medida al disco que rescató la música de mi país y muchos de sus grandes intérpretes de las sombras”.

Juan de Marcos González

“Buena Vista Social Club es una grabación única en la vida de la música cubana en su mejor momento trascendental. La magia creada en ese estudio de La Habana suena tan vital y hermosa hoy como hace 25 años”.

Nick Gold

“Buena Vista Social Club reunió a grandes músicos de la época dorada de la música cubana y llevó con éxito nuestra música tradicional al resto del mundo. Me permitió ser reconocido internacionalmente por los sones, guarachas y boleros que venía haciendo desde que era joven. También me hizo reconectarme con músicos con grandes experiencias a los que admiraba. Buena Vista nos unió a través de la música y éramos una familia bien dirigida. En este 25 aniversario, recordaremos con merecido orgullo a aquellas grandes leyendas que siempre estarán presentes entre nosotros. Celebraremos con alegría el legado del Buena Vista Social Club y la música tradicional cubana”.

Eliades Ochoa

Veinticinco años después de los días fortuitos de las grabaciones, y mientras legiones de nuevos fanáticos continúan descubriendo el atractivo perdurable y seductor del álbum, estas ediciones del 25 aniversario nos brindan la oportunidad de acercarnos a la mística y revivir las sesiones de las cuales nació un fenómeno global.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.