“Vendedores fueron mojados y gaseados por Carabineros”: Vecino destaca “lo que no se habla” de lo ocurrido en Lastarria

Imagen referencial.

“Hoy están todos los locales funcionando sin ningún problema (…) Lo único que se quemó fue un árbol que tenía arriba atrapada una bomba lacrimógena y vinieron los Bomberos a apagarla”, enfatizó el habitante del barrio capitalino.


A través de un video subido a su cuenta de Twitter, el usuario de la red social Carlos Reyes (@CAReyesG) compartió una conversación que tuvo con un vecino del Barrio Lastarria, quien desmintió información que ha circulado en redes sociales respecto a una supuesta quema de locales en ese sector tras la manifestación del viernes en Plaza Dignidad. La persona destacó, además, hechos que la prensa tradicional no ha informado, como una agresión que habrían sufrido vendedores ambulantes.

En ese sentido, el vecino planteó que “no existe ningún local quemado. Lo que se destruyó fueron unas mesas y loza, y hubo un ventanal roto por una pelea que se generó entre los mozos y la gente que estaba comiendo con quienes iban arrancando”.

“Hoy están todos los locales funcionando sin ningún problema (…) Lo único que se quemó fue un árbol que tenía arriba atrapada una bomba lacrimógena y vinieron los Bomberos a apagarla”, agregó.

El vecino aprovechó de realizar una denuncia respecto al actuar policial durante los incidentes en Lastarria, señalando que “lo que no se ha hablado es que la gente que estaba trabajando en la entrada del Paseo Lastarria con Merced, fueron completamente mojados y gaseados por los ‘guanacos’ y ‘zorrillos’ que llegaron ese día”.

Total
451
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.