Vecinos de Ñuñoa critican rol del Servicio de Evaluación Ambiental por aprobación de megaproyecto comercial del Grupo Saieh

Vecinos de Ñuñoa critican fuertemente el rol del Servicio de Evaluación Ambiental por aprobar el megaproyecto del Grupo Saieh, pese a una serie de irregularidades en la tramitación del permiso ambiental y donde entregaron una proyección vial desactualizada. Además, “presentaron elecciones metodológicas para evitar la realización de un Estudio de Impacto Ambiental”, señalan desde la comunidad.

Durante la mañana de hoy, varias personas, incluidas autoridades comunales, se reunieron a las afueras del Metro Ñuble, en las cercanías del lugar donde se emplazará el megaproyecto del Grupo Saieh y que considera la construcción de 210.00 m2 para el mall, contando con 7 subterráneos. La edificación, además, contará con 6 niveles sobre el piso y 163 locales comerciales. También se levantarán 2 torres de 22 pisos con un total de 504 departamentos y una torre de 11 pisos para el arriendo de oficinas.

Foto: concejalas de Ñuñoa se manifiestan en contra la construcción del Mall Vivo

El proyecto es ampliamente resistido por las y los vecinos de los sectores aledaños, puesto que perjudicará enormemente la calidad de vida en el lugar y traerá consigo contaminación atmosférica y acústica, eventuales afectaciones a la red de alcantarillado, saturación vial y un daño al comercio y economía local.

La comunidad ha criticado fuertemente al Servicio de Evaluación Ambiental, debido que la Inmobiliaria VivoCorp, del Grupo Saieh, fraccionaron el proyecto en dos etapas, utilizaron una proyección vial desactualizada, del 2015 y que no considera los innumerables edificios que se han levantado en el lugar y los que están en construcción. Además, critican la manipulación de indicadores metodológicos cualitativos, con el único fin de disimular el impacto ambiental que genera sobre las comunidades aledañas. “Afirmamos que estas irregularidades no son arbitrarias, sino que forman parte de una cadena de elecciones metodológicas para evitar la realización de un Estudio de Impacto Ambiental reemplazándola por una Declaratoria para ahorrar tiempos con dificultades administrativas y anular la voz de las comunidades”, señalan en una declaración que está firmada por 17 juntas de vecinos aledañas a la construcción, varias organizaciones sociales y 7 concejales de la comuna de Ñuñoa.

En el documento señalan que agotarán todas las instancias administrativas propias de la institucionalidad ambiental y comentan que, anteriormente, ya habían ganado un recurso de en la 3° Sala de la Corte Suprema, la cual detuvo el inicio de la segunda etapa del proyecto y obligó al Servicio de Evaluación Ambiental a realizar un proceso de participación ciudadana, donde ingresaron más de 125 observaciones a través de 21 personas naturales y organizaciones comunitarias. “Sin embargo, todo esto ha sido suficiente. Afirmamos que, en nuestra experiencia, la Participación Ciudadana en estas instancias ha sido meramente decorativa y que el curso de los permisos ambientales ha seguido tal como si nunca hubiéramos participado en él”, añaden en la declaración.

Finalmente, la comunidad hace una dura crítica al Servicio de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, “puesto que a pesar de a la intervención de la alcaldía de Ñuñoa y de la gobernación regional señalando que el proyecto no se ajusta a líneas estratégicas, y a la intervención de carácter técnico de dirigentes vecinales, los únicos que tienen voto en dicho espacio son los SEREMIS designados a dedo por el gobierno de turno, quienes votaron unánimemente a favor del proyecto Mall Vivo dándole luz verde para su ejecución”.

Total
14
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.