“Una mujer imprescindible”: Murió Luisa, la inagotable madre de los hermanos Vergara Toledo

Manuel Vergara y Luisa Toledo. Foto: Daniel Labbé, El Ciudadano

“Hoy quedará marcado como un antes y un después con la huella imborrable de Luisa (…) Madre de la juventud combatiente, seguirá siendo faro inapagable de las y los que luchan”, escribió su familia al informar su deceso.

Este martes murió Luisa Toledo, la madre de los hermanos Pablo, Rafael y Eduardo Vergara Toledo, jóvenes combatientes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Villa Francia asesinados por la dictadura en los años ’80.

Luisa se encontraba aquejada de una prolongada enfermedad y este martes falleció en su eterno hogar de la mítica población ubicada en la comuna de Estación Central en la Región Metropolitana.

La madre de los Vergara Toledo es reconocida por su incansable lucha por conseguir justicia para sus hijos, quienes fueron asesinados en distintas jornadas. El 29 de marzo de 1985 fueron acribillados por Carabineros Eduardo y Rafael en la misma Villa Francia, dando vida al “Día del Joven Combatiente”; Pablo, en tanto, fue hallado muerto junto a Aracely Romo el 5 de noviembre de 1988 a los pies del cerro Mariposa en Temuco.

Rafael, Eduardo y Pablo Vergara Toledo

“MADRE DE LA JUVENTUD COMBATIENTE”

En un comunicado público difundido en las últimas horas, su familia detalla que “su deceso se ha producido en la intimidad de su hogar, rodeada por su círculo familiar más íntimo”.

“En esta fría mañana de julio, orgullosas y orgullosos vemos partir a una mujer inclaudicable, sempiterna, imprescindible. Y aunque Luisa nos deja físicamente, su legado ha calado profundo en la historia de las y los que luchan más allá de las fronteras de este territorio llamado Chile”, se señala en el texto. “Hoy quedará marcado como un antes y un después con la huella imborrable de Luisa. Luisa, madre de la juventud combatiente, seguirá siendo faro inapagable de las y los que luchan”, añaden sus familiares.

“Si tú vas para allá arriba, te encuentras con un país que no es este (…), un país absolutamente gobernando por ellos; ellos no tienen problemas, no les interesamos, somos un lastre, nos van matando de a poco. Por ejemplo, las cárceles están hechas para nosotros, no están hechas para los ricos, no hay un rico preso en las cárceles de alta seguridad, ni en la penitenciaria ni en la de San Miguel donde murieron 80 compañeros incendiados (…) Eso es violencia para mí”, reflexionaba en 2012 Luisa Toledo en conversación con el colectivo de periodistas José Carrasco Tapia.

Y agregaba: “Es violento también ver a los chiquillos botados, borrachos los fines de semana y cuando un cabro tira una piedra y se encapucha dicen ‘No, la violencia, como se le ocurre ser violento’, pero la gente se mete en el bolsillo la violencia real, de no tener que comer cada día, como tratan a los niños, la violencia intrafamiliar, la pedofilia de los curas…”.

Total
62
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.