Tanto que hablaste y predicaste, Sebastián

                            

¿Sebastián Piñera, tú crees que alguien realmente esté convencido de que llevar el tercer retiro del 10% de las AFP se debe a que estás cumpliendo con tu deber de presidente? ¿En serio? ¿Tú? ¿El que no vendía su canal hasta pasados uno meses de haber asumido su primer gobierno? ¿El que, en plena campaña, pagó una millonaria multa por usar información privilegiada cuando era dueño de LAN? Seamos serios.


Llegaste a La Moneda nuevamente como si fueras el salvador de algo. Fue tal tu campaña de desprestigio a las reformas llevadas a cabo por tu eterna antecesora, que inventaste una crisis a tu medida, apoyado, obviamente, por los medios de siempre. Esos diarios que nunca te quisieron mucho, porque nadie lo hace, pero te dio apoyo para que volvieras a la casa de gobierno.

Dijiste que vendrían tiempos mejores. Dijiste también, ante cada cambio de gabinete de Bachelet, que lo mejor era cambiar gobiernos cuando estos no resultaban. Te paseaste por el mundo hablando de temas que no conoces más que en abstracto; apenas asumiste tu segundo gobierno, interviniste en la política interna de un país como Venezuela no para solucionar algo, sino para, como siempre, salir ganando y construir una imagen sobre tu persona que no es tal.

Hablaste y hablaste. Predicaste en cada ocasión que tuviste y te creaste oportunidades para parecer mejor al resto. Porque eso es lo que tienes instalado en tu cabeza: ganar, competir y no sales de ahí. No hay intereses superiores que rijan tu vida. Tal vez se deba a la manera en que te criaron. A lo mejor tu eterna pelea con tu hermano Pepe, para lograr la atención de tus padres, se convirtió en una filosofía de vida respecto a todos los aspectos. Siempre querías más.

El problema es que para gobernar un país se requiere todo lo opuesto a lo que te ha dado resultado en los otros aspectos de tu vida profesional. Se necesita mirar, escuchar, pero sobre todo entender los contextos y saber leer la historia cuando esta está en movimiento frente a tus ojos. Pero de eso no tienes idea. Los procesos históricos son demasiado complejos para tu mentalidad de especulador. Lo transitorio y la victoria corta son tus terrenos. Lo pensable a largo plazo te aburre, porque el tiempo no da beneficios inmediatos.

¿Tú crees que alguien realmente esté convencido de que llevar el tercer retiro del 10% de las AFP se debe a que estás cumpliendo con tu deber de presidente? ¿En serio? ¿Tú? ¿El que no vendía su canal hasta pasados uno meses de haber asumido su primer gobierno? ¿El que, en plena campaña, pagó una millonaria multa por usar información privilegiada cuando era dueño de LAN? Seamos serios.

Esto lo haces porque no quieres perder. Porque la frustración te parece insoportable. Porque no solo no quieres reconocer que tus bonos son insuficientes, sino porque no quieres que haya nada que les compita. De eso se trata tu vida. No eres más que eso. No eres ni un siniestro dictador ni nada parecido, sino el ejemplo mismo de que la pillería no es lo mismo que la inteligencia, y que para ser servidor público se necesita bastante más moral que para comprar y vender acciones.

No sé si terminarás tu mandato a estas alturas. Hay quienes dicen que es necesario que eso suceda para cuidar la democracia. Pero también parece relevante preguntarse si es que esa democracia puede sostenerse conducida por alguien que no tiene lo suficiente para darle un cauce. Alguien que solo piensa en él y en esos libros de historia que, hoy, ya no quiere que se escriban.

Total
465
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.