Sospechoso: Madre e hija mapuche aparecen muertas en comunidad de Ercilla

“Muerte por asfixia” fue lo que han determinado las investigaciones preliminares de este presunto doble suicidio de Iris y Rosa Quintana que hace recordar mucho al caso de Macarena Valdés. Las comunidades mapuche desconfían de las apreciaciones de fiscalía.


Tras dos semanas de mucha violencia en La Araucanía, con turbas racistas atacando al pueblo mapuche y donde la multigremial nacional amenazó con tomar acciones por sus propias manos si el estado no hace algo, aparecen dos mujeres mapuche de 53 y 17 años muertas en la comunidad mapuche de Ercilla.

Te podría interesar: Noche de cacería: La historia de las turbas racistas que atacaron a manifestantes mapuche

Te podría interesar: Dura amenaza de la multigremial nacional “nos declaramos en libertad para tomar otro tipo de acciones”

De acuerdo con lo que informó el Fiscal Enrique Vásquez y confirmó al medio araucaníadiario.cl, “efectivamente, hemos concurrido al sector Juan Pinoleo de la comuna de Ercilla, atendida la denuncia de hallazgo de dos cuerpos correspondientes a dos mujeres de 53 y 17 años, madre e hija respectivamente, estas personas fueron encontradas por familiares al interior de su domicilio, se encontraban sin vida”.

Además señaló no haber encontrado lesiones evidentes, por lo que ordenó la autopsia de ambos cuerpos y una investigación. La fiscalía informó preliminarmente a Cooperativa que se investiga un doble suicidio.

A su vez, Yanka Millapán de la Red de Mujeres Mapuche comentó en Radio Universidad de Chile sobre la desconfianza de la información preliminar de fiscalía. “Nos preocupa porque se asimila a lo que pasó con Macarena Valdés. Es extraño, todo es extraño, más cuando siempre se ha querido invisibilizar y criminalizar la lucha de nuestro pueblo. Estamos preocupadas porque no tenemos un apoyo por parte de las políticas públicas, menos del Gobierno”, comentó.

El recuerdo de Macarena Valdés

La activista mapuche Macarena Valdés fue encontrada el 2016 muerta en su casa, todos los organismos señalaron que fue un suicidio, pero la investigación de la familia junto a medios independientes comenzaron a establecer muchos vicios en la investigación y que esto podría ser un asesinato.

Esto debido a que Valdés era activista medioambiental y estaba en contra de un proyecto hidroeléctrico de RP Global, transnacional austriaca que estaba construyendo una “pequeña central hidroeléctrica de pasada en Tranguil”.

La fiscalía – de acuerdo con un reportaje del The Clinic – ha intentado dos veces cerrar la investigación y se han perdido documentos y pruebas en el proceso, este sin duda no es el primer caso en donde un aparente suicidio termina en sospecha de asesinato.

Total
2K
Shares
1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.