Siempre será canción nueva: Homenaje a Víctor Jara

víctor jara

Hoy, en una nueva conmemoración de la muerte de Víctor Jara, recordamos sus canciones, sus palabras y sus acciones, que renacen en un momento histórico para Chile, donde el pueblo se cansó de ser la marea sin latido para transformarse en “la primavera que todos vamos construyendo a diario”. Un pueblo que sabe que su derecho a vivir en paz se basa en darle curso a todo el colorido y orgánico  impulso por reconstruir, con pasión y cariño, una patria más justa. ¿Con qué canción recuerdan Víctor Jara? Los invitamos a llenar de canciones las redes.


A 47 años del crudo asesinato de Víctor Jara, su muerte aun nos sigue doliendo. Cada 16 de septiembre, el recuerdo del compositor inunda las redes sociales. Las elocuentes y  hermosas frases de sus canciones riegan la pradera digital de nuestras pantallas y las leemos mientras los arpegios que Víctor hacía en su guitarra resuenan en nuestros oídos como si lo tuvieramos a nuestro lado. No pasa mucho tiempo para que el eco inmortal de su voz profunda inunde también nuestro subconciente.

Sonreímos.

Pero siempre esas imágenes de nuestra imaginación, en algún momento, se tiñen de rojo. Volvemos a la realidad. Recordamos nuevamente la tragedia y la injusticia. El olor del frío plomo de los fusiles militares –que le propiciaron certeros 44 tiros de balas– se cuela en nuestras narices. Sentimos los golpes cobades de la tortura que recibió en los pasillos del ex Estadio Chile, testigos de la ignominia militar; un frío escalofriante recorre nuestra espalda al oír el crujir de los huesos rotos de sus manos… las mismas que minutos antes escribieran, proféticamente, “¡qué espanto causa el rostro del fascismo!”.

En ese mismo texto, que se conocería con el tiempo como ‘Somos cinco mil’, Víctor escribe, tembloroso, “La sangre para ellos son medallas. La matanza es acto de heroísmo”. Otra vez más, la certeza de sus palabras causa escalofríos. Su asesinato fue una muerte colectiva a toda una generación. Fue un mensaje, un castigo disciplinario para todos aquellos que quisieran usar la canción como arma de resistencia, tal como la había usado Víctor en vida.

“Canto que mal me sales cuando tengo que cantar espanto”.

Hoy, cada una de las canciones de Víctor Jara, cada una de sus palabras, de sus acciones, renacen en un pueblo que hace casi un año se cansó de ser la marea sin latido para transformarse en “la primavera que todos vamos construyendo a diario”. Un pueblo que sabe que su derecho a vivir en paz se basa en darle curso a todo el colorido y orgánico  impulso por reconstruir, con pasión y cariño, una patria más justa. Por eso hoy queremos que resuenen por los vientos las canciones de Víctor. Porque la guitarra tiene sentido, razón, corazón, alegría. “Como dijera Violeta, «guitarra trabajadora con olor a primavera»”.

Las canciones del equipo de LVDLQS

«Me emociona, me estremece. Me imagino la escena de amor y la situación de abandono de los obreros de las fábricas. Se me pone la piel de gallina con la melodía y con tan bella letra».
Francisca Quiroga

«A raíz de la investigación del libro Abandonados, con la correlación que hay entre institucionalización y pobreza, y el castigo a las familias precarizadas, al revisitar sus canciones se entiende que estén más vigente que nunca. Sobre todo lo que tiene que ver con la infancia en este país, que es tan marginada y olvidada; de cómo el Estado ignora a la infancia y los castiga en vez de protegerlos. Por eso, a 48 años de la creación de ‘Luchín’, me toca muy personalmente».
Carolina Rojas

«Con ‘Te recuerdo Amanda’ siempre lloro cuando la escucho o canto, al igual que con ‘Duerme, duerme negrito’, ‘Luchín para qué decir. Todas buenas»
Alejandra Valle

«Mi canción favorita es ‘El arado’, porque resume la “ética” y el corazón su canto: el trabajo, la dignidad, la esperanza. “Afirmo bien la esperanza / Cuando pienso en la otra estrella / Nunca es tarde me dice ella / La paloma volará…”»
Mauricio Jürgensen

«Mi favorita es ‘El aparecido,porque en mi colegio, San Juan Evangelista, durante los primeros años de los ochenta la cantábamos con los scout»
Daniel Stingo

«De las más bellas canciones de amor que hizo Víctor, sin abandonar la mirada comprometida que imprimió en cada uno de los versos que escribió».
César Tudela

Total
697
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts