“Se ocultó información que era de vital importancia”: La brutal declaración del exgeneral Hermes Soto en el Caso Catrillanca

El ex general director de Carabineros Hermes Soto declaró ayer en el juicio por el homicidio de Camilo Catrillanca en Temocuicui, caso por el que tuvo que dejar su cargo. Durante su declaración, entregó detalles del procedimiento que acabó con la vida del joven comunero mapuche en noviembre de 2018, admitiendo que los policías acusados ocultaron información importante para el caso.


El ex general director de Carabineros, Hermes Soto, admitió este miércoles durante su declaración en el marco de la investigación por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, que los efectivos policiales que presenciaron el incidente ocultaron información “de vital importancia”.

Según informó La Tercera, en su declaración ante Tribunal de Juicio Oral de Angol, Soto señaló que el día del asesinato a Catrillanca, recibió el llamado del director de Orden y Seguridad de Carabineros, Christian Franzani, quien le indicó que “se había efectuado el uso de las armas y en el lugar había una persona lesionada con el carácter de grave”.

En aquella oportunidad, Soto le envió los antecedentes al entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick, donde habría revelado que en el procedimiento se utilizaron “las armas de Carabineros y que había resultado una persona fallecida. El personal ya estaba citado a declarar a la Fiscalía y la investigación ya la llevaba la PDI”.

En la oportunidad, Soto planteó que lo mejor era que Interior se comunicara directamente con la PDI, pero Chadwick le pidió que viajara directamente a La Araucanía para entrevistar a los cuatro efectivos que participaron del operativo: “les pregunté a todos reiteradamente si habían llevado las cámaras que debían portar, y ellos me dijeron que no. Uno me dijo que la había dejado en su domicilio, otro que la había dejado en el cuartel”, aseguró Soto.

“No pudimos encontrar ninguna información que diera cuenta de que hubo un enfrentamiento; no hubo ninguna comunicación especial de que hubo un enfrentamiento”, señaló Soto en su declaración.

Dos días después del incidente, Soto reconoce que uno de los suboficiales del operativo admitió ante la PDI que sí había usado su cámara GoPro. “Se dispuso la baja de estos funcionarios, a raíz de que, habiéndoles preguntado toda su unidad de mando sobre lo ocurrido, incluido el general director, ellos mantuvieron siempre la versión de que no habían llevado cámaras en su equipo de trabajo al lugar, y ocultaron información que era de vital importancia para el proceso. Por lo tanto, se estimó que las faltas eran graves”, indicó Soto.

En la causa no solo se indaga el homicidio del joven mapuche, sino que también el delito de obstrucción a la investigación y falsificación de documento público, contra siete ex efectivos y un ex abogado de la policía uniformada, quienes se encuentran en calidad de imputados.

Total
192
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.