Rodrigo Karmy, académico U de Chile: “La colonización en Palestina es un proyecto a gran escala, que contempla a una elite de colonos sionistas”

En #LaVozDeLosQueSobran conversamos con el filósofo y académico del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile, Rodrigo Karmy, sobre el conflicto que afecta hace varias décadas a Israel y Palestina y las políticas de Biden hacia medio oriente.


Esta mañana en nuestro matinal, el académico Rodrigo Karmy comentó los principales elementos que rodean el conflicto político Palestino-israelí. Esto, a propósito de las denuncias últimas en que autoridades sanitarias de Palestina acusaron que Israel bloqueó la entrada de 2 mil dosis de vacunas Sputnik a su territorio.

Para el también filósofo, medidas como esta son “algo habitual en la política que tiene Israel respecto del territorio de Gaza. (…) Algo que ha implicado el no respeto de un tratado internacional según el cual los palestinos de Gaza tienen derecho al uso de las 3 millas marítimas que les corresponde. Y lo que ha hecho Israel es cortar el flujo humanitario por mar y aire. Eso ha hecho que Gaza esté destruida en su economía. Eso sin contar el asedio militar permanente de Israel sin razón aparente. Lo que ha transformado a Gaza en un campo de concentración a tajo abierto”, explicó

Qué opina la gente de Israel

Según expuso Karmy, como en todas las sociedades, existen diferencias políticas en la opinión pública. Sin embargo, “existe una gran parte de la población israelí que apoya la colonización sionista sobre territorio palestino“, señaló.

Este escenario se demuestra en la elección de autoridades como Benjamín ​Netanyahu, de ultra derecha. Así, afirmó el experto, “él no solamente ha radicalizado las políticas de asentamiento sobre territorio palestino, sino que además ha “aceitado” el lobby de la grandes empresas norteamericanas de armas, en conjunto con las empresas de seguridad de Israel”.

Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel

Asimismo, y sobre la relación que tiene Estados Unidos con Israel, Karmy afirmó que sobrepasa la política electoral. “Muchas firmas israelíes y norteamericanas están entrelazadas en una triple industria (contraterrorismo, vigilancia fronteriza y control poblacional). De hecho, la misma empresa relacionada al muro entre México y Estados Unidos es la misma que construyó el muro que divide los recursos naturales palestinos en ocupaciones israelíes”, acotó.

No obstante esta influencia derechista, también remarcó que el proyecto de ocupación sionista es casi transversal en Israel, e incluso ha sido apoyada por el partido Laborista, considerado progresista. “La colonización sionista en Palestina es un proyecto a gran escala, que contempla a una elite de colonos judíos europeos, desde finales del siglo XIX hasta la actualidad”, apuntó.

Nueva Guerra Fría

Según Karmy, la instalación de Israel como nación fue decisiva para instalar un conflicto racial. Uno que diferenció a los judíos árabes, que ya habitaban la región, y los judíos europeos sionistas.

“La política israelí desde 1948, cuando formalmente se asienta el Estado de Israel, ha permanecido intacta en las formas de colonización del territorio. Porque el proyecto israelí es conquistar todo el territorio palestino”, puntualizó.

Lo anterior ha consolidado en esa región lo que el académico comparó con la estructura de la Guerra Fría. Misma que fue impulsada por Donald Trump en acuerdo con países petroleros, como Arabia Saudita o lo Emiratos Árabes. Quienes formarían un bloque contrario a países como Irán, que siempre ha sido opositor a Estados Unidos.

Sobre el conflicto en sí, Rodrigo Karmy subrayó que “lo que está en juego es la geopolítica mundial. Si acaso Rusia y China van a poder acceder o no a pozos petroleros y fuentes de gas o van a tener que pasar a través de EEUU para obtener esas fuentes”, concluyó.

Total
15
Shares
1 comment
  1. Es lamentable que un profesor de la prestigiosa Universidad de Chile, repita el mantra falso y odioso de que Gaza es un campo de concentración.
    Muestra el nulo conocimiento de lo que son los campos de concentración, que son infraestructuras en la cual se tienen prisioneros en condiciones muy inhumanas, que obviamente nos recuerda los nefastos campos de concentración de los regímenes Nazi y comunistas.
    Lo único que si es bastante real en Gaza, que su población esta bajo la dictadura islámica de Hamas, la cual domina con mano de hierro y en la cual tiene como política principal la destrucción de Israel y la imposición de una dictadura islámica. En ese aspecto se asemeja quizás a un gran campo de concentración, en la cual los carceleros de Hamas y su gobierno son aplaudidos y ayudados por miles de seudo intelectuales que comparten el mismo odio hacia Israel.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts