Respuesta de Aquatacama a reportaje, la carretera hídrica de Juan Sutil: Científicos y comunidades en alerta por megaproyectos

El 23 de diciembre se publicó en este medio el artículo, La carretera hídrica de Juan Sutil: científicos y comunidades en alerta por megaproyectos, que mencionó el proyecto Río Submarino Sur-Norte Chile -Aquatacama-, de la compañía francesa Vía Marina. Dicho Proyecto captaría una fracción del caudal físico real en la desembocadura de algunos ríos del sur de Chile que excede el caudal ecológico requerido por los ecosistemas del pequeño tramo río abajo y de la pluma del río en el mar. El agua captada se transportaría hacia las zonas en crisis hídrica del centro y norte del país, por un sistema de tuberías submarinas. El proyecto actualmente se encuentra siendo analizado por especialistas del Ministerio de Obras Públicas, más las autoridades regionales de siete regiones involucradas en la iniciativa.

Lamentablemente, el referido reportaje entregó datos inexactos sobre el proyecto, que es necesario precisar mediante esta columna, que el medio nos concedió para ejercer nuestro derecho a réplica. Se lo agradecemos.

  • Aquatacama no plantea “construir un túnel que captaría toda el agua de la desembocadura del río Biobío” sino transportar por una tubería submarina colocada sobre el fondo del mar una pequeña fracción de la “disponibilidad” estimada por un Estudio Corfo/UCh de junio 2019 en 375 m3/s. Dicho Estudio define la “disponibilidad” como el caudal físico real que excede el caudal ecológico.
  • Via Marina viene proponiendo el proyecto Aquatacama desde el año 2006. La primera mención pública fue el 4 de agosto del 2007, y se entregó el Estudio de Factibilidad el 8 de octubre del 2012 al ministro de OO.PP. de la época. A raíz de aquello, fuimos invitados a participar en varios actos públicos en la Región del Biobío, particularmente por la Universidad de Concepción.
  • Aquatacama está a la espera de su eventual Declaración de Interés Público por el MOP para realizar, con el financiamiento de Via Marina, unos estudios que durarán 2 a 3 años, al cabo de los cuales será potestativo del MOP lanzar o no la licitación correspondiente en términos que determinará el MOP. Sólo luego, el eventual adjudicatario de dicha licitación abierta, Via Marina o cualquier otro, empezará la construcción.
  • No constituye ninguna mentira nuestra afirmación que nuestro proyecto submarino” es mejor y más conveniente que cualquier proyecto terrestre similar porque toma el agua en la desembocadura”. Es evidente que los impactos negativos tanto para los hombres como para los ecosistemas de una toma de agua más de 200 km río arriba son mucho mayores que una toma de agua a tan sólo 2 km del mar. Con toda certeza, ya no hay impacto para los hombres. La Evaluación de Impacto Ambiental que estará incluida en los estudios que se realizarán después de la eventual Declaración de Interés Público, determinará y cuantificará tanto la eventual “disponibilidad” como la captación que se autorizará.
  • Las criticas emitidas son sin fundamento alguno hasta que no se analice el eventual impacto ambiental del proyecto. También hay opiniones favorables al proyecto entre los académicos: véase la intervención del Profesor de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez, en la Mesa Nacional del Sesión N°4 del 18 de noviembre de 2019, la cual se podría resumir con la frase siguiente: “O se mueve el agua hacia la agricultura, o se tendrá que mover la agricultura hacia el agua”. Y detalla las bases científicas sobre la cuales se puede fundamentar la primera opción, particularmente en materia de realización de la Evaluación de Impacto Ambiental.
  • Nunca Vía Marina ha dicho o escrito que “el agua se pierde en el mar”. Siempre consideramos el caudal ecológico requerido por el bienestar de los ecosistemas, fauna y flora, tanto del pequeño tramo de río de la desembocadura como de la pluma del río en el mar. Con lo cual, los servicios ecológicos prestados por esas aguas, como por ejemplo la pesca artesanal, no se verán afectados. Así lo han entendido algunas organizaciones de pescadores artesanales que faenan en esas aguas y han remitido escritos favorables al MOP.
  • Al ser la última toma de agua río abajo, mucho más abajo que cualquiera de las tomas que abastecen las localidades de la región a partir del Río Biobío, Aquatacama no constituye amenaza alguna para el derecho humano al agua.
  • Un análisis detallado de las localidades de la Región del Biobío que se abastecen por camiones aljibe demuestra, de forma evidente, que no se trata de falta de recurso hídrico, sino que se trata de falta de inversión en pequeñas infraestructuras de distribución de agua. Las cuales resultarían mucho más económicas. Cabe preguntarse por qué no se realizan dichas obras.
  • Las mejoras agrícolas que el Cambio Climático induce en las regiones sureñas no son ganancias netas: son meros traspasos de cultivos de menor valor añadido a cultivos de mayor valor añadido. Las pérdidas agrícolas que el Cambio Climático induce en las regiones centro-nortinas, sí son pérdidas netas que inducen migraciones no deseadas para muchos pequeños agricultores familiares o de los pueblos originarios nortinos. Así lo han entendido muchos de estos últimos y por ello se muestran favorables al proyecto Aquatacama.
  • La demanda de agua en las regiones centro-nortinas estimadas por el mencionado Estudio Corfo/UCh se reparte aproximadamente: 5% para el consumo humano tanto a través de sanitarias como de APR; 5% para el consumo industrial y minero; 90% para el consumo agrícola, tanto para la grande de exportación como para el pequeño familiar y de los pueblos originarios locales. Cualquier variante del Proyecto Aquatacama que eventualmente se realice después de los mencionados estudios y licitación, entregará agua en proporciones similares.
  • Invitamos todos los interesados, particularmente todos los nombres citados en el reportaje, a participar en las mesas de trabajo que se realizarán durante las consultas ciudadanas e indígenas después de la eventual Declaración de Interés Público. Tendrán entonces la oportunidad de expresar sus puntos de vista, basados en la ciencia, y que serán bien recibidos en el marco del diálogo democrático.
  • Finalmente queremos repetir lo que el reportaje citó de nuestras declaraciones a Ciper: “Invitamos a todos los chilenos a mirar fuera de la caja para alcanzar las soluciones que Chile, y el planeta, necesitan para hacer frente a los desafíos que vienen y asegurarles a sus hijos y nietos un futuro mejor, alcanzado de una manera colectiva; sin prejuicios, ni ideologías, ni nacionalismos, ni intereses sectoriales”.

Félix Bogliolo
Socio fundador y presidente de Vía Marina,
Proyecto Aquatacama

Total
7
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts