Connect with us

Cultura B

Redolés y la censura de radio Bío-Bío: “Lo que dice este periodista es un discurso totalmente cartucho”

Publicado

on

A pocos minutos de subir a sus redes sociales un comunicado comentando lo ocurrido, Mauricio Redolés contestó el teléfono para responder nuestras preguntas. El periodista Esteban Barahona, quien conduce un espacio de trasnoche en dicha emisora los fines de semana, intervino a la mitad de la canción “¿Quién mató a Gaete?” para decir “Vamos a hacer que este tipo de canciones no suenen más”. Para el músico y poeta este fue un retroceso, como volver a los peores tiempos de la dictadura.


Hace 25 años, Mauricio Redolés lanzó una de sus obras más aplaudidas: el disco “¿Quién mató a Gaete?” Un álbum con 18 canciones que contó con la colaboración de diferentes músicos nacionales, como Cuti Aste, Claudio Narea, Álvaro Henríquez, Toly Ramirez, Marta Leyton, entre varios otros. De aquella obra, varias canciones se hicieron populares: ‘Eh, rica’, ‘Chica poco comunicativa’ y ‘¿Quién mató a Gaete?”, la guinda de la torta y una de las más esperadas cada vez que Redolés aparece en un escenario. ¿Quién no ha cantado alguna vez “¿Quién Mató a Gaete, loh cuete, loh cuete?”. 

Parece que el clásico del escritor y poeta del Barrio Yungay aún no había llegado a oídos del periodista Esteban Barahona de radio Bío-Bío, quien conduce un espacio de trasnoche en dicha emisora los fines de semana, que a mitad de la canción la intervino para decir “vamos a hacer que este tipo de canciones no suenen más, por lo menos en el trasnoche de la radio”.

A pocos minutos de subir a sus redes sociales un comunicado comentando lo ocurrido, Mauricio Redolés se acerca al teléfono y se dispone con amabilidad a responder nuestras preguntas. 

Advertisement

¿Cómo te enteraste de la censura de Radio Bio Bio?

– Una persona que estaba escuchando el programa me hizo llegar la información de que había sido censurado.

– ¿Cómo te sentiste en ese momento?

– Me pareció extraño, fue como una vuelta al pasado, a los tiempos de dictadura, cuando no me tocaban prácticamente, excepto muy de vez en cuando algún tema en radio Cooperativa o la radio Umbral que si tenía las puertas abiertas para la producción musical y poética, pero todo esto era muy rara vez y la realidad es que esto sigue siendo así. Hace poco le envié una columna a radio Cooperativa para su sección de columnas, a propósito del estado deplorable en que se encuentra el Barrio Yungay, no se quien estaba a cargo de la sección pero mi columna no fue publicada. Era una columna de alguien que ellos frecuentemente estaban entrevistando, que permanentemente ha tenido las puertas abiertas desde los tiempos de la dictadura y, pese a eso, no me publicaron ni me dieron ninguna explicación. Veo que es un signo de los tiempos, ¿no? La Radio Cooperativa se había venido al Barrio Yungay, me habían invitado un par de veces a donde hablaba este vecino destacado, pero un vecino que cuando quiere colaborar con una columna denunciando el abandono del barrio, no publican. Tampoco estaban obligados a publicarla, pero por lo menos podrían haber tenido la deferencia de haberme dicho: “mira por motivos editoriales” –o lo que sea– esta columna no va a ser publicada”. Te cuento porque esto que pasó no es una cosa solamente de radio Bío-Bío, es una cuestión del periodismo chileno, aquí hay una actitud despectiva y para qué decir los canales de televisión.

Hiciste una declaración en tu fanpage, ¿cómo esperas que reaccione Bío-Bío? ¿Qué esperas del medio o del periodista en particular? 

Advertisement

– La verdad es que lo único que espero, y estoy contactando a un abogado, es que lean mi texto en el programa de la noche. Deberían hacerlo, ¿no?  

– No están los tiempos para censurar a nadie, es una canción icónica en tu carrera

– Claro, mira, estoy recibiendo el pago de Chile. A los 20 años caí preso por oponerme al golpe de Estado, era un estudiante de leyes de la Universidad de Chile de la sede de Valparaíso, repartía unos panfletos y me pegué un canazo de dos años, fui a jornadas de torturas kafkianas y producto de la golpiza terminé hospitalizado un mes en el Hospital Naval. Me expulsan de Chile, vuelvo después de 10 años, me integro a la resistencia cultural y política. Nunca he tenido un contrato de trabajo, he sido un cesante crónico. Posteriormente fui a hacer talleres a las cárceles, donde está el pueblo castigado, que se les castiga por ser pobres, por eso las cárceles están llenas de pobreza (porque los grandes narcotraficantes nunca van presos), y hoy me ha llegado una carta de una editorial pidiéndome el poema “Chaos” para un texto escolar de Octavo Básico. Soy un poeta que está siendo leído en los liceos y escuelas, ha habido preocupación de ciertos sectores educacionales por decir “aquí hay una poesía de valor, con humor, con reflexión, y esta radio Bío-Bío ¿se transforma en un juez?, ¿en un censor como en la inquisición? Creo que este país va a pagar por gente como Tomás Mosciatti y ese famoso Barahona que no sé de dónde salió.

Mauricio Redolés ( Foto: Karolina Guajardo)

Su reacción es como la de alguien que viene recién descubriendo ‘Quién mató a Gaete’, ¿se ruboriza porque la canción dice “copete o cuete”?

– ¡Claro! eso es, lo que dice este periodista es un discurso totalmente cartucho, decimonónico, que ruboriza hasta al más cartucho. O sea ¿cómo es posible que en pleno siglo XXI un tema como ‘Gaete’, que fue una canción que abrió las aguas del rock chileno hacia nuevos paisajes, regando y llenando de energía a gran cantidad de jóvenes compositores, sea tratado de esta forma? Es insólito. ¿Mañana van a censurar una pintura de Matta? ¿Van a censurar a Jodorowsky? ¡Se lanzaron con todo! Es un facherío que prefiere mil veces tener el “Caliente Caliente” de Rafaela Carrá –que es el tema que sonaba antes de Gaete– porque esa leserita les parece correcta. 

– Tengo una gran preocupación por el destino de este país, que con esta gente que no respeta ni lo más mínimo y una sinvergüenzura a niveles astrales. Esto que ocurrió con ‘Gaete’ es un granito de arena en un vendaval de confusión y estupidez en el que se está transformando Chile, pero tenemos que reaccionar. Aquí sigue corriendo en gran medida el pituto y los canales de televisión se transforman cada vez más en relacionadores públicos de las grandes empresas. Los artistas chilenos estamos sufriendo un abandono atroz, y los que no sufren ese abandono, no son muy solidarios, digámoslo de frentón. Todo es en función de trabajar con respecto a la cultura norteamericana, como tan bien lo saben hacer muchos y muchas, y no mirar nuestras raíces, ni nuestra música. Entonces, como el objetivo es Grammy, y el Grammy lleva a la fama y rebota pa Chile….

Advertisement

¿Por qué se da esta situación con una canción que ha pasado por todas las radios y es emblemática 25 años después?

– Porque Chile va para atrás, con gente como el señor Barahona quien dice hacerse eco de nueve auditores que le reclamaron por el tema, que debe ser gente con insomnio que no les gusta que uno cante contra la impunidad, la Concertación y la justicia en la medida de lo posible en un tono combativo pero sin perder el humor ni la alegría. Eso es ‘Gaete’. 

– La última vez que vi a Nicanor Parra tenía 98 años, estábamos conversando y de repente me tomó del brazo y me dijo: “Don Mauricio, lo suyo es ‘¿Quién mató a Gaete?’, con eso usted rompió la cátedra’” y se tapó un ojo y abrió la boca como solía hacer cuando estaba muy contento. Me hizo pensar mucho en por qué Don Nica le da tantos créditos a ‘Gaete’. Y creo que el supo ver ahí un juego de conceptos que molestan mucho a la gente facha. El apellido Gaete, que es un apellido tan chileno, y eufónico- “Gaete, cuete, copete, carrete”, tiene esa gracia ese apellido, que hace que la gente reaccione y que hace 25 años la gente me diga “Oye, yo tengo un amigo que se llama Gaete… nos reímos mucho con Gaete” es un apellido especial, la verdad es que Gaete, su cadáver, está vivo a pesar de la Bío-Bío.

Advertisement
Leer más
Publicidad
1 Comment

1 Comment

  1. El espíritu de la radio

    Enero 5, 2021 at 7:29 am

    Arriba tu poesía y música gran Redoles!
    Ningún mediocre ensombreserà tu obra y legado.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Cultura B

La Matria Mic: mujeres al servicio de las que vendrán

Una fortaleza impenetrable, resistente y sólida, que nace desde el arte y el poder de expresión de la música y la literatura, poniendo sobre la mesa los derechos que por siglos se nos han negado. 

Publicado

on

Es 15 de enero y viajo 70 kilómetros para presenciar la tercera edición del festival feminista La Matria, en su edición “Mic” creada el 2018, que se acomoda a la perfección con el formato pandémico, porque son más expeditas y técnicamente más reducidas. La cita es en un espacio al aire libre, en una localidad poco recurrente a la hora de agendar conciertos y festivales: Melipilla. El Parque Municipal Héctor Pino nos espera mientras la carretera chapotea en múltiples oasis que se disipan en la medida que avanzamos. Por las ventanas entra olor a pasto, a caca de vaca, a pan amasado de carretera, al Chile campesino que experimentamos al salir de la urbe.

Una vez en el encuentro, nos abraza un ambiente  rural, familiar, comunitario, con una vistosa mayoría de público femenino, muchas acompañadas de sus hijos, en coche, en brazos y corriendo por ahí, como también marca presencia la comunidad LGBT+. Hay mascotas, libres y con correa; también puestos donde emprendedoras de la comuna venden todo tipo de productos, desde ropa usada, comida saludable, juguetes y plantas, hasta literatura y artesanías.  El pasto es copioso, espeso, grueso como si fuera la cabellera de una mujer indígena antigua, una machi, sabia, viva, frondosa, de un verde tan intenso que se percibe fosforescente. Los árboles, las palmeras y eucaliptos del recinto, son tan altos que revuelven las nubes con sus hojas. 

Un poco más allá, sobre el escenario, la anfitriona del evento, Mariel Mariel, cantante y compositora feminista, da la bienvenida a les asistentes, que se acomodan en el pasto para comenzar a disfrutar de un espectáculo que reúne a diferentes exponentes de la música chilena, todas mujeres.

Abre Catártica Animal, el proyecto de Electro Cumbia Uterina de la melipillana María Paz Artigas, que fusiona sonidos urbanos con cumbia y los combina con una visual vintage muy atractiva. Mientras Catártica canta el coro de una de sus canciones, voy a dar una vuelta por los puestos del evento, mientras escucho el pegadizo coro de la canción En Libertad: Libre libre, en libertad, libertad que dure toda la vida.

Catártica Animal

La sigue Yorka, el dúo de las hermanas Daniela y Yorka Pastenes, que mueven a la audiencia hacia un momento más íntimo y reflexivo, con canciones interpretadas con armonías que las músicas manejan con naturalidad.  Una de sus canciones homenajea a su padre, que las dejó hace poco.

Yorka junto a Mariel Mariel

Luego llega el turno de Paria, Daniela Meza, tal vez mi favorita, quizás la más alternativa, posiblemente la propuesta con más poética del evento. Sus letras hablan de temas poco frecuentes, como la menstruación, los síntomas emocionales y físicos, la sangre. Mientras la escucho recuerdo un texto que escribí a los 20 años sobre la misma temática, en un fanzine punk, que justamente reflexiona sobre el vínculo de las mujeres con la sangre, no solo de la menstruación, sino que también del parto y la desfloración.  

Paria

El viento a cada segundo se acentúa, la piel se eriza y no tengo nada para abrigarme. Las altas temperaturas del último tiempo en Santiago me hicieron olvidar que algo llamado frío existe. Pero la solución está ahí mismo: uno de los varios puestos de ropa usada que hay en el lugar me salva de la baja sensación térmica, pero además agrega dos prendas llenas de estilo a mi closet. 

Vuelvo al sector del escenario, ahora para presenciar el show de Señorita Chu, nombre artístico de la profesora de twerk María Jesús Pinto, quien, en una performance provocadora y desfachatada, pone sobre la mesa temáticas que atingen a las mujeres, como el acoso sexual o la libertad de expresión corporal. Su discurso es furioso, y además de los contenidos de su lírica, ofrece una experiencia donde el cuerpo se utiliza como arma de protesta. Chu tiene su público, orgánicamente una decena de chicas bailan al compás de sus beats, hacen piruetas sobre el pasto y corean sus canciones: Porque mi cula es mi metralleta y es tan poderosa que mejor ni te metas

Advertisement
Mariel Mariel

En La Matria la apuesta es que prácticamente todos los puestos sean ocupados por mujeres, por eso están a cargo del  sonido, de la producción, de las fotos, de los roles técnicos que habitualmente ocupan hombres.

No pasa mucho tiempo y entra en escena la sanmiguelina Almeyda de la Riddim, nombre artístico de la instructora de baile Javiera Opazo, quien, a sus 27 años, se ha posicionado como una fuerte representante de dancehall, corriente de música afrodescendiente. Sus textos feministas son recitados con frescura y desbordante talento, su carisma es evidente y se traslada en efervescencia a su fanaticada, que corea y baila sus canciones a unos metros del escenario. Atlética, rítmica, graciosa, Almeyda es definitivamente otro de los platos fuertes del evento. 

Almeyda de la Riddim

 La energía de Almeyda queda vibrando sobre el escenario. Pero antes de que se enfríe el ambiente, hace su penúltima entrada la dueña de casa, Mariel Mariel, para presentar a la estrella de la jornada: Camila Moreno. El viento sacude las hojas con fuerza, las ramas revolotean, los perros corren y se vuelan los productos de las emprendedoras. Martina Valladares, mánager de Mariel y productora ejecutiva de La Matria, nos trae té, el mejor brebaje para sortear la helada del viento. En el pasto, la audiencia aplaude y recibe con cariño a la connotada cantante y compositora. Camila viste calzas negras y una chaqueta en negro y rojo gastados. Luce un tono rojo-fucsia-furioso en su pelo, que baila con el viento mientras que con su guitarra interpreta sus creaciones. Camila no necesita a una banda para exudar en cuerpo y alma la más pura actitud rock. Se nota a sus anchas, resuelta, cómoda, cantándole a un público que la respeta y escucha. Uno de los puntos altos de su actuación es el momento en que canta Es real, canción que habla del amor lésbico: Es real esta electricidad, es real, no te quiero soltar más.

Camila Moreno

Para finalizar, Mariel Mariel invita a todas las músicas que actuaron a subir al escenario para sacar una foto oficial. Mientras posan, al verlas juntas, con sus diferentes propuestas, vestuarios, peinados, mensajes y especialidades, respiro una sensación muy poderosa, que se suma a la fuerza de las emprendedoras que también fueron parte del encuentro, como las mujeres del staff técnico y, por supuesto, las del público. Juntas -incluyéndome como periodista, feminista y mujer- constituimos una fortaleza impenetrable, resistente y sólida, que nace desde el arte y el poder de expresión de la música y la literatura, poniendo sobre la mesa los derechos que por siglos se nos han negado. 

Somos distintas femineidades unidas en una misma lucha y empoderamiento. El viento roza nuestras mejillas acariciando por última vez el esfuerzo unificado de todas las que estuvimos ahí. Las emprendedoras comienzan a levantar sus puestos y Mariel cierra la jornada llena de aplausos y palabras de aliento. Durante la ruta de retorno a Santiago, conduzco con la convicción de estar pavimentando la continuación de un camino que otras, años atrás, comenzaron. Hoy, La Matria contribuye abriendo más caminos y alargando esa misma calle, para que las que vienen, transiten con tranquilidad por las rutas que hoy luchamos por cimentar.  

Crédito fotos y video: @leysofotografia

Continue Reading

Cultura B

VIDEO| Diputada electa Emilia Schneider co-protagoniza el nuevo clip del artiste de pop queer Barbacius

Publicado

on

Un perreo de desamor digital y combativo, inspirado en la tecnología y que aprovecha de recordarnos que las terapias correctivas fueron y son una manifestación de odio real, es lo que muestra ‘Error 404′, el primer single del EP debut “Príncipe” de Barbacius. Además, participan del video cuatro activistas de la disidencia de género: Emilia Schnider, Titi Bernal, Una Típica Francisca y Neón. 


Pop latino queer y digital a cargo del letrista, compositor, intérprete y performer chileno, Barbacius es la esencia de ‘Error 404’, el primer single de su EP debut, Príncipe. El fundador de la organización Agentes de la Música Independiente Kuir (AMIK), organización de trabajadores de la música LGBTIQA+, aterrizó en el pop local en 2017 con los singles de corte social ‘Toque de Queda’ y ‘Rebelión’, además de las vulnerabilidades colectivas que enfrenta su generación, como el caso también de su último estreno.

“El error número 404 es aquel amor por esta persona que se va de nuestros corazones y su nombre no se encuentra más en nuestro disco duro. Un guiño a la tecnología como cuando estamos navegando por internet y una página web ya no existe” Barbacius

Inspirada en la conocida falla de internet y enfocada en aquellas relaciones que no alcanzan a ser formales, la canción posee un beat bailable que permite abrir el corazón. Musicalmente, el artiste ha estado trabajado junto a Blosqui, productor con quien está preparando su debut desde el 2020. “Lloración, bailación y empoderamiento es el concepto de esta canción”, cuenta Barbacius, además de alimenta su imaginario visual con el video oficial para este track dirigida por la destacada Katherina Harder y con Pablo Fatorri en la dirección de arte. 

“El clip es una representación política de lo que dos aparatos de control social han estado haciendo con las diversidades y disidencias sexuales y de género a lo largo de la historia. Es la iglesia y el estado quienes han intentado borrar nuestra existencia sistemáticamente. En el video ellos intentan borrar mi colitud del cerebro, pero es la misma comunidad que me rescata de esta terapia de conversión”. Barbacius

Retrofuturismo musical y un squad de amigues dispuestos a rescatar a Barbacius del odio: la primera diputada trans, Emilia Schnider, la legendaria transformista chilena, Titi Bernal, la cantante lesbiana y camiona visible, Una Típica Francisca, y Neón, performista de la escena ballroom nacional, son les encargades de salvar al artiste de la violencia sistemática de la Iglesia y el estado.

Advertisement

“Todes elles representan una identidad disidente dentro de la comunidad LGBTIQA+. Nos preocupaos de que así fuese, es importante que se pongan estas experiencias en los relatos audiovisuales e mis canciones, eso es algo que me identifica como músique”.Barbacius

La primera canción y video que lanza dedicado 100%  a la música. Barbacius renuncia a todo para cumplir sus sueños y objetivos musicales de manera honesta y directa, sin olvidar que aunque lloremos, amemos y bailemos, no podemos abandonar la urgencia del combate.

Continue Reading

Cultura B

“Daniel”, la obra teatral que retrata el crimen homofóbico que remeció a Chile hace 10 años

Publicado

on

La compañía La Matrera presenta las funciones de esta pieza teatral a cargo de Ramón Mazuela. Un recorrido inspirado en el libro del periodista Rodrigo Fluxá, “Solos en la Noche”, que reconstruye el salvaje ataque de neonazis a Daniel Zamudio, así como las historias vitales de la víctima y de sus homicidas, antes de su trágico encuentro en el Parque San Borja.


Este 2 de marzo del 2022, se conmemora una década de uno de los crímenes homofóbicos más mediáticos en la historia reciente de nuestro país y que conmocionó a toda la sociedad, el asesinato por odio del joven Daniel Zamudio a manos de un grupo neonazi.

Esta tragedia descarnada, que reveló las corrientes de odio a la que se enfrenta la población homosexual y que sentó precedentes para impulsar la urgencia de sus derechos, llevó a las autoridades a aprobar en tiempo récord una ley antidiscriminación, que hoy se conoce como Ley Zamudio. 

Luego de un año de investigación, la compañía de teatro La Matrera presenta Daniel: voy a ser el gay más famoso de Chile, escrita por Eduardo Meza y Ramón Mazuela, director reconocido por sus pasos en la dirección en Con Pecados Concebidas de Rosario Valenzuela, Manuel y Manuela de Chasca Valenzuela, Hiroshima Mon Amor de Margarite Duras y La última novela de la Inspectora Torres, protagonizada por Delfina Guzmán. 

Advertisement

Meza y Mazuela tomaron de inspiración el libro Solos en la noche. Zamudio y sus asesinos (2014), del periodista Rodrigo Fluxá, para dar prismas realistas, dinámicos y crudos sobre el asesinato de Daniel Zamudio. 

El ataque, que concluyó en la muerte del joven luego de 25 días, es la punta del iceberg de un hecho que no es fortuito, sino el resultado lógico del ambiente social en el que les tocó vivir tanto a la víctima como a sus victimarios. 

“Apenas leí el libro dije ‘quiero escribir esta obra’. Se lo propuse a Eduardo y nos fuimos embarcando en la historia, creando ficción y realidad para un lenguaje teatral”Ramón mazuela

Protagonizada por Johan Mutarello, Romana Satt, Francisco González Hermosilla, Paolo Coppola, Rocío Terroba, Rodrigo Painén, Farid Lazen, Florencia Crino, Bastián Panadés, Nacho Salamanca y Eduardo Meza, Daniel: voy a ser el gay más famoso de Chile nace con el propósito de crear conciencia sobre los contextos y crímenes que atraviesa una parte de la población a nivel mundial.

Las funciones son el 21, 22 y 23 de enero, a las 21:00 horas, en el Teatro Mori Recoleta con acceso a entradas mediante el sistema Puntoticket. Un espectáculo que no sólo ocupa las palabras de Daniel para retratar su asesinato, también logra darnos perspectivas para entender, por desgracia y actos de odio, la vida de uno de los gays más famosos de Chile.

Advertisement
Continue Reading

Lo más visto

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.