Redolés y la censura de radio Bío-Bío: “Lo que dice este periodista es un discurso totalmente cartucho”

Foto: Karolina Guajardo

A pocos minutos de subir a sus redes sociales un comunicado comentando lo ocurrido, Mauricio Redolés contestó el teléfono para responder nuestras preguntas. El periodista Esteban Barahona, quien conduce un espacio de trasnoche en dicha emisora los fines de semana, intervino a la mitad de la canción “¿Quién mató a Gaete?” para decir “Vamos a hacer que este tipo de canciones no suenen más”. Para el músico y poeta este fue un retroceso, como volver a los peores tiempos de la dictadura.


Hace 25 años, Mauricio Redolés lanzó una de sus obras más aplaudidas: el disco “¿Quién mató a Gaete?” Un álbum con 18 canciones que contó con la colaboración de diferentes músicos nacionales, como Cuti Aste, Claudio Narea, Álvaro Henríquez, Toly Ramirez, Marta Leyton, entre varios otros. De aquella obra, varias canciones se hicieron populares: ‘Eh, rica’, ‘Chica poco comunicativa’ y ‘¿Quién mató a Gaete?”, la guinda de la torta y una de las más esperadas cada vez que Redolés aparece en un escenario. ¿Quién no ha cantado alguna vez “¿Quién Mató a Gaete, loh cuete, loh cuete?”. 

Parece que el clásico del escritor y poeta del Barrio Yungay aún no había llegado a oídos del periodista Esteban Barahona de radio Bío-Bío, quien conduce un espacio de trasnoche en dicha emisora los fines de semana, que a mitad de la canción la intervino para decir “vamos a hacer que este tipo de canciones no suenen más, por lo menos en el trasnoche de la radio”.

A pocos minutos de subir a sus redes sociales un comunicado comentando lo ocurrido, Mauricio Redolés se acerca al teléfono y se dispone con amabilidad a responder nuestras preguntas. 

¿Cómo te enteraste de la censura de Radio Bio Bio?

– Una persona que estaba escuchando el programa me hizo llegar la información de que había sido censurado.

– ¿Cómo te sentiste en ese momento?

– Me pareció extraño, fue como una vuelta al pasado, a los tiempos de dictadura, cuando no me tocaban prácticamente, excepto muy de vez en cuando algún tema en radio Cooperativa o la radio Umbral que si tenía las puertas abiertas para la producción musical y poética, pero todo esto era muy rara vez y la realidad es que esto sigue siendo así. Hace poco le envié una columna a radio Cooperativa para su sección de columnas, a propósito del estado deplorable en que se encuentra el Barrio Yungay, no se quien estaba a cargo de la sección pero mi columna no fue publicada. Era una columna de alguien que ellos frecuentemente estaban entrevistando, que permanentemente ha tenido las puertas abiertas desde los tiempos de la dictadura y, pese a eso, no me publicaron ni me dieron ninguna explicación. Veo que es un signo de los tiempos, ¿no? La Radio Cooperativa se había venido al Barrio Yungay, me habían invitado un par de veces a donde hablaba este vecino destacado, pero un vecino que cuando quiere colaborar con una columna denunciando el abandono del barrio, no publican. Tampoco estaban obligados a publicarla, pero por lo menos podrían haber tenido la deferencia de haberme dicho: “mira por motivos editoriales” –o lo que sea– esta columna no va a ser publicada”. Te cuento porque esto que pasó no es una cosa solamente de radio Bío-Bío, es una cuestión del periodismo chileno, aquí hay una actitud despectiva y para qué decir los canales de televisión.

Hiciste una declaración en tu fanpage, ¿cómo esperas que reaccione Bío-Bío? ¿Qué esperas del medio o del periodista en particular? 

– La verdad es que lo único que espero, y estoy contactando a un abogado, es que lean mi texto en el programa de la noche. Deberían hacerlo, ¿no?  

– No están los tiempos para censurar a nadie, es una canción icónica en tu carrera

– Claro, mira, estoy recibiendo el pago de Chile. A los 20 años caí preso por oponerme al golpe de Estado, era un estudiante de leyes de la Universidad de Chile de la sede de Valparaíso, repartía unos panfletos y me pegué un canazo de dos años, fui a jornadas de torturas kafkianas y producto de la golpiza terminé hospitalizado un mes en el Hospital Naval. Me expulsan de Chile, vuelvo después de 10 años, me integro a la resistencia cultural y política. Nunca he tenido un contrato de trabajo, he sido un cesante crónico. Posteriormente fui a hacer talleres a las cárceles, donde está el pueblo castigado, que se les castiga por ser pobres, por eso las cárceles están llenas de pobreza (porque los grandes narcotraficantes nunca van presos), y hoy me ha llegado una carta de una editorial pidiéndome el poema “Chaos” para un texto escolar de Octavo Básico. Soy un poeta que está siendo leído en los liceos y escuelas, ha habido preocupación de ciertos sectores educacionales por decir “aquí hay una poesía de valor, con humor, con reflexión, y esta radio Bío-Bío ¿se transforma en un juez?, ¿en un censor como en la inquisición? Creo que este país va a pagar por gente como Tomás Mosciatti y ese famoso Barahona que no sé de dónde salió.

Mauricio Redolés ( Foto: Karolina Guajardo)

Su reacción es como la de alguien que viene recién descubriendo ‘Quién mató a Gaete’, ¿se ruboriza porque la canción dice “copete o cuete”?

– ¡Claro! eso es, lo que dice este periodista es un discurso totalmente cartucho, decimonónico, que ruboriza hasta al más cartucho. O sea ¿cómo es posible que en pleno siglo XXI un tema como ‘Gaete’, que fue una canción que abrió las aguas del rock chileno hacia nuevos paisajes, regando y llenando de energía a gran cantidad de jóvenes compositores, sea tratado de esta forma? Es insólito. ¿Mañana van a censurar una pintura de Matta? ¿Van a censurar a Jodorowsky? ¡Se lanzaron con todo! Es un facherío que prefiere mil veces tener el “Caliente Caliente” de Rafaela Carrá –que es el tema que sonaba antes de Gaete– porque esa leserita les parece correcta. 

– Tengo una gran preocupación por el destino de este país, que con esta gente que no respeta ni lo más mínimo y una sinvergüenzura a niveles astrales. Esto que ocurrió con ‘Gaete’ es un granito de arena en un vendaval de confusión y estupidez en el que se está transformando Chile, pero tenemos que reaccionar. Aquí sigue corriendo en gran medida el pituto y los canales de televisión se transforman cada vez más en relacionadores públicos de las grandes empresas. Los artistas chilenos estamos sufriendo un abandono atroz, y los que no sufren ese abandono, no son muy solidarios, digámoslo de frentón. Todo es en función de trabajar con respecto a la cultura norteamericana, como tan bien lo saben hacer muchos y muchas, y no mirar nuestras raíces, ni nuestra música. Entonces, como el objetivo es Grammy, y el Grammy lleva a la fama y rebota pa Chile….

¿Por qué se da esta situación con una canción que ha pasado por todas las radios y es emblemática 25 años después?

– Porque Chile va para atrás, con gente como el señor Barahona quien dice hacerse eco de nueve auditores que le reclamaron por el tema, que debe ser gente con insomnio que no les gusta que uno cante contra la impunidad, la Concertación y la justicia en la medida de lo posible en un tono combativo pero sin perder el humor ni la alegría. Eso es ‘Gaete’. 

– La última vez que vi a Nicanor Parra tenía 98 años, estábamos conversando y de repente me tomó del brazo y me dijo: “Don Mauricio, lo suyo es ‘¿Quién mató a Gaete?’, con eso usted rompió la cátedra'” y se tapó un ojo y abrió la boca como solía hacer cuando estaba muy contento. Me hizo pensar mucho en por qué Don Nica le da tantos créditos a ‘Gaete’. Y creo que el supo ver ahí un juego de conceptos que molestan mucho a la gente facha. El apellido Gaete, que es un apellido tan chileno, y eufónico- “Gaete, cuete, copete, carrete”, tiene esa gracia ese apellido, que hace que la gente reaccione y que hace 25 años la gente me diga “Oye, yo tengo un amigo que se llama Gaete… nos reímos mucho con Gaete” es un apellido especial, la verdad es que Gaete, su cadáver, está vivo a pesar de la Bío-Bío.

Total
1K
Shares
1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.