Puente Alto: Aumenta la demanda de ollas comunes en plena pandemia

Como en los momentos más duros de la pandemia que se vivieron en 2020, la necesidad por un plato de comida volvió a cientos de hogares en Chile. La cuarentena impuesta para frenar los contagios al alza del COVID-19 desde marzo de este año, ha provocado nuevamente estragos en las familias más vulnerables. Con más de cinco semanas en Fase 1, varias familias de Puente Alto se enfrentan a la urgencia de no tener un plato de comida, escenario crítico que hizo aumentar la demanda de las ollas comunes en la comuna, teniendo a la comunidad organizada frente al objetivo que a nadie le falte algo para comer, pero con la urgente necesidad de conseguir más ayuda para seguir sosteniéndolas.


Luego de más de cinco semanas en cuarentena, las ollas comunes de Puente Alto están pasando nuevamente por una alta demanda. Si bien el trabajo en muchos de estos espacios no se ha detenido, las raciones diarias van aumentando día a día.

Francisca Avilás, quien participa de la Olla Solidaria Renacer del sector de Bajos de Mena –una de las tantas ollas comunes que se despliegan en Puente Alto–, comenta que “ahora que nuevamente se reactivó la pandemia y los problemas de cesantía, estamos entregando alrededor de 270 raciones diarias y siguen aumentando, ya que día a día está llegando más gente”.

La organización comunitaria ha sido fundamental para paliar los efectos que está dejando la crisis. Estas iniciativas, que se gestan de forma voluntaria, se han convertido en fuente de alimentación para cientos de vecinos y vecinas que han perdido o disminuido sus ingresos.

A través de diversas donaciones y actividades comunitarias, las ollas comunes han podido mantener su funcionamiento. Y si bien afirman que han recibido apoyo municipal, la mayor cantidad de los insumos viene desde las donaciones que gestiona la misma comunidad.

Lorena Garrido, integrante de la Olla Común Oasis de Esperanza, de la Villa Duraznal, afirma que desean que el municipio “se haga más presente y sea más constante con nosotros”.

“Les pedimos que el alcalde (el RN, Germán Codina), salga menos en la tele y nos dé prioridad, porque él tiene que abordar la necesidad de la comunidad primero”.

Los productos de mayor necesidad son los alimentos perecibles como lo son las verduras que tienen poca duración, por lo que necesitan estar semanalmente recolectándolos.

En un catastro realizado por la Coordinadora Social Shishigang, se estableció que hay más de ocho ollas comunas activas a lo largo de toda la comuna y que abarcan diariamente 2000 personas que encuentran en estas iniciativas comunitarias su ración diaria de comida.

A continuación, se entrega el listado de las ollas y su contacto para aportar:

Olla ComúnContacto
Renacer de San GuillermoRafaela: 9-7101 0248
Dios Bendice Nuestra OllaMaritza: 9-6321 7463
Puente PonienteJoselyn: 9-9802 3543
Oasis de EsperanzaLorena Garrido: 9-7784 0234
San MiguelFrancisca: 9-6272 0135
Macarena ValdésSonia Karina: 9-8199 1754
Abril 2000Isabel: 9-6632 9567
Banco de Alimentos Villa Mariano LatorreRodrigo: 9-9360 5225
Total
58
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.