Presos de la revuelta de San Antonio son condenados, pero absueltos de acusación por Ley de Seguridad del Estado

De izquierda a derecha: Claudio, Jorge y Jordano

Tras un año privados de libertad, Jordano Santander fue encontrado culpable de homicidio frustrado, receptación y daños reiterados, debiendo mantenerse en la cárcel de la comuna. En tanto, fueron condenados solo por ese último delito Claudio Bravo, Jorge Hernández y Patricio Alvarado, pudiendo Bravo abandonar hoy el recinto penitenciario.


Este jueves, tras la realización de los alegatos de clausura, el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de San Antonio dictó su fallo en el llamado “caso PDI”, donde estaban acusados los cuatro detenidos del “estallido social” de la comuna de la Región de Valparaíso.

Cabe recordar que Claudio Bravo (29) y Jordano Santander (35) han estado un año y un mes aproximadamente en prisión preventiva en la cárcel de San Antonio en espera del juicio. A Patricio Alvarado (25), en tanto, se le había aplicado anteriormente la medida cautelar de arresto domiciliario por una diabetes que padece, y Jorge Hernández (28) dejó el recinto recientemente.

Los sanantoninos estaban acusados de haber atacado el 3 de marzo de 2020 los edificios de la Policía de Investigaciones (PDI) y de la Fiscalía local con balines y hondas. Además, a Santander se le imputaba el delito de homicidio frustrado por supuestamente haber intentado atropellar a uno de los policías. El Ministerio Público pidió hasta 30 años de prisión como condena. Los cuatro alegaron en todo momento inocencia y acusaron además torturas por parte de funcionarios de la PDI tras ser arrestados.

Claudio, Jorge y Jordano

El TOP de San Antonio condenó finalmente esta jornada a Jordano Santander como autor del delito de homicidio frustrado, receptación y daños reiterados; en tanto, Claudio Bravo, Jorge Hernández y Patricio Alvarado fueron condenados solo por daños calificados en grado de reiterados. En ese sentido, cabe destacar que la acusación por Ley de Seguridad Interior del Estado fue descartada por el tribunal.

La abogada de Defensa Popular, María Rivera, quien llevó los casos de Bravo, Alvarado y Santander, rechazó la condena por homicidio frustrado en contra de este último, declarando que “estamos convencidos de que no se pudo acreditar bajo ningún punto ese delito”. En ese sentido, la jurista informó que recurrirán de nulidad en este último caso.

Tras la resolución, se decretó arresto domiciliario solo para Bravo, quien junto a Santander eran los dos del grupo que aún permanecían en la cárcel, luego de que Hernández consiguiera recientemente un cambio de medida cautelar.

La lectura de sentencia en este caso, donde se conocerá las penas que se aplicarán a los cuatro imputados, se realizará el próximo 13 de abril.

Total
85
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.