Persiste alerta por protocolo de vacunación para personas con VIH/Sida y resguardo de la confidencialidad

Las autoridades de salud ya anunciaron que no será necesario entregar documentación que acredite tratamientos por el GES 18. Por otra parte, las organizaciones y personas viviendo con VIH mencionan que se sigue sin proteger la confidencialidad del diagnóstico establecida en la Ley Sida para personas con VIH.


Esta mañana el Programa de Prevención y Control del VIH/SIDA hizo público que ya no será necesario acreditar tratamientos por GES 18. Esto, en una exigencia que inicialmente pedía el protocolo de vacunación para personas con VIH. Sin embargo, todavía se sostiene la necesidad de revelar de forma verbal que se tiene VIH.

Entre los puntos publicados, se especificó que “no se solicitará o exigirá un documento, exámenes o certificado que acredite la condición (…). Solo se debe portar el documento de identificación”, señala la entidad sanitaria.

Frente a esto, el periodista y activista, Víctor Hugo Robles, ha mostrado su preocupación por la persistente exigencia de exponer que se tiene VIH previo al momento de la vacunación. “Por ser una enfermedad crónica, las personas tienen que declarar verbalmente su condición, que es igual a llevar un certificado o un papel. Esta exigencia sigue siendo una barrera cultural y social. La mayoría de las personas con VIH lo viven de modo muy reservado debido al estigma y la discriminación”, explicó.

En este sentido, llamó “al Ministerio de Salud a eliminar esta barrera. No pueden obligar a una persona a revelar su condición. También pedimos ampliar los lugares donde se pueda inocular, como los centros de atención en VIH. Así evitamos la vulneración de la confidencialidad”, agregó.

Ya hubo víctimas del protocolo

Luego de iniciada la polémica por el mencionado protocolo, el ministro Enrique Paris aseguró que esto sería arreglado. No obstante, el alcance de sus declaraciones no bastó para evitar episodios como el vivido por un trabajador de la salud en Peñalolén.

Se trata de Javier Núñez, trabajador independiente, quien denunció que el 8 de febrero en el CESFAM de La Faena se le exigió certificar que tenía VIH. Lo que “demuestra que las declaraciones del ministro, respecto de las consideraciones para la vacunación de personas viviendo con VIH/SIDA, son de total desconocimiento. Viví discriminación y se intentó vulnerar la confidencialidad”, denunció en su cuenta de Twitter.

En posteriores declaraciones, Núñez relató que al comentarle a la persona que no contaba con el documento, le respondieron que era necesario un respaldo para evitar su muerte ante una eventual vacunación. “Esa situación fue la más compleja, porque un profesional de la salud se está encargando de desinformar”, criticó indignado.

El proceso de vacunación para este grupo de personas se dará a partir del 22 de febrero. Según señala el orden de prioridad publicado para el proceso.

Total
15
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.