Pascua Lama: 14 razones por las que el Tribunal Ambiental y el Estado de Chile no pueden permitir su continuidad

A continuación, detallamos las 14 razones por las cuales ni el Estado ni las comunidades pueden permitir la continuidad de Pascua Lama.

1. Destrucción dolosa de glaciares. Barrick pretendía destruir glaciares sin dar aviso y tuvo que aceptar su existencia tras la presión comunitaria. Pese a ello, igualmente es responsable de la destrucción de por lo menos tres glaciares: Toro 1, Toro 2 y Esperanza. En 2013, los dos primeros estaban al 1% de su tamaño original y hay diversas pruebas de que están cubiertos de polvo. La empresa ha recibido diversas sanciones por incumplimiento grave del plan de monitoreo de glaciares, uno de los requisitos establecidos en su permiso ambiental y que es equivalente a afectarlos, infracción que fue ratificada por la Superintendencia del Medio Ambiente.

2. Prohibición de acceso a nuestra cordillera. Lasrejas y carteles de No entrar. Propiedad privada, instalados por Barrick, impiden a las comunidades subir libremente a la cordillera. Para los antiguos habitantes ANCESTRALES del Valle, la cordillera es una aliada para la supervivencia y fuente de productos medicinales y leña. Los glaciares desde donde brota el agua son considerados “bancos perpetuos” y son respetados y venerados. Además, esta prohibición está poniendo en riesgo la tradición ancestral de criancería y transhumancia, puesto que ahora los crianceros deben pedir autorización a la minera o aceptar propuestas alternativas para mover sus rebaños que han resultado funestas, por ejemplo, la experiencia del fundo en Perales que provocó la muerte de muchos animales.

3. Contaminación del río. La zona cordillerana del Valle es la naciente de varios ríos. Barrick ha contaminado nuestros ríos desde el comienzo de sus operaciones, pero con mayor intensidad desde 2011, cuando inició el rajo de la mina sin haber construido un sistema de tratamiento de aguas. Desde entonces, en múltiples ocasiones nuestros ríos han bajado con drenaje ácido y descargas irregulares de aguas contaminadas, además de haber superado con creces casi la totalidad de los parámetros de metales pesados. Estos ríos nutren todos los ecosistemas del Valle, dan origen a todos los canales de regadío para los cultivos y son la fuente del agua para beber de la población y de los animales.

4. Daño a la salud humana. La contaminación con metales pesados, además de afectar nuestros ecosistemas, puso en grave riesgo la salud humana, sobre todo la de niños y niñas entre 0 y 4 años, hecho confirmado por la Superintendencia del Medio Ambiente. La presencia de esta empresa en la alta cordillera es un riesgo permanente para la salud humana por su incapacidad de manejar las fuerzas de la naturaleza.

5. Destrucción de flora nativa y humedales andinos. Barrick ya fue sancionada por la destrucción irreparable de varias hectáreas de llaretas y vegas altoandinas. Se trata de ecosistemas frágiles que tardan siglos en desarrollarse y que ofrecen diversos servicios ecológicos, tanto para el territorio como para el planeta.

6. Tratado Binacional Minero: Impulsado por Barrick, firmado por E. Frei en 1997 y ratificado por R. Lagos en 2001, este tratado permite la explotación de las altas cumbres en la frontera, creándose en la práctica un país virtual con normativas hechas a la medida de las mineras. Con este tratado, la trasnacional consiguió la liberación de más del 25% del territorio nacional, que corresponde a 4.000 km de frontera. Hoy, existen en carpeta más de 30 proyectos mineros en esta zona que amenazan con destruir más glaciares y contaminar más nacientes de aguas.

7. Ruptura del tejido social. Barrick ha probado ser un mal vecino que ha sembrado la discordia y la desconfianza en la comunidad del Valle, actuando de mala fe, engañando y mintiendo. Con un despliegue financiero sin precedentes en pequeñas localidades agrícolas vulnerables, financió proyectos mediante organismos públicos e hizo entrega directa de dineros a los vecinos, vulnerando así su dignidad. Con ello, compró voluntades y logró desorganizar a los vecinos que se habían unido contra la explotación minera, usando la táctica de dividir para reinar. En 2014, firmó con algunos dirigentes y a espaldas de la comunidad lo que se conoció como el “Acuerdo de Entendimiento Memorándum Diaguita – Barrick”. Este acuerdo fue difundido en la prensa con bombos y platillos con el fin de demostrar la viabilidad de su proyecto y la “aceptación” por parte del pueblo diaguita. Sin embargo, la comunidad organizada –junto con las comunidades diaguitas que no estuvieron dispuestas a tranzar– lograron desenmascarar la artimaña ante la opinión pública. No obstante, la división provocada por este mal vecino continúa hasta el día de hoy.

8. Cooptación de la Junta de Vigilancia del Río Huasco. En 2005, Barrick firmó un acuerdo por US$60 millones con solo ocho de los nueve directores y a espaldas de las bases, con lo cual logró silenciar a esta importante organización de más de 2000 regantes que se oponía decididamente al proyecto. Posteriormente comenzó una sigilosa compra de acciones de aguas para lograr el control de las decisiones en la organización (cuyos votos están ligados a las acciones de agua).

9. Récord en sanciones. A la fecha, Barrick acumula nueve sanciones entre los años 2007 y 2018. Además, es la mayor infractora en la historia del país y fue castigada con la multa más alta de la que se tenga registro en Chile. Aún así, sigue incumpliendo. ¿Cuántas sanciones tiene que acumular una empresa para que quede claro que sus operaciones violan nuestra ley de plano? No nos interesa que Barrick siga rompiendo sus propios récords. Los antecedentes muestran de sobra que no tiene intención de cumplir y por ello, lo único que cabe es que cierre sus operaciones y se retire de nuestro Valle y del país para siempre.

10. Corrupción e ilegalidad. Barrick es parte del Council of the Americas, organización empresarial estadounidense que promueve el libre comercio y que, entre otras acciones, ha condecorado a dos presidentes chilenos (Lagos y Bachelet) por mantener el sistema privatizador diseñado en Dictadura. Gracias a sus contactos, los tentáculos de esta empresa han copado todos los espacios de la vida nacional, desde la Moneda pasando por ministerios y los medios de prensa tradicional. Así es como ha logrado presentar proyectos y mantener sus operaciones pese a todas sus mentiras, irregularidades, ocultamientos, ilegalidades, infracciones y sanciones. Incluso no hace mucho, el propio Director Ejecutivo de Barrick Chile informó en una entrevista que tenían contacto directo con el Gobierno con el cual existía un acuerdo de trabajo conjunto, saltándose todos los procesos de evaluación y fiscalización que corresponden a un estado de derecho.

11. Argumentos de la SMA. Al exigir la clausura, la propia Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) argumenta la necesidad de resguardar el medioambiente y a la comunidad en base al potencial daño grave e inminente debido a incumplimientos graves y reiterados de las normas, medidas y condiciones previstas en la autorización ambiental del proyecto. Además, se indica que, si este volviera a funcionar, dicho riesgo se podría materializar como incluso ya ha sucedido a la fecha.

12. Confesión de partes. Si los altos ejecutivos de Barrick ya han confirmado (tanto en un audio filtrado como una entrevista pública y en los resultados del estudio de viabilidad del cuarto trimestre 2019) que construyeron el proyecto incumpliendo los compromisos ambientales de su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y que el proyecto es inviable ¿qué más pruebas se necesitan? Cuando una empresa reconoce abiertamente que no puede cumplir con una resolución ambiental (incluso si esta es insuficiente y se consiguió con malas artes), es intolerable que se les permita seguir dañando nuestros recursos de la manera ya descrita, particularmente uno de los bienes naturales más escaso en este momento: el agua.

13. Decretar la muerte de un valle. El Valle del Huasco ha sido históricamente un territorio productivo, fértil y diverso. La megaminería ha demostrado ser totalmente incompatible con las actividades económicas tradicionales de agricultura y ganadería e impide toda posibilidad de desarrollo y continuidad de esta vocación, constituyendo una pérdida más que una ganancia.

14. Repensar el desarrollo en situación de pandemia. La crisis sanitaria que afecta al mundo nos obliga a replantearnos el desarrollo e incluso nuestra continuidad como especie. En ese sentido, ha quedado claro como aquellos lugares más aislados y con capacidad de auto-sustentarse juegan hoy, y podrían hacerlo mañana, un rol muy importante a la hora de protegernos contra sucesivas amenazas sanitarias que, lamentablemente, podrían aumentar en gravedad y frecuencia. En ese sentido, vale la pena salvaguardar territorios con alternativas propias de desarrollo y no condenarlos a morir imponiéndoles actividades que destruyen sus ecosistemas.

Por la seriedad de todas estas razones, por la protección de la vida, el agua y la integridad de nuestro Valle, exigimos el cierre total y definitivo del Proyecto Pascua Lama y la expulsión de nuestro país de esta empresa nefasta.

ASAMBLEA POR EL AGUA DEL GUASCO ALTO

Total
572
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.