Pandemia y Centralismo

Foto: Agencia Uno

El gobierno ante esta grave crisis sanitaria y a la escasa claridad que ha demostrado en el conteo de contagios y fallecidos por COVID-19, tuvo la posibilidad de demostrar que no existen dos regiones sino que sólo una, esto pudo ser posible habiendo tomado medidas para toda la población, pero no lo hicieron.

El centralismo en Chile se replica al interior de cada región y el caso de Valparaíso no es la excepción, tampoco en tiempos de Pandemia. Es así como podemos observar que en este territorio existen dos regiones: la primera cuenta con Agua, Universidades, Institutos Profesionales, Centros de Formación Técnica, Centros Culturales, Teatros, Museos, Hospitales con atención de especialidades médicas, Bibliotecas, medios de transportes limpios como Merval y los Trolebuses, vías de acceso urbano como puentes y ascensores en los cerros, oficinas de atención de la mayoría de los servicios del Estado y cuarentena como política de protección al contagio del Covid-19.

Mientras que en la segunda, que incluye a las Provincias de Quillota, Petorca, Los Andes y San Felipe, el Estado no existe para la protección y bienestar de sus habitantes permitiendo que aumenten los contagios, que se precarice la vida y que el panorama futuro sea desolador.

El gobierno ante esta grave crisis sanitaria y a la escasa claridad que ha demostrado en el conteo de contagios y fallecidos por COVID-19, tuvo la posibilidad de demostrar que no existen dos regiones sino que sólo una, esto pudo ser posible habiendo tomado medidas para toda la población, pero no lo hicieron.

Aunque no estuvieron a la altura que la situación demanda, aún tienen la posibilidad de actuar con celeridad e implementar una Renta Básica de Emergencia que permita llevar a cabo una cuarentena seria y responsable, en condiciones de dignidad a todos los habitantes de las regiones que lo necesiten.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts