lunes, julio 22, 2024

Un nuevo 8 de Marzo

Comparte

                                                                                                                                                                                           Se está obligado a crear… (Deleuze)

Nacemos, crecemos y morimos en una sociedad patriarcal, con lo que esto significa: cada cual encarnando esa marca o deformidad intrínseca en un devenir de milenios.

Somos como peces en una pecera, los peces no saben que están en el agua, fuera de ella morirían, pero no somos peces sino primates, homo sapiens, y en tanto tales podemos saber que esta agua en la que nacemos y vivimos no es natural, se puede salir de ella sin morir físicamente. Es responsabilidad personal y compartida la reflexión permanente sobre actitudes y prácticas que contribuyen a reproducir este medio naturalizado jerárquico, y en procesos colectivos intencionados seguir produciendo cambios democratizadores en todo orden de cosas.

Vale reiterar que la autoridad y el poder para la apropiación y dominio de bienes y personas es lo que caracteriza a las sociedades patriarcales y sus consiguientes modelos de desarrollo capitalista perfeccionados en siglos de existencia. Los logros materiales y simbólicos –éxito, prestigio- definen clases sociales, castas, guetos, etc., donde ciertas personas valen más que otras. En este mundo vivimos y sobrevivimos a diario, donde el UNO es blanco-masculino-adulto-heterosexual.

Para revertir tal orden se requiere ir a la raíz, a los fundamentos mismos de la organización patriarcal, a su viga maestra: la relación sexo/género, en la cual las personas concebidas como hombres o mujeres según la norma binaria, sostenemos y reproducimos esta construcción con menoscabo para las mujeres y disidencias sexuales. Rompiendo o quebrando esa viga maestra cae este tinglado que no es otro que un orden de dominio sustentado primeramente en cuerpos de mujeres: la familia es el primer lugar o espacio donde se aprehende naturalizada la desigualdad, se la digiere junto con la leche.

“Se hace lo que se puede” es una frase que decía un instructor de yoga que conocí hace años, no olvido esa frase con la que se refería a la práctica, a ejercicios y asanas. Me parecía que había algo de conformismo en ella, siempre se puede un poco más, la práctica constante y la intención lo demuestran. Digo esto a propósito de las cuestiones feministas y de género que se ponen en juego cada día en decisiones o indecisiones no solo en el ámbito gubernamental. La cuestión de género hoy instalada, legitimada, tuvo como objetivos políticos clave la paridad -necesaria pero no suficiente-, y ‘la incorporación de la mujer al trabajo’, ‘al desarrollo’, mediante la “política remedial de género” (en palabras de Alejandra Castillo): igualdad de acceso, de oportunidades, de trato, corresponsabilidad, lo que no cambia este modelo capitalista donde el afán de lucro y la depredación continúan a costa de la mayoría de las personas (me incluyo) y del medioambiente. Chile es conocido a nivel mundial por su alta tasa de desigualdad.

La casta dominante (léase derecha), aunque minoritaria numéricamente, hace uso y abuso de su poder económico, político. Indicador de ello fue su incidencia en los grandes medios de comunicación y redes sociales con que fraguó el Rechazo a la nueva Constitución, así como la impunidad permanente a la mayoría de sus actos delictivos: desde crímenes de lesa humanidad durante la dictadura cívico militar, a la violencia estatal durante el estallido social, pasando por clases de ética como pena a sus prácticas corruptas, para el resto está la cárcel.

La cuestión feminista es otra cosa, si por ella entendemos el propósito de trastocar un orden completo que deforma a toda persona nacida en él, partiendo por la libertad sobre el propio cuerpo. Feminismo no es solo derechos de las mujeres, es cambio civilizatorio.

Está claro que la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Antonia Orellana Guarello, es feminista. Me llamó la atención tiempo antes que fuera ministra cuando la vi responder empoderada en tv a una exautoridad de salud de Piñera hablando por las mujeres en un debate sobre aborto, qué tupé la de Arturo Zúñiga (UDI). Por tal motivo voté por ella cuando fue candidata a constituyente. Sabía que formaba parte de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, pero verla actuar así, fue otra cosa. Chapó, muy alentador. Que el Presidente Boric haya incorporado esta cartera en el comité político habla de que siempre se puede algo más y mejor. Falta ver los otros flancos sin saltárselos, haciéndose cargo. Con una mano no se tendría que hacer una cosa y borrarla con la otra.

Escribo esto ad portas de un nuevo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, siendo una ‘feminista histórica’. Y en homenaje una vez más a Julieta Kirkwood, cuyo nombre está propuesto, entre otros, para nombrar la Biblioteca del Ministerio de Ciencia. En su página web dice “Julieta Kirkwood (socióloga y precursora de los estudios de género)”[1], frase políticamente correcta, como se acostumbra en gobiernos y academias. En mi correo al Ministerio hice notar esa frase, poniendo esta: “Julieta Kirkwood Bañados (socióloga feminista, precursora de los estudios de género)”, señalando que no decir el segundo apellido es negar/obviar a la madre, otra mujer, y no decir feminista una suerte de censura, en mi opinión. Es parte de nuestra cultura usar solo el apellido paterno, no tendría que seguir siendo así en nombres oficiales de importancia.

Julieta Kirkwood tendrá un merecido homenaje en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, junto con relevar la revista Furia, década de 1980 (“se accede a la libertad si se tiene, y solo si se tiene garantizado el dominio de las necesidades vitales”).

Hay logros (no ‘avances’), así como femicidios y violencias cotidianas a la vez.

Se está obligado a crear…


[1] https://www.minciencia.gob.cl/noticias/dia-internacional-de-la-mujer-y-la-nina-en-la-ciencia-ministerio-de-ciencia-invita-elegir-entre-cinco-cientificas-chilenas-el-nombre-para-su-biblioteca/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.