Omitiendo su responsabilidad en violación a DDHH, negando a presos políticos y fortaleciendo a Carabineros: Así se despidió Piñera

Foto: Prensa Presidencia

El mandatario aseguró en su última Cuenta Pública que procuró que la labor policial durante el estallido social “se efectuara con total apego y respeto por los derechos humanos de todos”. Junto con ello, pidió al Congreso aprobar los proyectos de ley en favor del trabajo de los uniformados. “Carabineros y la PDI necesitan y merecen esa protección”, señaló.


Sebastián Piñera llevó a cabo este martes 1 de junio su última Cuenta Pública como Presidente de la República, realizando un discurso en donde a través de un anuncio sobre el matrimonio igualitario intentó capturar la atención que, como se esperaba, se centró igualmente en lo que expresó respecto a las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante su mandato.

El mandatario abordó los crímenes cometidos por agentes del Estado durante el estallido social omitiendo la responsabilidad política que le compete como jefe de Estado y personalizándola en los funcionarios que llevaron a cabo las acciones represivas.

“Reitero mi condena total a toda forma de violencia y atropellos a los derechos humanos”. “Hemos actuado siempre dentro del marco de la Constitución, las leyes, el estado de derecho y el respeto a las personas”. “Redoblamos nuestra preocupación y ocupación por asegurar el pleno respeto de los derechos humanos de todos”. “Revisamos y modificamos las reglas del uso de la fuerza y los instrumentos utilizados por las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, para procurar que su importante labor (…) se efectuara con total apego y respeto por los derechos humanos de todos”, fueron algunas de las alusiones que Piñera hizo sobre el inevitable tópico que debía enfrentar.

En ese sentido, cuando el mandatario reconoció que “hubo casos donde no se respetaron los protocolos, reglamentos e instrucciones recibidas y se cometieron delitos, abusos y atropellos de derechos humanos”, aseguró que la política del Gobierno “fue siempre condenar categóricamente estos hechos, ordenar el inicio de los sumarios administrativos y la aplicación de sanciones correspondientes, y que se pusieran todos los antecedentes a disposición del Ministerio Público”.

Atropello de Oscar Pérez durante manifestación en Plaza Dignidad

Junto con ello, el Presidente anunció la creación de una fiscalía especializada en delitos contra los derechos humanos, un incremento de los recursos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y un fortalecimiento de los programas de atención médica a las víctimas de trauma ocular y lesiones graves.

Sobre esto último, cabe recordar las insistentes críticas que ha enfrentado el Ejecutivo por parte de quienes han accedido justamente al programa PIRO establecido por el Gobierno para los procesos de reparación de los daños causados por los agentes del Estado durante las manifestaciones.

“EN CHILE NO HAY PRESOS POLÍTICOS”

Cuando llegó la hora de referirse a los acontecimientos del 18 de octubre de 2019 y los días posteriores, Piñera insistió en el discurso con claros visos de criminalización que viene instalando desde entonces, señalando por ejemplo que se trató de una “ola irracional de violencia (…) desatada” que “incluyó saqueos, destrucción y quemas de buses, paraderos, mobiliario urbano, supermercados, centros de abastecimiento, locales comerciales y pymes”. Además de eso, dijo que este accionar “atentó contra hospitales, plantas de energía, monumentos nacionales e iglesias”, afirmaciones que en más de una ocasión le han significado cuestionamientos por no ajustarse necesariamente a los hechos que ocurrieron en nuestro país.

Junto con todo ello, Piñera aseguró que fueron quemadas y destruidas “118 de las 136 estaciones del Metro”.

Dicho esto, el mandatario confirmó su oposición a la Ley de Indulto que se tramita en el Parlamento, enfatizando que “en Chile no hay presos políticos, porque en Chile no hay ninguna persona que esté privada de libertad por sus ideas. Hay personas privadas de libertad por decisión de tribunales independientes, por delitos graves como homicidio frustrado, lanzamiento de bombas molotov, incendio con resultado de muerte y otros”.

CARABINEROS Y LA PDI MERECEN PROTECCIÓN”

En oposición a la condena que realizó a las acciones ocurridas durante el estallido social, el Presidente valoró la labor que realizan Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI), las que -dijo- “protegen a todos los chilenos, y todos debemos apoyarlos y respaldarlos en el cumplimiento de su difícil misión”.

Una vez señalado esto, pidió al Congreso “acelerar la aprobación del Estatuto de Protección de Carabineros y la PDI, porque necesitan y merecen esa protección”, y anunció el envío de tres proyectos de ley en favor de las policías: la creación de un nuevo Ministerio de Seguridad Pública, separado del Ministerio del Interior; la implementación de una Agencia Nacional de Ciberseguridad; y el establecimiento de una nueva carrera funcionaria en Carabineros.

Por otra parte, solicitó al Congreso “acelerar la Agenda Legislativa de Seguridad, que incluye proyectos de ley tan importantes como el que perfecciona la ley que combate el narcotráfico, la Ley Antiterrorista, la Ley de Control de Armas, la Ley de Protección de Infraestructura Crítica, la ley que crea la Defensoría de las Víctimas y la ley que crea un nuevo Sistema Nacional de Inteligencia”.

Como era de esperar, el tratamiento que el Presidente Sebastián Piñera hizo durante su última cuenta pública respecto de las violaciones a los derechos humanos generó una oleada de críticas, las que se expresaron principalmente a través de redes sociales, algunas de las cuales consignamos a continuación.

Total
15
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.