Ocho mujeres denuncian al cineasta Ciro Guerra por acoso sexual

El artista es uno de los de los personajes más importantes de Colombia, quién decidió iniciar acciones legales en contra de las periodistas Catalina Ruiz-Navarro y Matilde de los Milagros, de la revista Volcánicas por publicar el reportaje con los testimonios de ocho mujeres.

Una grave denuncia de ocho mujeres remece al cine colombiano: El reconocido artista Ciro Guerra fue denunciado por ocho mujeres de acoso y abuso sexual. El punto más alto de la carrera de Guerra fue “El Abrazo de la serpiente (2015)” que estuvo nominado al Óscar de la mejor película de habla no inglesa. También trabajó con Netflix como productor ejecutivo de la serie Frontera Verde, lanzada al público en agosto de 2019. 

Su trayectoria como director, guionista y productor de películas, se caracteriza por recibir dineros públicos que, según los Anuarios Estadísticos de la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura, suman cerca de 4.000 millones de pesos colombianos otorgados en estímulos, donaciones e inversiones. Esto le ha permitido viajar como figura pública por distintos países, representando el patrimonio cultural colombiano. 

Las Denuncias

“El tipo se empezó a bajar el pantalón, y me decía: “Es que yo solo quiero ver, déjame verte” y yo le decía: “No, no más, de verdad, ya no quiero más”. Y me jaló el brazo e intentaba darme un beso, ahí yo ya no estaba tan conciliadora. Entonces me metió al cuarto, yo estaba como en piloto automático, en calzones, y me dice: “Solamente un ratico, yo no soy el huevón de Héctor, no va a pasar nada”. Yo le decía: “Por favor no, por favor no”. No me emputé así de “hijueputa malparido” porque tenía miedo, me puse más tensa y ya no me dejé tocar más, y el tipo me miraba como con sevicia y me metía el dedo en la vagina y me decía “un poquito, un poquito”. Entonces me cogió la mano y me la puso en su verga, y en ese momento yo sentía como si no fuera real lo que estaba pasando, mi brazo lo hacía pero era como si no fuera el mío. Me sentía como con esa sensación en el pecho que le da a uno cuando lo atracan”.

Declaró Adriana en la revista Volcánicas, su nombre fue cambiado por protección de identidad.

El reportaje habla de un modus operandi de Guerra. “Una fiesta, buscar un momento a solas, el “name dropping” para impresionar y la presión en temas laborales, el uso de la fuerza para tocar y besar, la invitación a su apartamento u hotel para tener “orgasmos” o sexo, y un elemento que se repite: los comentarios despectivos hacia las parejas de ese momento de las acosadas. Otro punto importante es que Guerra continúa sus avances sexuales a pesar de la negativa clara y repetida de las acosadas“.

Víctimas de Guerra, todas con protección de identidad. Fuente: Revista Volcánicas.

La respuesta de Ciro Guerra

Hace unos meses se formó en Colombia el colectivo RecSisters, que empezó a recoger información sobre el acoso y la violencia de género en la industria audiovisual colombiana, quienes hicieron un estudio en el área. Los datos son preocupantes: El 81 % de las encuestadas ha sufrido acoso sexual laboral y el 84 % decidió no denunciar.

Por otro lado, el cineasta negó las acusaciones e instruyó a sus abogados iniciar acciones legales en contra de las periodistas Catalina Ruiz-Navarro y Matilde de los Milagros de la Revista Volcánicas por publicar el reportaje. “Se ha dado inicio a las acciones legales pertinentes a efectos de proteger y restablecer los derechos a la honra, dignidad y buen nombre del cineasta, que se han visto gravemente afectados por las aseveraciones de las periodistas”, informó en un comunicado la firma Triana, Uribe & Michelsen.

Puedes leer el reportaje completo haciendo click aquí.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.