“Nosotros como padres tenemos derecho a un juicio oral”: familia de Manuel Rebolledo, asesinado en la revuelta, denuncia recurso de sobreseimiento presentado por infante de marina que mató a su hijo

Manuel Rebolledo tenía 23 años cuando fue asesinado el 21 de octubre de 2019 en las afueras de la Población Libertad, Talcahuano. El joven fue arrollado por un vehículo militar conducido por el cabo Leonardo Medina, en medio de una violenta persecución. A casi dos años de ese fatal día, La Voz de Los que Sobran conversó con Luisa Navarrete y Manuel Rebolledo, padres de Manuel Rebolledo Navarrete, acerca de la tardanza en las diligencias, los constantes aplazamientos y postergaciones por parte del fiscal Julián Muñoz y el polémico recurso de sobreseimiento presentado por la defensa del infante de marina que se revisa este viernes 4 de junio.


Manuel Rebolledo era un joven padre de 23 años, quien comenzaba a proyectar su vida junto a su pareja y en compañía de su hija de apenas un año. Todos sus sueños se vieron truncados cuando un camión de infantería de marina iniciaba una persecución violenta contra Manuel, quien falleció inmediatamente tras ser arrollado por la maquinaria, ello en las afueras de Población Libertad.

Al día siguiente, el cabo primero Leonardo Medina Camaño fue formalizado por cuasidelito de homicidio ante el Juzgado de Garantía de Talcahuano pues, a juicio del fiscal a cargo Julián Muñoz, se trataba de un hecho acaecido en medio de un accidente de tránsito. Así, de inmediato se decretó la libertad inmediata del imputado, y se le impusieron las medidas cautelares de: firma mensual y arraigo nacional. Además, se decretó un plazo de investigación de cuatro meses a contar de la audiencia de formalización. Ya han pasado 18 meses.

Mientras el infante de marina que dio muerte a Manuel y quebró una familia completa retomaba sus funciones, Luisa y Manuel preparaban los preparativos para el velorio y posterior funeral de su hijo en el Cementerio Nº2 de Talcahuano, el día 23 de octubre de 2019.

Ahora, casi 18 meses desde ese fatal día, la familia denuncia el recurso de sobreseimiento presentando por la defensa de Leonardo Medina lo que significaría, si se decretase el sobreseimiento, que se cerraría definitivamente el caso judicial de Manuel Rebolledo, sin condena y sin responsables, en la total impunidad.

Manuel Rebolledo

La Fiscalía tardó más de seis meses en entregar el informe de la reconstitución de escena del asesinato de su hijo. ¿Hubo alguna respuesta por la excesiva demora de ese peritaje por parte del fiscal a cargo?

-Que estaban haciendo todos los peritajes, del camión, de la velocidad en la que venía y todo eso. Según el fiscal, por eso hubo esa demora. Se demoraron casi siete meses en entregarnos ese informe y ahora ellos salen con un sobreseimiento de la causa para que esta no quede en nada. Piensan que somos tontos nosotros, ellos no quieren hacer un juicio oral.

Nosotros como padres tenemos derecho a un juicio oral, mínimo tenemos por obligación derecho a un juicio oral porque ellos no pueden tomar decisiones tan rápido. Claro, ellos son más altitos que uno, pero eso no quiere decir que puedan tomar decisiones a la rápida. Claro, para ellos podría ser algo sin importancia, para ellos no pasó nada a pesar de que existe un video, de que hay diligencias.

Luisa y Manuel están desesperados ante la lentitud de la justicia y, más aún, con el recurso de sobreseimiento presentado por la defensa de Leonardo Medida. Sus voces se quiebran de vez en cuando al recordar, fugazmente, a su hijo en esta entrevista.

¿Cómo se enteraron de este recurso de sobreseimiento ingresado por el abogado defensor del infante de marina Leonardo Medina?

-A través de nuestro abogado nos enteramos de que la defensa del infante de marina quiere el sobreseimiento del caso. Actualmente, el infante que asesinó a mi hijo está en libertad y cumpliendo sus funciones en la armada.

Esta semana, el viernes 4 de junio, se discutirá si se acepta o no el sobreseimiento. Nosotros pensamos que eso no puede pasar, esta causa tiene que llegar a un juicio oral, ya que mataron a una persona que dejó una hija, dejó a su pareja, dejó a su familia. Ellos quieren sí o sí el sobreseimiento de la causa, nos están mirando cómo… no entiendo yo este país culiao y su injusticia. Este país tira para los ricos no más.

¿Cuál es su opinión respecto a esta justicia indolente, clasista que hay en este país?

-Es una falta de respeto al pueblo chileno. No tengo nada más que decir. La gente que asesinó debería estar detenida o en prisión preventiva. Nosotros vamos a cumplir un año y siete meses desde que mataron a nuestro hijo y el asesino sigue cumpliendo sus labores en la armada, ni siquiera lo dieron de baja. Él está en su trabajo, con su familia, no sabemos si tendrá hijos o no, pero él siguió con su vida normalmente mientras nosotros estamos sufriendo y esperando una justicia que aún no llega para nuestro hijo.

Ustedes, a través de su abogado, presentaron una querella contra el infante de marina por homicidio, ¿en qué está eso? Entendiendo la rapidez en la que se verá la solicitud de la defensa de sobreseimiento del caso.

-Eso la Fiscalía aún no lo ve, todavía no llegamos a nada. Ha estado de aplazamiento en aplazamiento la causa de mi hijo.

El fiscal Julián Muñoz, con el caso de nuestro hijo, ha hecho aplazamientos y postergaciones. A eso ha llegado el fiscal. Las pocas diligencias que se han hecho, no le ha prestado atención y las toma como si nada. Las fechas las tienen en sus manos y, más encima, nos salen con esta sorpresa que quieren un sobreseimiento. Eso es una burla para nosotros.

¿Qué es lo que esperan que ocurra en la revisión de esta solicitud de sobreseimiento?

-Esperamos que no se acepte el sobreseimiento, eso no puede ser. Nosotros tenemos derecho a un juicio oral, no queremos que se acoja ese sobreseimiento. Como padres tenemos derecho a un juicio oral, ya que a nuestro hijo nadie nos lo va a devolver.

En la causa está Leonardo Medina, pero puede haber varios involucrados. No tan solo la persona que iba conduciendo el camión militar, sino que también quienes lo acompañaban.

En el caso hipotético que la Fiscalía acepte este sobreseimiento, ¿han pensado qué hacer?

-Dan muchas ganas de hacer muchas cosas, pero uno sabe que no puede. Uno hubiese querido hacer algo desde el principio, ya que desde el comienzo ellos empezaron con mentiras e hicieron cosas que no deberían haber hecho, ¿por qué? Porque todas las diligencias que ellos tenían que haber hecho cuando asesinaron a mi hijo, en el lugar que asesinaron a mi hijo, no las hicieron. Nada de nada. Las diligencias comenzaron muchos meses después del asesinato de mi hijo. Da mucha rabia mucha impotencia esta situación, dan ganas de hacer muchas cosas, pero no se puede, ya que nosotros optamos por seguir el camino de la justicia. Y uno por optar por un camino bueno, ellos ¿qué están haciendo? Nos están pasando a llevar, nosotros no metimos boche porque somos la única familia de Talcahuano que le mataron a un hijo. Si hubiera más familias, sería otra cosa. Aquí lucha la familia y los amigos.

¿Se sienten desesperados frente a la inexistencia de justicia?

-Sí, mucha desesperación porque no hay justicia para los pobres. Imagínese hubiese sido al revés, si mi hijo hubiera asesinado al militar, cuántos años de presidio le hubieran tirado a mi hijo.

Luisa y Manuel han batallado durante casi 18 meses buscando justicia para su hijo, han tocado varias puertas, pero lamentablemente siempre las han encontrado cerradas. A pesar de lo anterior, siguen firmes y no descansarán hasta obtener justicia, esa que pareciera no existir para los pobres. Manuel, finalmente, señala: “haremos justicia por mi hijo, él era un buen muchacho e iba a ser un buen padre, porque lo fue en el tiempo que estuvo con su hija”.

Total
277
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.