Melero, su temprana y activa lealtad a la dictadura de Augusto Pinochet

Su participación en el histórico acto de apoyo al régimen en el cerro Chacarillas, su paso por una organización juvenil que ha sido asociada a entrega de estudiantes a la CNI y sus designaciones a dedo en cargos públicos por el dictador, entre otros antecedentes, han generado duras críticas al nombramiento del ex diputado de la UDI como ministro del Trabajo.


No bien se había difundido su nombre como el nuevo ministro del Trabajo que reemplazaría a la saliente María José Zaldívar, y la llegada de Patricio Melero a esa cartera comenzó a ser duramente criticada. ¿La razón?: El estrecho vínculo del ahora ex diputado de la Unión Demócrata Independiente (UDI) con la dictadura cívico-militar encabezada por Augusto Pinochet.

Y probablemente sea su participación en el llamado Acto de Chacarillas una de las apariciones de Melero ligadas a ese régimen genocida más recordadas hasta ahora. Llevado a cabo el 9 de julio de 1977 en el cerro del mismo nombre en Santiago, el evento conmemoraba el segundo año de vida del llamado Frente Juvenil de Unidad Nacional, movimiento político fundado por Jaime Guzmán, y un nuevo aniversario de la Batalla de la Concepción. Sin embargo, en la práctica no fue otra cosa que una demostración de lealtad de un grupo de jóvenes pertenecientes a distintos ámbitos del quehacer nacional, pero principalmente del estudiantil, hacia Augusto Pinochet.

El actual nuevo ministro del Trabajo fue uno de esos 77 jóvenes que con antorchas en las manos subieron cuatro kilómetros hasta llegar a la cumbre del cerro Chacarillas -donde fueron condecorados por las autoridades de la dictadura-, para allí flanquear a Pinochet, quien daría a conocer en cadena nacional de radio y televisión su plan político para Chile.

Junto a Melero estuvieron, entre otros reconocidos rostros de la derecha, Andrés Chadwick, Carlos Bombal, Juan Antonio Coloma, Cristián Larroulet y Joaquín Lavín, así como también otros provenientes del mundo del periodismo, el espectáculo y el deporte, como Julio López Blanco, Manfredo Mayol, Coco Legrand, José Alfredo Fuentes, Roberto Viking Valdés, Antonio Vodanovic, Jorge Socías y Hans Gildemeister.

Patricio Melero durante el Acto de Chacarillas

Un año después, en 1978, Patricio Melero fue designado vicepresidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECECH), para 5 años después, en 1983, convertirse en secretario nacional de la Secretaría Nacional de la Juventud (SNJ). Esta organización fue creada tan solo un mes y medio después de que el régimen de Augusto Pinochet llegara al poder a través de un golpe de Estado y dependió del Ministerio Secretaría General de Gobierno (Segegob) a través de su División de Organizaciones Civiles.

En la práctica, la SNJ era el nexo entre la dictadura y las distintas organizaciones juveniles de la época, a través del cual se realizaba la labor de adoctrinamiento ideológico que el propio Jaime Guzmán describió ante la Junta de Gobierno. “La Secretaría de la Juventud tendría por objetivo transformar el apoyo juvenil en un apoyo que dé vigor intelectual al régimen y acentúe el carácter militante de la reconstrucción nacional”, apuntó el líder del Gremialismo y fundador de la UDI.

Esta organización ha sido asociada a un oficio de 1986 enviado por el ministro de Educación de la época, Sergio Gaete, al director de la Central Nacional de Informaciones (CNI) de entonces, el teniente general del Ejército Humberto Gordon.

En él, Gaete remitió a la CNI -organismo de inteligencia de la dictadura que se encargó de perseguir, secuestrar, torturar, asesinar y desaparecer a opositores del régimen- una carta firmada por el secretario nacional de las “Juventudes Nacionalistas de Chile” donde se adjuntan documentos pertenecientes a alumnos de establecimientos educacionales de la Región Metropolitana, esto con el objetivo de que el temido aparto represor “verificara” dichos antecedentes y tomara “las medidas que estimara conveniente”.

Imagen incluida en libro “Los niños de la rebelión” de Mauricio Weibel

En el pie de foto del oficio se señala que la información enviada a la CNI fue entregada por la Secretaría Nacional de la Juventud, asumiéndose que se trata de las “Juventudes Nacionalistas de Chile” mencionadas en el documento. Respecto a esto, cabe consignar igualmente que si bien Patricio Melero lideró la SNJ como se señala, en el año 1986 ya no estaba a la cabeza de dicha organización.

Y es que el 12 de septiembre de 1985, el ahora nuevo ministro del Trabajo fue designado por Augusto Pinochet como alcalde de la comuna de Pudahuel en la Región Metropolitana, cargo que ejerció hasta julio de 1989.

Ese año se incorporó a la UDI, transformándose en secretario general en 2003 y en su presidente entre 2012 y 2014. Paralelamente, ha sido diputado por ese partido por 31 años, entre 1990 y 2021. Una carrera que estaba en evidente decadencia, pasando de un 41% de los votos en 2001 (Distrito 16) a un 4,7% en su última elección de 2017 (Distrito 8), siendo en esta última arrastrado gracias al sistema electoral por la alta votación de Joaquín Lavín León.

Total
127
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.