“Me siento estafada”: las denuncias de suplantación de identidad que empañaron el plebiscito

Casos en las comunas de Santiago, La Florida y Peñalolén fueron denunciadas por redes sociales generando la duda en los votantes que acudieron en masa a los distintos lugares habilitados por el Servicio Electoral. Conversamos con una de sus denunciantes, quién hace un llamado a convocar a todos los afectados y exigir responsabilidades en común.


Al igual que muchas chilenas y chilenos, Susana Torres (37) casi no pudo dormir la noche previa al plebiscito. Junto a su esposo se despertaron esperanzados de cambiar el país y salieron temprano de la casa para disfrutar la tarde en tranquilidad. Acordaron que se acompañarían completamente el histórico domingo 25 de octubre del 2020 y emocionaron al ver la ilusión dibujada en los ojos enmascarados de una multitud con sentimientos encontrados, como no asumiendo el infinito poder de una simple línea de color azul sobre el papel. A las once de la mañana inició la fila para votar en la mesa 70V del Colegio República de Colombia de Santiago y tras veinte minutos de espera vendría su turno. Sin embargo, la moral y espíritu cívico se le vino abajo, cuando le dijeron que alguien había votado con su nombre.

“Me siento estafada, porque esto da pie para pensar e imaginar muchas cosas. Y sabiendo que le pasó a muchas personas, el resultado puede ser opacado”, cuenta al teléfono.

Confusa y molesta, exigió de inmediato respuestas oficiales a los encargados del local de votación. Nadie en la mesa entendía qué había ocurrido, estaban igual de preocupados. Para algunos, era su sexta elección. Rápidamente llamaron al Jefe del Local, pero según su testimonio, este no prestó mucha ayuda ni tampoco quiso dar su nombre, acusando que la culpa no era de él.

 “Me acerqué a un funcionario del Registro Civil que estaba en la escuela y él a través de mi carnet, de verificarlo en sus sistemas, pudo acreditar que mi carnet era el verdadero. Que yo era yo. Ahí volví, conversé con una apoderada de la mesa y exigí mi derecho a voto, aterrada pensando que la persona que se hizo pasar por mí, quizás cuántas veces más lo está haciendo. Y en vez de emitir una vez su voto, lo está haciendo miles de veces con identidades distintas”.

De acuerdo a su relato, la presidenta de la mesa le afirmó que recordaba el rostro de la persona que se hizo pasar por ella, destacando que la otra mujer era de piel morena igual que ella. “Me dijeron que hiciera la denuncia para que quedara registrado, lo peor que puede pasar es que la mesa quede objetada en su totalidad y no me gustaría que eso ocurriera”, aclara.

Tras reunirse largos minutos con las autoridades encargadas, Susana pudo emitir su derecho a voto y grabó la denuncia que compartió en su cuenta de instagram. Sin embargo, el sabor amargo de una jornada que debía ser hermosa de inicio a fin la dejó triste. “Tenía mucha ilusión de que fuera un proceso limpio y democrático. A lo mejor las cifras y datos estadísticos no van a ser totalmente transparentes y eso me preocupa”, confiesa.

***

A esa misma hora, pero en la comuna de La Florida, otra persona acusaba el mismo delito de suplantación de identidad. El sujeto, quien afirmó haber sido detenido en marzo en el contexto de las protestas por un Chile más justo, sospecha de un posible montaje de la policía, ya que los efectivos policiales tuvieron sus documentos. “Me da para pensar que pueda coincidir con lo que pasó con el Carabinero infiltrado”, dijo a TVN. 

Por su parte, Susana Torres negó haber tenido algún encuentro con Carabineros el último año, ni tampoco ha perdido sus documentos. Sin embargo, no descarta que desconocidos estén detrás de lo ocurrido. Además, realiza un llamado a convocar a todas las personas que sufrieron lo mismo durante la jornada de votaciones.

VIDEO > https://www.instagram.com/p/CGxWVpUJJDL/

“El señor del Registro Civil me dijo que es muy difícil construir un carnet de identidad. Me paso el rollo de que no solo una persona puede estar detrás, sino que puede haber algún organismo organizado, con ciertos accesos, y me interesa que se sepa la verdad”.

Hechos similares ocurrieron en el Colegio Alberto Blest Gana de San Ramón y en la Escuela San José Obrero de Peñalolén.

Esta mañana, Susana Torres conversó con nuestro matinal, La Voz de los que Sobran, y les dejamos la conversación de la profesora con Alejandra Valle y Daniel Stingo.

Total
11
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.