Los Alguaciles: La organización que ejerce el poder oculto en Carabineros

Retrato del Presidente de la República de Chile y la Junta Militar de Gobierno. 1985

El Círculo de Amigos de Carabineros, cuyos miembros se hacen llamar ‘Alguaciles’, incluye a ex uniformados, empresarios, políticos y civiles. La información de sus integrantes es reservada, sin embargo, este medio encontró antecedentes que vinculan a algunos miembros en casos de violaciones a los DD.HH y Pacogate. El Círculo de Amigos depende del General Director Mario Rozas.


“Yo no me retiro”, fue la frase con que el entonces General Director de Carabineros Rodolfo Stange, rechazó el llamado a finalizar sus días en la institución tal y cómo se lo había pedido el presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle en 1994.

Esta situación puso en jaque a la incipiente democracia chilena, ya que Stange estaba siendo judicializado por obstrucción a la justicia en el Caso Degollados y consiguió su objetivo: el retiro se aplazó dos años más (cuando por mandato constitucional, tenía que dejar el cargo).

La figura de Stange hoy sigue siendo admirada dentro de la institución, ejemplo de eso fue el polémico intento de Mario Rozas por rebautizar la Academia de Ciencias Policiales con su nombre, situación que no se concretó por presión política.

Stange en realidad nunca se retiró de la actividad y sigue teniendo un rol como “Alguacil” de Carabineros en la ciudad de Puerto Montt, eso significa ser parte del llamado “Círculo de Amigos de Carabineros”, quienes se definen como una organización privada, sin fines de lucro y que cuenta con personalidad jurídica. 

“Desde su creación, la actividad de los Alguaciles se ha enfocado hacia dos objetivos principales. En primer lugar, se orienta a apoyar la labor que realiza Carabineros de Chile, en distintos ámbitos de acción, proyectando a la ciudadanía el significado de lo que es la tarea policial, y de los valores que envuelve, de lo que viene nuestro orgullo de ser Alguaciles”, explican en su página web.

La institución fue creada por el mismo Stange mientras era General Director

“Estábamos en 1985, año de la renuncia del General Director César Mendoza, en que son asesinados tres profesionales de izquierda, crimen que yo siempre condené, pero lo que se buscaba era afectar la Institución completa (…) Entonces, tener la colaboración de gente desinteresada, que pudiera influir como corriente de opinión a favor de la policía uniformada, era muy necesario. Servía para que el personal subalterno viera que llegaba a los cuarteles gente de cuello y corbata, civiles con una actitud amistosa y que compartían con nosotros”, comentó Stange.

El ex integrante de la junta militar es respetado por sus pares alguaciles y siempre ha sido reconocido por su labor en Carabineros, incluso fue premiado por el entonces General Director Bruno Villalobos por su gestión. Actualmente, con 94 años, Stange es Alguacil en Puerto Montt.

Stange siendo premiado por el ex general director de Carabineros Bruno Villalobos. Año 2016

Los alguaciles dependen del General Director de Carabineros, quién nombra a los miembros del directorio del Círculo Mayor de Alguaciles. Tienen un Presidente, tres vicepresidentes, Secretario General, Tesorero, un relacionador público y dos directores que son renovados o reafirmados por el mismo General Director. Ellos mandan a los círculos locales que son 180 y están desperdigados por todo el país.

Mario Rozas nombró a Marcos Tello Salinas, ex general subdirector de Carabineros en el periodo de Bruno Villalobos. Tello salió de la institución luego que se determinara su responsabilidad en el Pacogate, uno de los casos de corrupción más grande del país.

Marcos Tello Salinas. Ex General Subdirector de Carabineros

El presidente del Círculo de Amigos es Héctor García Barros, quién no ha dejado de expresar su admiración por Carabineros cada vez que puede; el vicepresidente nacional es Francisco Castañeda Uquillas (Gerente General de la empresa constructora FG y ex representante legal de Socovesa). El segundo Vicepresidente Nacional es Salvador Caldera González (presidente de la Inmobiliaria Deportiva Unión Española, dueños del estadio Santa Laura).

El secretario General es Arnaldo Meneses Rojas (gerente de las tiendas de Falabella Retail del grupo Solari) y el Relacionador Público es David Valenzuela Rudy (parte del holding educacional CEMSU- EDUTEP, que de acuerdo a una investigación de Ciper Chile tiene a más de 7.000 alumnos en cinco colegios).

Indagando en la estructura de Los Alguaciles, se observa que entre sus integrantes aparecen grandes empresarios, políticos y civiles vinculados a distintos hechos en la dictadura militar.

Uno de ellos es Víctor Manoli, intendente de La Araucanía  y conocido empresario de la región, quien presta servicios de transporte a las Forestales Mininco y Biomasa. Manoli dejó de militar en el Círculo de Amigos de Carabineros cuando asumió la Intendencia.

Otro alguacil famoso es Ricardo Milad, empresario distribuidor de Agrosuper en el sur y hermano de Pablo Milad, ex intendente del Maule, quién renunció para iniciar su carrera en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), donde es presidente de la organización.

“Como Alguaciles debemos ser un amigo cercano con Carabineros, acogedores, comprensivos y renovar permanentemente nuestro compromiso con la tarea corporativa, de acompañar a nuestros Carabineros”, comentó Milad en la revista Alguaciles cuando celebraron los 93 años de existencia de Carabineros.

Dentro de los alguaciles también hay familiares de Rodolfo Stange, como Fernando Stange Gebauer y Óscar Stange Gebauer. Otro de los Alguaciles reconocidos es José Manuel Edwards Edwards, síndico de quiebras de la Universidad de Chile, quién hizo el cambio de Corfuch a Azul Azul S.A.

El resto de los alguaciles se dividen entre empresarios locales y carabineros en retiro, que han sido críticos a las manifestaciones y el estallido social, sin reconocer las violaciones a los Derechos Humanos que se produjeron.

Rechazo a los juicios de Carabineros

Uno de los últimos hechos que afectó a la institución fue el juicio de Claudio Crespo, ex oficial responsable de dejar ciego a Gustavo Gatica. Su salida caló hondo, y fue algo inaceptable para varios funcionarios y ex carabineros.

“Estimados amigos, oficiales, generales, jefes en retiro de carabineros y de las otras ramas de las FF.AA, mi promoción hará una junta de dinero para ayudar al comandante Crespo en su defensa. Debe salir caro ese gasto y está solo en esto”, se lee en un mensaje en whatsapp enviado al personal de Carabineros, militares y alguaciles publicado por The Clinic.

Algunos carabineros retirados señalaron a ese medio que Crespo era un símbolo al interior de la institución y que la colecta apuntó a manifestar el descontento que ha generado el juicio a efectivos policiales. En la opinión de quienes apoyan la colecta, Carabineros sólo cumplía con su labor ante las manifestaciones sociales. Los 12 millones de pesos que necesitaba Crespo para pagarle al penalista Pedro Orthusteguy y su equipo fueron recolectados en la cuenta de la teniente en ejercicio, Fernanda Galaz.

Propaganda de apoyo a Claudio Crespo

“Solicitamos y exigimos una defensoría penal estatal, con fondos fiscales, para estos servidores públicos y agentes del estado de Chile, para que estos den el cumplimiento a su profesión sin miedo a las represalias, como las hemos visto en el último tiempo”, comentó el Coronel (r) César Vargas Zurita, en su canal de YouTube “Yo apoyo a Carabineros de Chile”.

Con la voz de un locutor radial, la bandera chilena por un lado y la de Carabineros por el otro, inicia sus programas de conversación política online  y editoriales donde han sido invitados varios Carabineros y sus familiares.

Vargas también participa en las caravanas por el rechazo del sur del país y las transmite en vivo para su canal mientras son escoltados por los mismos Carabineros, situación que también ocurre en Santiago.

Rodrigo Karmy, académico de la Universidad de Chile y estudioso de los neo fascismos, explica que Carabineros tiene una aversión al otro, porque desde su punto de vista esa “otredad” siempre aparece como sospechosa, siempre es una amenaza. 

“Estas instituciones están prestas a desencadenar un tipo de violencia para hacerle la guerra al otro, es cosa de ver lo que pasa con Carabineros cuando va a la zona mapuche y darse cuenta más o menos, cuantos muertos mapuches ejecuta carabineros versus muertos no mapuche, evidentemente no hay ningún muerto no mapuche, ahí tú tienes que Carabineros está funcionando como un enclave colonial del estado de Chile contra el pueblo mapuche (…) Todas las instituciones de las Fuerzas Armadas y de orden tienen que refundarse completamente y habría que esperar que en la nueva constitución las Fuerzas Armadas tengan un rol absolutamente periférico”, comenta.

La nueva campaña del terror

El viernes 18 de octubre del 2019, tras perder el control del orden público debido a las protestas, el presidente Sebastián Piñera respondió con un discurso beligerante.“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso que no respeta nada ni a nadie”, dijo.

Esta idea de “guerra civil” siguió dando vueltas en Carabineros y César Vargas lo llamó  “alzamiento delincuencial del 18 de octubre”.

En uno de sus videos, discute con los invitados sobre la Revolución Molecular Disipada, una teoría instalada en la ultraderecha y que el director del medio Radio y Televisión Santiago de Chile, Alexis López Tapia, ha sido uno de los mayores promotores.

López afirma que el estallido social de octubre cumple con estas características. “Los nuevos sujetos revolucionarios que son horizontales y ahí cae un montón de gente que antes no eran consideradas como revolucionarios, por ejemplo, feminismo radical, anarquismo, movimientos de carácter LGTBIQ+, en definitiva los márgenes sociales que no están integrados en el sistema. Disipada, porque ellos se organizan para la acción y se disuelve”, comentó.

En el panel, tanto Vargas como el resto de asistentes asienten y apoyan la teoría, altamente difundida entre los grupos de derecha. Igualmente ellos critican a los fiscales que formalizan a los suyos como Claudio Crespo o Patricio Maturana, señalándolos como traidores.

Total
2K
Shares
4 comentarios
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.