Loreto Guajardo, madre de Sebastián Abarca: “Ver que la justicia no es para todos, te duele más”

“Creo que fue un ataque homofóbico, por la crueldad que tuvieron con él. Estoy segura que fue algo así”, dice Loreto Guajardo, quien pide justicia para Sebastián, su hijo asesinado en el Cerro Rodelillo de Valparaíso, un crimen de odio por su orientación sexual


“Sebita era miedoso”, dice Loreto Guajardo al recordar que el cuerpo de su hijo fue hallado en el sector de Rodelillo, en la parte alta de Valparaíso. Dice que el último mensaje que recibió de él fue pasadas las 12 y media de la tarde del 29 de enero. “Salí un rato”, decía. Loreto lo esperó, como todos los viernes, para almorzar en familia.

Sin embargo, ese día su hijo no llegó.

Ese viernes, encontraron el cuerpo sin vida del joven Sebastián Abarca (27) en un sitio eriazo del Cerro Rodelillo de Valparaíso. Loreto sostiene que el asesinato de su hijo fue un crimen de odio por ser homosexual, pese a que la investigación que lleva a cabo la PDI y la Fiscalía apunta hacia un asalto frustrado.

A dos meses de su muerte, aún no encuentran responsables.

Loreto tiene dudas. Cuando Sebastián fue encontrado ese mismo día, aún tenía en los bolsillos su billetera con 15 mil pesos, su teléfono celular y sus lentes. Es por eso que la versión de un asalto frustrado, propuesta por la investigación, no la convence. “Creo que fue un ataque homofóbico, por la crueldad que tuvieron con él. Estoy segura que fue algo así”, manifiesta convencida.

¿Cómo ha sido el proceso?
– Ha sido como de no creerlo, de esperar despertar y que sea un sueño. El dolor no pasa con nada; no hay investigación, no hay nada. No hay nadie quien se interese por saber quién mató a mi hijo, eso es lo que más duele.

– Hemos hecho velatones y ha llegado mucha gente. Ese día que hicimos la marcha desde la (Plaza) Sotomayor al Parque Italia, fue muy masiva, muy linda. Se sintió el apoyo de la gente cuando nosotras íbamos pasando. Eso es importante, porque el martes fuimos a una marcha hacia el Congreso y para mí fue tan doloroso ver que la gente es tan indolente: los senadores, los diputados que todos esos días estaban ahí. Y nadie te pesca, porque tu gritai, reclamai y pataleai, y nadie te escucha. No se acercan, ninguna cosa. La poca empatía con tu dolor es lo que más duele.

¿Han tenido relación con la fiscal?
– Sí, nos citó un día, pero fue cuando recién le pasaron el caso. Imagínate que ella lo recibió una semana después de llegar de vacaciones.  Primero lo recibió el fiscal de turno y después lo recibió ella. Entonces no fue mucho. Lo único que nos dijo es que nos iba a ayudar en todo lo que pudiera, que iba a ir avanzando, que esto era lento, pero nada concreto. Eso fue a la segunda semana.

A través de un comunicado, la Fiscalía Regional de Valparaíso señaló que “si bien hasta el momento la causa está tipificada como robo con homicidio, se mantienen diligencias pendientes tendientes a esclarecer si se trata o no de un crimen homofóbico. Sin embargo, estos nuevos antecedentes no cambian la pena que va a solicitar el Ministerio Público, ya que robo con homicidio tiene una de las condenas más altas en la actual legislación, presidio perpetuo calificado”. Además, declaran que se han reunido con la familia y los abogados intervinientes durante el proceso y que están trabajando en la captura de quien fuese el autor del hecho.

¿Sabe si han periciado el celular de Sebastián?
– No, todavía está ahí, ¡imagínate! Hoy conversaba con el abogado, le decía “lo llevo a Uruguay y me lo dan vuelta”, porque pagai 10 lucas y te dan vuelta el celular. Estamos estudiando solicitar el cambio de la fiscal, porque no estamos consiguiendo ningún avance, tú sabes que si uno no presiona, estos casos después los dejan.

Como el caso Nicole Saavedra
– Si no fuera porque su familia pataleó, estaría así nomás, sin culpable, sin nada. Nosotros vamos a seguir presionando, si hay que cambiar fiscal, se cambia, si hay que cambiar comisario, se cambia. No voy a descansar hasta que haya justicia, y si hay que pelear porque haya leyes nuevas que los protejan, ahí vamos a estar también.

El último Informe de Derechos Humanos del Movilh ubica a Valparaíso como una verdadera zona roja para la comunidad LGBTIQ+, siendo la región con el mayor número a nivel nacional –38,4%– de actos de discriminación, ataques y crímenes de odio hacia las personas con diversidad de género, seguido por la región Metropolitana (23,93%) y la del Biobío (3%).

Usted cree que podrían haber testigos que han dudado en entregar su declaración. ¿Qué les diría?
– A las personas que vieron algo, les pido que hablen porque necesito saber qué pasó con mi hijo. Que se pongan la mano en el corazón, así como fue mi hijo podría haber sido su hijo, su sobrino, su nieto; y que hablen, porque si nos quedamos callados, esto va a seguir pasando, ese tipo de gente va a seguir libre. No nos puede ganar el miedo, porque si no, las personas homosexuales no van a poder caminar libres por la calle, ni nadie. A mi igual me da miedo por mi hija. Ahora con esto quedé más temerosa. Si antes era aprensiva, ahora es peor.

– Si no sales en la prensa nadie te toma en cuenta, es la única forma, sino vamos a tener que quemar neumáticos (entre risas). Ahí aparece toda la prensa. O cortai’ el tránsito y ahí empiezan a preocuparse. La verdad es que me tiene decepcionada todo esto, a parte tener toda tu pena, tu dolor, pasar por esto y ver que la justicia no es para todos, te duele más.

Total
194
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.