Las redes de poder de Sebastián Sichel y su escudero Juan José Santa Cruz López

La Voz de los que Sobran indagó en el pasado del pre candidato de Chile Vamos, Sebastián Sichel, y el de su entorno, y en algunas de sus principales actividades privadas donde queda palpable la relevancia de personas de alto patrimonio que financian empresas donde participó y abre serias dudas sobre el origen legal de ese financiamiento.


Las relaciones sociales que Sebastián Sichel ha ido cultivando desde que se inscribió en la DC hace ya dos décadas, lo han ido alejando de esa dura y precaria infancia que tuvo que enfrentar por la vida ‘hippie’ de sus progenitores.

Hace una semana, el ex presidente de BancoEstado acudió a Mentiras Verdaderas de La Red. Allí se vio nuevamente la historia de su difícil niñez y el candidato aprovechó de explicar sus relaciones empresariales. Aunque sólo aludió explícitamente a su socio Juan José Santa Cruz, se aseguró de decir que no oculta sus vínculos empresariales, levantó las manos abiertas y pregonó que su proyecto país incluye un trabajo codo a codo con todos, también con los emprendedores.

En esta investigación revelamos que las boletas emitidas en 2013 por Ediciones Giro País SpA a SQM y rectificadas por ésta ante el Servicios de Impuestos Internos en 2015, no fueron las únicas y se extendieron a 2015 y 2016. En esa búsqueda encontramos otros contratos similares con grandes empresas.

También evidenciamos la inhabilidad legal que tenía en 2012 la agencia Paréntesis -cuando emite boletas al controlador de Ripley, Comercial Eccsa- para realizar encuestas de opinión, contrario a lo expuesto por el socio histórico de Sichel, Juan José Santa Cruz López.

Y mostramos la llamativa modificación en la propiedad realizada en 2014 en las mismas semanas que estalla la polémica por un contrato millonario con Injuv y los pasos que dio entre primera y segunda vuelta de la elección presidencial de 2017 para salir y dejar en la propiedad a su mujer Bárbara Encina y un abogado de estrechos vínculos.

El DC

Impulsado por el ex Intendente metropolitano y ex alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego, juvenil político de los ’90 que fue jefe de gabinete del diputado Gutenberg Martínez- Sichel comenzó en 2006 a transitar por distintos cargos de gobierno hasta que Sebastián Piñera ascendió al poder en 2010. Sichel llegó a la subdirección de Sernatur en 2006 en el gobierno de Bachelet y dos años más tarde asumió como jefe de gabinete de otro DC, Hugo Lavados, como ministro de Economía. En 2009 intentó ser diputado por La Reina y Peñalolén, pero fue superado por su compañero de lista Enrique Accorsi (PPD).

Llegó 2010 y Sichel se ‘privatizó’, uniendo sus caminos con el ex vicepresidente de la DC, Juan José Santa Cruz López y la ex ministra de Educación, Mariana Aylwin Oyarzún, quienes lo apadrinarán en su carrera política y profesional hasta hoy, incluso desde antes que el ex vicepresidente falangista renunciara a la DC para apoyar a Andrés Velasco en 2013.

Dos sociedades ligan a Sichel a ambos personeros: Ediciones Giro País SpA y Comunicaciones Paréntesis S.A. Ambas firmas fueron vinculadas al caso de financiamiento ilegal de la política que conmocionó al país entre 2014 y 2016, por millonarias boletas pagadas por Penta, SQM y Corpesca a políticos o asesores y familiares.

Sin embargo, al igual que en el caso de Paréntesis, el Ministerio público no pudo indagar mayormente esa arista -y muchas otras- por la ausencia de querellas de parte del Servicio de Impuestos Internos (SII). Esa política fue instaurada por Fernando Barraza, quien fue designado director del SII en agosto de 2015, en reemplazo de Michel Jorrat, quien al renunciar en mayo de ese año declaró haber sido presionado por el gobierno de Bachelet para no continuar querellándose en el caso Penta-SQM.

Giro País

En el caso de Ediciones Giro País SpA se trató de cinco boletas por un total de $18 millones, emitidas a SQM en el segundo semestre de 2013 y rectificadas por esta última ante el SII en abril de 2015, junto a miles de documentos correspondientes al período 2009-2013, donde se concentró la investigación de los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.

Según la revisión hecha por la periodista María Olivia Monckeberg del listado obtenido por T13 -medio que dio a conocer las rectificaciones completas de SQM en abril de 2015- había diez boletas por $ 3,61 MM cada una en 2013, además de 10 boletas con valor cero (La Máquina para Defraudar, 2015, Pag. 393). Monckeberg advirtió que no se pudo verificar si las boletas continuaron emitiéndose y pagándose en 2014 pues la “Lista de Pandora” no entregó más detalles.

Cuando Sichel asumió en Corfo en abril de 2018, enfrentó los cuestionamientos por sus vínculos empresariales. Dijo que sólo fue director ejecutivo de Giro País -un think tank ligado a los mismos dueños de Ediciones Giro País SpA- pero que dejó el cargo a finales de 2010.

Respecto de Ediciones Giro País SpA -la empresa que edita el medio El Dinamo- sostuvo que no tuvo más que un 2% de la propiedad y que desde 2011 en adelante sólo desempeñó “intermitentemente labores no ejecutivas” y que en 2013 en particular no tuvo ninguna.

Ediciones Giro País SpA fue creada en 2010 por Juan José Santa Cruz López;  Mariana Aylwin Oyarzún, ex ministra de Educación DC en el gobierno de Ricardo Lagos, y Walter Oliva, empresario educacional con negocios ligados al grupo empresarial Norte Sur como reveló Ciper en 2014. Cierra el origen Juan Pablo Bórquez Yunge, socio de Santa Cruz en otros negocios, y Luis Alberto Aninat, el abogado que ponía a disposición de la s sociedad su estudio.

Cuatro meses después de dejar -el 31 de diciembre de 2010 -la gerencia general del ‘think tank’, Sichel haría su ingreso al directorio de la sociedad SpA y se mantendría sostenidamente en la mesa, al menos hasta 2016.

En su reemplazo asumió María Victoria Paz Machuca, profesional que ha estado ligada a Sichel en el tiempo y de hecho él la designó como directora de Desarrollo Estratégico en Corfo, cuando Sichel asumió la vicepresidencia ejecutiva en 2018.

Fuente: CORFO – Corfo incorpora a mujeres en distintos cargos de relevancia

En su paso por Corfo, no solo Machuca lo acompañó. Actas del Comité de Capital de Riesgo (CCR) de Corfo revelan que Sichel designó a uno de sus financistas en la actual campaña, Jorge Errázuriz Grez, como representante de la vicepresidencia ejecutiva en dicho comité, el cual cada año elige fondos de inversión creados por Administradoras General de Fondos (AGF) para desarrollar proyectos supuestamente innovadores y que buscan cambiar la matriz productiva del país.

Errázuriz participó en al menos cuatro sesiones en 2018. En la sesión del 12 de octubre de 2018, el CCR fue presidido por Victoria Paz Machuca y tuvo como integrante a Errázuriz. Uno de los puntos de dicha sesión fue la modificación del reglamento interno del Fondos de Inversión Aurus Ventures III, administrado por Aurus Capital S.A.

A este fondo le fue aprobada en el gobierno de Bachelet una línea de financiamiento por UF 550 mil ($ 16.158 millones actuales) . De hecho el 10 de agosto de 2018, Aurus pidió a Corfo el desembolso de UF 310 mil.

Entre los aportantes del Fondo figura la sociedad Inmobiliaria e Inversiones Río Claro S.A., sociedad ligada al grupo Luksic, con un 2% de los aportes comprometidos al Fondo. El fondo tiene entre sus socios principales a Codelco y la japonesa Mitsui Chile Ltda. 

Esta última es socia minoritaria de grandes mineras en Chile, entre ellas, Minera Los Pelambres, del grupo Luksic, donde participa con un 1,25%. El holding del grupo más rico de Chile es de vínculos estrechos con el círculo del precandidato, como veremos.

El acta del directorio de Ediciones Giro País SpA del 27 de septiembre de 2012 -reducida a escritura el 11 de octubre del mismo año- señala sus integrantes: Juan José Santa Cruz, Mariana Aylwin, Luis Alberto Aninat, Francisco Salazar Parra, Gonzalo Cubillos Prieto, Juan Pablo Bórquez Yunge y Sebastián Sichel. Según el documento, fueron designados en la Junta Extraordinaria de Accionistas del 27 de abril de 2011.

El 27 de noviembre de 2012, Sichel fue nuevamente elegido director, aunque suplente de Carlos Portales. En ese momento, ingresan a la mesa Jorge Errázuriz, Rafael Guilisasti, Juan Claro y Gonzalo Cubillos Prieto, casi en paralelo a un aumento de capital de enero de 2013 de $ 350 millones a $ 550 millones.

El 8 de julio de 2015 -en medio de la indagatoria del Ministerio Público- Sichel asumiría como director titular en reemplazo de Portales y el 5 de agosto de 2016 también figuraría en la mesa.

Ejecutivo

Aunque Sichel señaló que solo tuvo labores no ejecutivas e intermitentes, en Ediciones Giro País SpA el hoy precandidato era una figura central bajo la conducción de Santa Cruz.

Documentos agregados a una demanda de noviembre de 2016 en el Segundo Juzgado Laboral de Santiago, entre una ex ejecutiva de Ediciones Giro País SpA y la empresa, muestran correos y chat de 2015 y 2016, donde se alude a Sichel solicitando informes de deudas financieras de la empresa, permanentemente atribulada a nivel económico en esos años.

También verifica los flujos financieros y las proyecciones de las ventas, en especial un grupo de negocios que creció en esos años en Giro País, paralelo al tradicional negocio de publicidad de los medios de comunicación: publireportajes de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

El 29 de octubre de 2015 la gerenta de la compañía informa a Santa Cruz de una reunión con Sichel sobre la evolución y proyección de costos e ingresos de El Dínamo.

El momento era complejo económicamente para Giro País SpA, por lo que Sichel supervisaba la situación financiera.

El día anterior la ejecutiva había cerrado otro negocio de RSE con la ACHS, donde Gulisasti era director, informa a Santa Cruz del negocio y comenta la información que está entregando a Sichel para ver con él el tema de las platas.

El 3 de diciembre de 2015, Sichel recibe el informe de flujos proyectados para 2016. Tras recibirlo indaga si las cifras incluyen las deudas bancarias de Giro País SpA.

Su rol también es operacional y diario. El 2 de diciembre de 2015, la gerenta comercial de Giro País SpA reclama por la mala experiencia al instalar al equipo de El Dínamo en las oficinas del edificio del IF en avenida Italia y que dispuso -con descuento el primer mes- la ex presidenta de la Asociación Chilena de Emprendedores y millonaria heredera de Molymet, Alejandra Mustakis.

Santa Cruz descarta cambiarse nuevamente y asegura que Sichel y Ernesto Evans Espiñeira son los encargados de solucionar los detalles de la instalación. Además, según dos ex profesionales que estuvieron en Giro País SpA, Sichel manejaba el Pinpass de la cuenta bancaria de la empresa.

Aún más, existen correos en la causa judicial aludida que evidencian que pagos de gastos de Giro País se hacen desde la cuenta bancaria de Paréntesis, la otra empresa en la vida de Sichel.

Y aunque Sichel no tuvo roles ejecutivos y solo labores no ejecutivas muy esporádicas, el actual precandidato recibió un pago de Giro País SpA por $ 1,3 millón el 17 de marzo de 2016.

El precandidato de Chile Vamos no quiso hablar oficialmente con La Voz de los que Sobran, aunque desde su círculo explicaron su rol.

Señalan que participaba en el Comité Editorial de El Dinamo y que es normal que pidiera este tipo de información en ese contexto. Y recalcan que no tenía participación accionaria relevante por lo que desconocía el detalle de lo que hacía la empresa.

Las boletas de SQM

Los amigos de Sichel y Santa Cruz apuntalaron la empresa con millonarios contratos para publicaciones RSE, fuera de las ventas por publicidad.

La causa laboral aludida obligó a Giro País a entregar en 2017 parte de su información comercial y financiera para calcular eventuales primas pendientes a la demandante (que finalmente perdió esta última por errores en el peritaje).

Las polémicas boletas con SQM corresponden a las publicaciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que ofrecía Giro País Spa en El Dinamo, un segmento de negocios aledaño al de la publicidad (este último se contrataba a través de una agencia de medios, como se acostumbra en la industria por lo que no lo abordamos en este artículo), que consideraba altos montos y donde se cruzan intereses.

En los libros de ventas de 2015 y 2016, los negocios de RSE revelan novedades. A las 5 boletas de 2013 que SQM rectificó en 2015 se agregan otras tres boletas. Una de enero y otra febrero de 2015  (cada una por $ 4,7 millones), dos meses antes que SQM rectificara ante el Servicio y cuando ya el contrato había caducado.

En los documentos también figura la carta firmada en “marzo de 2015” por el gerente general de entonces Patricio Contesse González y enviada a Carlos Portales Echevarría, entonces gerente general de Ediciones Giro País SpA.

En ella, Contesse -quien dejaría ese mismo mes la minera atribulado por el derrotero que tomaba la causa- informa que se devuelve la factura 335, pues el contrato había vencido tres meses atrás.

En efecto, existía un contrato que expiraba en diciembre de 2014, pese a lo cual SQM pagó las dos facturas del verano de 2015, como revela el libro de ventas de Giro País SpA.

En septiembre de 2015, el empresario Rafael Guilisasti -que se había sumado a Giro País SpA dos años antes- anunció su salida del consejo de Corfo, para asumir la presidencia de las sociedades Cascada con las que Julio Ponce controlaba SQM.

Guilisasti era también en ese momento director de CorpBanca, el banco que Alvaro Saieh controló hasta 2016 y que a esa altura era el mayor acreedor bancario de las cascadas.

Su salida fue motivo de polémica pues en ese momento la entidad pública negociaba con la minera el término o la renovación de las concesiones en el norte de Chile en medio del caso de platas políticas.

A inicios de 2016, cuando el SII había bajado la guardia en tribunales, Santa Cruz volvería a la carga con SQM. En un chat interno pide volver a contactar a SQM para “volver”.

A finales de ese año, en diciembre de 2016, SQM vuelve a pagar una boleta a Giro País, esta vez por $ 3,6 millones.

“Nosotros nunca hemos sido investigados por el Ministerio Público, esos servicios se prestaron, están las publicaciones”, señala Juan José Santa Cruz.

Consultado respecto de por qué SQM rectificó las boletas en 2015, el jefe de campaña de Sichel señaló que “eso lo tiene que responder SQM”. Desde la minera la respuesta fue escueta: “SQM no comentará dado que el caso está cerrado”.

Las ayudas del círculo

Además de SQM, entre 2015 y 2016 Giro País SpA vendió RSE a la estatal Enap, al holding minero Antofagasta Minerals del grupo Luksic, a la cementera Melón, Duoc y la Asociación de AFP, entre los grandes montos. En todos los casos, había un nombre vinculado a Giro País en esas empresas.

Sus aportes fueron claves pues en algún momento llegaron a representar la mitad de los ingresos de Giro País SpA, empresa que acumulaba millonarias pérdidas tributarias desde su creación.

Antofagasta Minerals figura con los mayores pagos. En enero de 2015 y en enero y agosto de 2016 realiza tres pagos por $ 10,7 millones cada uno.

En Antofagasta Minerals era director Juan Claro quien, al igual que Guilisasti, es ex presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y que tuvo una cálida relación con el ex Presidente Ricardo Lagos Escobar.

Andrónico Luksic, además, mantiene buenas relaciones con Mariana Aylwin, quien integró el directorio de la Corporación Educacional Oportunidad, de la millonaria familia.

Según los correos y chat incluidos, Giro País financiaba parte de su operación con créditos de sus socios -Aylwin, Santa Cruz y Portales, entre otros-, créditos del Banco Consorcio -del grupo Hurtado Vicuña y Fernández León- que renovaron en reiteradas ocasiones y, a comienzos de 2016, con un factoring otorgado por el Banco de Chile, de Luksic, que permitió seguir cubriendo sus gastos.

El 13 de  diciembre de 2016 figuran dos facturas con la Asociación de AFP AG por un total de $ 21 millones. El contrato coincide con la fecha en que se anuncia la llegada del hermano de Juan José Santa Cruz López, Andrés, a la presidencia de la Asociación de AFP, el 2 de diciembre de 2016.

Eso sí, el gremio anunció ese mismo día que Santa Cruz asumiría el 2 de enero de 2017.

Desde el gremio explicaron que ese contrato se sumó al que firmaron con dos medios digitales más, que existen los banner publicados relativos a educación financiera para los afilados y que era alto porque era anual.

Afirman que la decisión de ese contrato no dependía del directorio y que Andrés Santa Cruz nada tuvo que ver pues se venía negociando desde antes de su llegada.

Giro País SpA también cerró negocios con Duoc y Cementos Melón en octubre de 2015. En el segundo caso el contrato fue por $ 13 millones y fue intermediado por la empresa Radar Creativo, cuya socia era la sobrina de Mariana Aylwin, Marcela Oyarzún.

Con DUOC, el pago llegó a los $ 7 millones. En ese momento Guilisasti era director de dicha entidad y Santa Cruz no dudó en usar sus influencias.

Otro contrato grande es con la petrolera estatal Enap. El 12 de febrero de 2015 pagó $ 13,9 millones y el 23 de febrero de 2016 por otros $ 13,7 millones. Este medo intentó comunicarse al celular de la jefa de comunicaciones de Enap, pero no hubo respuesta.

En ese momento el gerente general de la empresa era Marcelo Tokman, ex asesor de Andres Velasco en el primer gobierno de Bachelet,quien también apoya a Sichel y apareció en otra arista de platas políticas que involucró a Andrés Velasco.

Tokman mantiene cercanos vínculos con el círculo de Santa Cruz. De hecho, hoy ostenta el cargo de vicepresidente comercial de Seguros Conosur, la corredora de seguros de Santa Cruz.

En internet figuran numerosas publicaciones de Enap de RSE en ese medio. Sin embargo, dos ex profesionales de El Dinamo recuerdan que las publicaciones tenían pocas visitas y poco rédito reputacional para la empresa, dada la mala imagen pública que había adquirido en esos momentos por los episodios medioambientales críticos en la V Región. Con todo, reconocen que una empresa “puede pagar lo que quiera” y es su decisión publicar.

Paréntesis

La investigación de los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena estalló en 2014 con Penta, el grupo financiero ligado a Carlos Choclo Delano y Carlos Eugenio Lavín, y en 2015 migró a la arista SQM, la cual ampliaría el espectro de políticos financiados ilegalmente por las empresas.

Antes de eso, en enero de 2015 el Ministerio Público tocó la puerta de Sichel. Pero no por Giro País. Esta vez por su agencia Comunicaciones Paréntesis S.A. (hoy Paréntesis Estrategia S.A.).

La firma emitió en el segundo semestre de 2012, tres boletas a Comercial Eccsa S.A., controladora de Ripley, por un total de $ 5 millones.

Los documentos también fueron rectificados ante el SII. Sin embargo, en ese momento se apuntaba a Andrés Velasco, quien había sido candidato presidencial de Ciudadanos en 2013.

Su jefe de campaña entonces y a cargo de la campaña de Sichel hoy, Juan José Santa Cruz López, salió a dar explicaciones en febrero de 2016, pese a que a esa altura Sichel ya era el máximo accionista, como se supo a propósito de la adjudicación de un estudio para el Injuv en junio de 2014.

Fuente: EMOL

Santa Cruz señaló que era una empresa “encuestadora de opinión” que hizo trabajos para una compañía privada, descartando irregularidades.

Lo cierto es que Paréntesis no era una empresa encuestadora de opinión. O al menos no tenía en sus estatutos la autorización para realizar ese tipo de trabajos.

Así lo refleja el acta del 1 julio de 2015, escriturado en septiembre de ese año.

Como relata El Mercurio en el artículo del 22 de febrero de 2016, la indagatoria del Ministerio Público detectó que quien gestionó el pago de estas facturas fue Marcelo Tokman, pese a no tener vínculo societario con Comunicaciones Paréntesis.

Tokman envió en julio de 2012 un correo al contralor corporativo de Ripley, Miguel Núñez, recordándole el’tema’ de las encuestas con Paréntesis.

Paréntesis no fue el único del círculo de Velasco, Santa Cruz y Sichel que facturó a la firma ligada a Ripley. El ex yerno del ex senador Andrés Zaldívar (DC), Ernesto Evans Espiñeira facturó a Ripley Corp $ 24 millones en tres boletas entre 2012 y 2013, pagos que también fueron rectificados ante el SII.

Evans fue uno de los fundadores de la agencia Paréntesis y hasta abril de 2014 tenía el 15% de la propiedad, acto escriturado el 17 de junio de ese año. El 8 de julio de 2015 Evans fue designado gerente general de Giro País Spa.

En la junta del 8 de abril de 2014 se reduce el directorio a 4 miembros y quedan Santa Cruz, Sichel, Carlos Portales y Jaime Tohá Landeros. Quedan fuera de escena los socios originales Aylwin, Oliva, Carlos Sanhueza e Isabel Novoa.

Adicionalmente, se aumenta el número de acciones emitidas de 100 a 1000, sin elevar el capital, el millón de pesos con que crearon la sociedad 15 años atrás. En rigor, incluso hasta después que Sichel deja Paréntesis en 2018 la firma nunca aumentó su capital en casi 20 años de historia.

El 17 de junio de 2014 Paréntesis se adjudica el contrato con Injuv por $ 95 millones para realizar una asesoría comunicacional. A fines de julio del mismo año distintos parlamentarios piden a Contraloría investigar eventuales irregularidades pues el director del Injuv, Nicolas Preuss, habría sido integrante de Fuerza Pública, que conducía Sichel.

El 27 enero de 2015, Contraloría emite su informe descartando irregularidades. Sin embargo, el impacto del caso llevó a Paréntesis a renunciar al contrato adjudicado.

Con todo, el informe de Contraloría revela en ese momento el cambio que se dio en la propiedad a fines de junio de 2014, luego de la escrituración de las actas de abril. Al 30 de junio de ese año, Sichel tenía el 35% de Paréntesis, Santa Cruz y Carlos Portales un 27,5% y Tohá un 10%.

Un año después, en julio de 2015, se reduce la mesa a 3 miembros: Santa Cruz, Sichel y María Victoria Paz Machuca.

Desde el entorno de Sichel comentan que fue él quien le planteó a Santa Cruz comprar Paréntesis para separar aguas con Ediciones Giro País SpA y porque Sichel quería enfocarse en esa empresa.

La salida

La primera escala en la salida de Sichel de Paréntesis comienza a escribirse entre la primera y segunda vuelta presidencial: el 25 de noviembre de 2017, pocos días antes que Ciudadanos apoyara el 28 de ese mes a Piñera para la Segunda Vuelta presidencial frente a Guiller, en una concurrida reunión en las oficinas de Apoquindo 3000, donde no estaba Sichel aunque había apoyado públicamente.

Allí figuran en la foto Guilisasti, Errázuriz, Santa Cruz y Paola Assael, la compañera de mesa de Sichel en BancoEstado, dueña de la agencia Black $ White que levantó una llamativa encuesta el año pasado, según reveló Interferencia.

Dos semanas antes de ser designado Vicepresidente Ejecutivo de Corfo (24 de abril de 2018), el 9 de ese mes, un abogado DC, Felipe Venegas Pozo, reduce a escritura pública en la Notaría de Humberto Santelices, el acta de la Junta Ordinaria de Accionistas de Paréntesis realizada el 28 de marzo de ese año. El documento tiene como repertorio el 3454-2018.

Allí concurre Sichel con un 75% de las acciones y por primera vez aparece Bárbara Encina con un 25%. Se informa que el 25 de noviembre de 2017 Inversiones SC Limitada -sociedad ligada a Santa Cruz y sus hijos- vendió su participación a Encina, por lo que se revocan los poderes del ex vicepresidente de la DC. Sichel asume como presidente.

El 27 de abril de 2018 -tres días después de conocerse su nombramiento en Corfo- una nueva escritura sella la salida de Sichel. El acta, revelado originalmente por Interferencia y a cuyo detalle tuvo acceso La Voz de los que Sobran, está fechado el 2 de abril y tiene como repertorio el 4378-2018.

Señala que el 1 de abril Sichel cedió sus 750 acciones a Venegas, lo que transformó en nuevo controlador y presidente al abogado DC y dejó como minoritaria a Encina.

Bárbara Encina tiene larga trayectoria en el mundo de las comunicaciones estratégicas y corporativas. Periodista de la Universidad Diego Portales, con tres diplomados y un magíster en Comunicación Estratégica, ha trabajado para numerosas marcas de grandes empresas.

Su currículum en Paréntesis destaca que fue seleccionada entre las 10 finalistas “Premio Joven Emprendedora 2007”, entregado por Mujeres Empresarias y Revista “Ya” de “El Mercurio”.

Desde el círculo de Sichel indican que el valor de las acciones no varió porque era una consultora sin activos fijos, con tres profesionales y donde la figura clave era Sichel.

Señalan que al haber salido la figura principal de la empresa, no había muchos activos que valorizar, pues el plus de la empresa está en la estrategia de negocios y comunicacional que lideraba Sichel y su capacidad de atraer grandes clientes.

Felipe Venegas explicó a La Voz de los que Sobran que actualmente Paréntesis es una consultora de asesoría jurídica y comunicación estratégica, con un equipo de profesionales conformado por periodistas, abogados y comunicadores.

Descartó cualquier irregularidad en las fechas del traspaso de acciones, agregando que como abogado tiene una dilatada trayectoria en asesorías jurídicas, en materias legislativas, regulatorias y corporativas, lo que respalda su rol como controlador de Paréntesis.

Finalmente, en su calidad de “socio principal y abogado” agrega que Paréntesis Estrategia no presta servicios al sector público, que todos corresponden al sector privado y funcionan “bajo las normas y obligaciones que rigen dichas relaciones contractuales”.

“Por tanto, en caso de divulgación y/o afectación de nuestra reputación por cualquier difusión de información de carácter privado y comercial, nos reservamos el uso de las acciones legales”.

Los negocios de Paréntesis han tenido polémica. No solo por las boletas a Ecssa en 2012.

El 28 de abril de 2018 El Mercurio reveló que hasta enero de 2018, Sichel asesoró comunicacionalmente desde Paréntesis a Albermarle (ex Rockwood) en un estudio sobre percepción de marca, para evaluar el impacto en la industria del caso SQM. Rockwood negoció en 2017 un acuerdo con Corfo para aumentar su cuota de extracción de litio.

No fueron los únicos clientes de Paréntesis. La empresa alemana Pfizer Chile S.A. -que ha traído parte de las vacunas para el Covid al país- fue cliente hasta los días en que Sichel ingresó al gobierno en 2018. Así da cuenta el directorio del 2 de abril de ese año de Paréntesis, donde se incluye entre los poderes asignados a Venegas y Encina.

En el punto 31, ratifican lo estatutos que incluyen poderes para celebrar “toda clase de activos y contratos con Pfizer Chile S.A… así como su empresa matriz, filiales y empresas relacionadas”.

Venegas indicó a este medio que la alemana ya no es cliente de Paréntesis, aunque no entregó detalles. Eso sí, no existen tampoco antecedentes de gestiones de la firma en todo el proceso de negociación para traer la vacuna de la firma alemana al país.

El estudio

Venegas y Sichel se conocen desde hace años. Cuando Sichel se insertaba en la DC, Venegas ya trabajaba en ese partido asesorando al ex senador Andrés Zaldívar hasta 2005. En 2006 se sumaría como asesor del equipo de Sichel en Sernatur. Cuando Sichel pasó a Economía, Venegas pasó a asesorar al subsecretario de Justicia, Jorge Frei Ruiz-Tagle, sobrino del ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

En 2010 se unirían nuevamente pero en el ámbito privado.

Mientras Sichel se vinculaba a Giro País, crearon el estudio Sichel y Venegas Abogados. Como publicó Interferencia, en 2018 Sichel vendió a Venegas su participación y quedó su mujer, Bárbara Encina, como socia.

Desde ahí Venegas asesoró a empresas como Lottus, la productora de Lollapalooza -uno de cuyos socios es hermano de un alto ejecutivo de la filial de Norte Sur, Martínez y Valdivieso, Francisco Awad Canala Echevarría.

También prestó servicios a la familia heredera de Marcelo Movarec Asfura, una de la diez mezquitas que invirtieron originalmente en el Banco Osorno, devenido más tarde en CorpBanca, el banco que Alvaro Saieh Bendeck controló hasta 2016 y donde su hermano Francisco, fue también alto ejecutivo y luego director.

Marcelo, en tanto, fue ejecutivo de Codelco en los ‘90, auditor en los 2000 y luego gerente de Correos de Chile en esa misma década. Coincidió además con Guilisasti en el consejo del Duoc en 2015.

Gabriel Mendez

Venegas también fue abogado en 2013 de Viavida, una empresa ligada a Gabriel Méndez Serqueira, nombre que saltó en el caso Penta, a propósito de las boletas que habría solicitado el entorno de Velasco a la firma de Délano y Lavín.

Como reveló El Mostrador en 2015, Mendez era abogado de la fundacion Tierra Firme (actual Plural), creada por Velasco en 2012. En esa condición Méndez gestionó con el financista de la campaña de Velasco, Tim Purcell, socio de Linzor Capital, y el gerente de Penta, Manuel Antonio Tocornal, la emisión de una boleta a Penta por $ 5 millones en enero de 2013.

El contador de Velasco, Víctor Olave, según el testimonio de este a la fiscalía, reconoció que no prestó servicios a Penta, y que el pago fue por la puesta en marcha de la fundación.

Felipe Venegas comenta que con Méndez fueron compañeros de colegio, asegurando que su vínculo no es por terceros, sino por el fruto del trabajo de años que acumula como abogado asesor. Venegas de hecho también ha representado en el pasado a la fundación Ciudadano Inteligente.

Desde el entorno de Sichel explican que, como se estila en muchos estudios de abogados, se trataba de un espacio común donde cada uno ejercía su labor, por lo que no conoce los clientes de su ex socio.

Méndez asesoró a Marcelo Tokman en la presidencia de la Comisión Nacional de Energía (CNE) y luego como ministro de Energía en el primer gobierno de Bachelet. Luego, en 2014 ingresó a la gerencia de asuntos corporativos y sustentabilidad de Enap, nuevamente con Tokman, esta vez cuando éste era gerente general y pagaron por RSE en Giro País.

Se mantuvo en la estatal hasta mediados de 2020, cuando dejó la empresa tras una polémica por millonarias indemnizaciones por más de $ 500 millones para retener a 17 altos ejecutivos, las que habían sido autorizadas por la plana mayor de la empresa en 2017.

Como reveló Interferencia, en el estudio de abogados Sichel también cedió su parte a su mujer y también en dos tandas. Primero fue Venegas quien vendió su 50% a Bárbara Encina

El 23 de mayo de 2017 Venegas, con consentimiento de Iglesias, vende su 50% a Encina, quedando como socios Sichel y Encina. La modificación fue escriturada el 27 de julio de 2017, pero debió ser saneada posteriormente por publicación extemporánea.

El 24 de mayo de 2018, finalmente se escritura la operación del 8 de mayo, cuando Sichel ya estaba en Corfo, donde el actual pre candidato presidencial cede su 50% a Venegas en $ 1,5 millón. Desde entonces, la sociedad de abogados está en partes iguales entre Encina y Venegas, con el mismo capital de 2010: $3 millones.

De todos los temas abordados en este artículo que involucran a Juan José Santa Cruz López quisimos conversar con documentos en mano con el empresario. Del caso Paréntesis-Eccsa, de los grandes montos contratados a empresa con amigos cercanos y sus relaciones político-empresariales. La conversación solo llegó hasta el tema SQM, tras lo cual cortó.

Total
1K
Shares
1 comentarios
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.