Las otras millonarias deudas que arrastra la Municipalidad de Viña del Mar

Entre deudas de corto y largo plazo en su ejecución presupuestaria, el municipio arrastra un monto superior a los 14.600 millones de pesos. Nuestro medio accedió a un documento en el que la Dirección de Control advirtió un incremento en la dotación de contratos a honorarios respecto a 2019, así también en los gastos respecto a los ingresos, aún con los efectos de la pandemia COVID-19 en curso.


Las observaciones a la alcaldía de la Ciudad Jardín no solo vienen de Contraloría (17.500 millones de déficit). El pasado 21 de agosto, la Dirección de Control de la Municipalidad de Viña del Mar presentó un documento dirigido a la alcaldesa Virginia Reginato y al Concejo Municipal. Nuestro medio accedió al archivo “Memorando Nº122”, el cual señala que al 30 de junio de 2020, la Ejecución Presupuestaria quedó con un pasivo mayor a 5.500 millones de pesos. Añadidos los reajustes correspondientes, los “pasivos de corto plazo (deuda)” ascienden a 10.990 millones. Añadidos los pasivos de largo plazo, la deuda total del ejercicio presupuestario actualmente supera los 14.663 millones de pesos.

La Dirección de Control no solo se ciñó a informar a la alcaldía y a los concejales. En el Memorando Nº23, el Departamenteo de Control Interno informó al Director de Control, Hugo Espinoza Chacón, advirtiendo explícitamente los riesgos que implica la actual manera en que se están llevando los presupuestos municipales. “La gran dotación de contratos a Honorarios podría requerir importantes indemnizaciones por años de servicio (…)”. Además, en el informe señalan que el gasto en salarios par los trabajadores a honorarios incrementó un 11,8% respecto a 2019.

Incluso, la mencionada unidad fue más allá al señalar que los gastos en que incurre el municipio se hacen “sin concordancia con los ingresos, a pesar de los efectos del COVID-19”.

“Chuteando” las deudas

“Todavía la información es insuficiente. Por ejemplo, estamos en noviembre y no tenemos información actualizada sobre el estado de la ejecución presupuestaria que debió salir en septiembre”, dice al teléfono Víctor Andaur Golmes (Partido Comunista), concejal de Viña del Mar. Este tipo de situaciones, indica, son parte de las complicaciones que tiene el Concejo Municipal para tener una mejor perspectiva de para evaluar los presupuestos municipales.

Finalmente, el concejal Andaur advierte del complejo escenario que puede tomar la próxima administración municipal viñamarina: “Uno de los mayores problemas es que se pueden tener este nivel o más deudas inclusive, pero nuevamente este municipio generó mecanismos de “chutear para adelante” la deuda, postergando pagos, bajo el modo de “gastos devengados” (gastos incurridos pero aún no pagados). Entonces las administraciones municipales que vengan se tienen que hacer cargo de estas deudas y sus intereses acumulados en el tiempo”.  

Total
120
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts