Las imprescindibles: Pamela Jiles, Alejandra Matus y Mónica González

Han surgido voces de sujetas pertenecientes a distintas áreas del quehacer humano, quienes han develado y frenado el avance de las diversas artimañas que tiene el poder colonialista, neoliberal y patriarcal. Aparece Iskia Siches como cortafuego al mal manejo de la pandemia por parte del gobierno. De la misma manera, nos interpela Fabiola Campillai, con su muestra de valentía y coraje. Sin duda hay muchísimas más, pero quisiera centrarme en tres nombres que han marcado la pauta política y periodística del último año: Pamela Jiles, Alejandra Matus y Mónica González.



Estamos viviendo tiempos históricos, eso significa que nuestras experiencias serán parte de las memorias del futuro. El resultado que se obtenga de este proceso de cambios, está anidado en la esperanza y en la convicción de que otro mundo sí es posible. Los afectos, las memorias y las emociones se traducen en un canal de comunicación y de contacto con los demás, reconociendo que hay algo que nos une y que es capaz de subvertir décadas de abusos y desigualdades.

Desde ese lugar, han surgido voces de sujetas pertenecientes a distintas áreas del quehacer humano, quienes han develado y frenado el avance de las diversas artimañas que tiene el poder colonialista, neoliberal y patriarcal. Así emergen Lastesis con su potencia creativa y transformadora, donde literalmente fueron capaces de crear un nuevo lenguaje pluriversal y feminista. Asimismo, aparece Iskia Siches como cortafuego al mal manejo de la pandemia por parte del gobierno. De la misma manera, nos interpela Fabiola Campillai, con su muestra de valentía y coraje. Sin duda hay muchísimas más, pero quisiera centrarme en tres nombres que han marcado la pauta política y periodística del último año: Pamela Jiles, Alejandra Matus y Mónica González.

El actuar que han tenido este trío de mujeres durante todo la crisis  social y sanitaria, hacen  pensar que si no estuvieran disponibles a trabajar por la calle, el presente sería bastante menos luminoso de lo que es hoy día. Digo esto, porque Pamela Jiles es y ha sido primera línea en el congreso, impulsando -ante la indiferencia de este gobierno-, el primer y segundo retiro del 10 por ciento de los fondos previsionales, para que miles de familias puedan sobrellevar la falta de recursos económicos durante la pandemia. De hecho el impacto que este retiro de dinero tiene en la sobrevivencia de las personas, no es todavía del todo cuantificable, ni material ni simbólicamente.

Alejandra Matus por su parte, ha sido quien ha democratizado el acceso a la información, investigando y dando cuenta, sin condiciones, sobre la manipulación de cifras de fallecidos por COVID-19, interpelando al poder político y económico de este país. Su aporte a través de los medios de comunicación independientes, ha sido fundamental para elucidar las fallas de un sistema de salud que favorece la desprotección de las personas más vulnerables. No es casualidad que la mayor cantidad de fallecidos por la pandemia, se ubiquen territorialmente en las comunas más pobres (Arroyo, Cortés, Engel, Pardow y Simonetti, 2020).

Mónica González, por otro lado, es una voz que ha puesto las alertas y el análisis sobre las graves violaciones a los derechos humanos ocurrido en democracia, dejando al descubierto la falta de decencia de quienes tienen responsabilidad política en estos hechos y que, a pesar de ello, no han sido capaces de renunciar a sus cargos.

Cada una de estas mujeres, desde las distintas posiciones que ocupan,  han sabido estar con la gente. Han sintonizado con las demandas sociales, aplicando en sus discursos y en sus prácticas cotidianas, la rigurosidad, el profesionalismo, el sentido común y la real defensa a los derechos de todas y todos.

Creo que el presente transformador que estamos construyendo no excluye a nadie, pero  sin duda alguna, esta vez las mujeres son protagonistas de esta nueva historia. Y en ese tejido social que se despliega con distintas formas y colores, Pamela Jiles, Alejandra Matus y Mónica González son imprescindibles.

Total
465
Shares
1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts