La historia de Norma Vásquez, la joven carabinera asesinada por su acosador

Norma Vásquez Soto (20) fue asesinada en un motel en Linares, un mes después de haber denunciado a Gary Valenzuela, ex subteniente que la había agredido sexualmente. El acusado está vinculado al crimen de Alex Nuñez y cuenta con seis sumarios internos y un segundo caso de acoso. Sin embargo, solo fue dado de baja hace un par de semanas.

Eran las ocho de la mañana del sábado y en la Primera Comisaría de Carabineros de Linares, un llamado telefónico alertó a los funcionarios que estaban de guardia. La denuncia provenía del Motel Eclipse de Luna, ubicado a metros de la Ruta 5 Sur de la ciudad. Durante la noche del viernes, una pareja había llegado al lugar, pero al momento de entregar la habitación -a la mañana siguiente-, la mujer encargada del aseo se percató de los rastros de sangre sobre la cama.

Solo había un hombre al interior de la pieza-en actitud extraña-, que huyó del lugar y abandonó el auto con el motor encendido.

-El sujeto salió arrancando. Los carabineros encontraron el cuerpo de una mujer en el maletero del auto-, fueron las primeras declaraciones de la fiscal Carola D’Agostini, recabadas por diario El Centro de Talca.

Además, en el portamaletas del automóvil, había un bolso y una placa de identificación de Carabineros, el nombre: Norma Vásquez (20).

Según los primeros antecedentes de la investigación, el vehículo pertenecía a Gary Valenzuela, subteniente de la misma institución, y a quien Norma ya había denunciado a mediados de julio, por el delito de abuso sexual. El uniformado fue alejado de sus funciones hace un par de semanas, pero Norma seguía intranquila.

Foto: Gary Valenzuela

La joven trabajaba en la 25° Comisaría de Maipú, una de las más renombradas durante el estallido social por golpizas a los detenidos y el asesinato de Alex Nuñez ocurrido el 23 de octubre.

Norma nació y creció en Linares y llegó a Santiago hace dos años llegó para cumplir su sueño y ser parte de Carabineros. Extrañaba a su familia y siempre que podía viajaba a verlos. El fin de semana estaba de franco y viajó para estar con ellos. El último mensaje de WhatsApp que le envió a sus padres confirmaba que había llegado bien al terminal.

Norma Vásquez

-Norma siempre ayudaba económicamente a su mamá. Era muy preocupada, tierna y siempre tenía una sonrisa en el rostro. Quería ser parte de la Brigada Canina-, comenta una amiga de Norma de Santiago y quien pidió resguardar su identidad.

En la Comisaría de Maipú rápidamente se hizo querida entre sus compañeros, a algunos los consideraba su familia, a ratos se sentía sola en la ciudad. En sus tiempos libres, cuando no estaba de guardia, paseaba por la plaza de la comuna, vitrineaba en tiendas de un mall cercano o conversaba con sus compañeras, especialmente con su amiga a quien conoció durante la Escuela de Formación en Cerrillos en el 2019. 

Norma había comenzado a salir hace tres meses con Gary Valenzuela (26), subteniente. Al principio todo parecía ser una relación normal, pero al paso de las semanas, todo cambió. Lo que más preocupaba a la joven era el excesivo control que él ejercía sobre ella.

-Él le revisaba el teléfono, no la dejaba hablar con nadie. Era muy celoso, posesivo, obsesivo, y violento-, relata su amiga.

Con el tiempo, Valenzuela, comenzó a aislarla de todos los que la rodeaban.

“Sé que al leer esto es fácil decir cómo aguantaste (…) Los abrazos generan que olvides lo que sucede, sobre todo cuando estás sola en una ciudad que no conoces, donde tu familia está lejos. Hasta que aguantar tanto te pasa la cuenta. Quizás dormir al lado de quien consideras tu compañero, tu pololo, debería ser el lugar más seguro, pero no era así”, se lee en el relato de Norma Vásquez, de hace unas semanas, y el que iba a compartir por redes sociales. No lo hizo por la investigación que había en curso hacia Valenzuela, pero una de sus amigas lo publicó como la prueba de todo lo que la joven estaba viviendo.

En el mismo testimonio, Norma confiesa el intento de violación del que fue víctima -ocurrido en julio-. También confiesa que Valenzuela le ofreció dinero para que guardara silencio. Incluso, enfrente de ella, Valenzuela llamó a su padre, quien es suboficial de Carabineros, para contarle lo que había pasado. “¡Y qué!”, fue la única respuesta del hombre a la agresión sexual relatada por su hijo.

Su amiga aún recuerda cuando Norma les contó sobre el abuso del que fue víctima, y las dudas que tenía sobre denunciarlo o no, ya que él era subteniente y todo podía quedar en nada. Apenas podía verbalizar lo que había pasado, estaba visiblemente afectada.

-No sabía qué hacer, la calmamos y le dijimos que lo denunciara. Ella estaba al borde del colapso, le explicamos que debía pensar en ella y que eso no lo habría hecho alguien que la amara-, comenta su amiga.

El 17 de julio Norma Vásquez denunció a Gary Valenzuela en el Departamento de Violencia Intrafamiliar de la 25° Comisaría de Maipú, por lo que se inició un sumario interno en su contra. Posteriormente, el jefe de la Unidad, presentó la denuncia ante la Fiscalía de la misma comuna.

El 30 de julio, fue enviada la solicitud de expulsión del uniformado a la División de Gestión y Modernización, Valenzuela fue alejado de sus funciones. Aunque el Ministerio del Interior aún no hacía oficial la expulsión. El Juzgado de Garantía decretó una orden alejamiento en contra de Valenzuela. Pero Norma nunca dejó de sentir miedo.

-Ni siquiera lo detuvieron, solo lo separaron de los servicios. La tenía amenazada, que la iba a matar, que iba a pagar por lo de la denuncia-, comenta su amiga.

En una conversación de WhatsApp entre Norma y un compañero -de hace una semana-, la joven cuenta que estaba mal debido al hostigamiento que estaba recibiendo por parte de Valenzuela.

***

Según cifras del 2018- recabadas por la prensa- las ramas de Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad recibieron 284 denuncias relacionadas a acoso sexual, abuso sexual, violación y otras conductas inapropiadas. Carabineros fue la institución que más denuncias registró, con un total 160, hasta ese año.

Para Lucía Dammert, académica de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) y directora de Espacio Público, la  institución de Carabineros tiene un diseño institucional donde hasta no hace mucho tiempo atrás existían dos escalafones, uno especial para hombres y otro para mujeres.

-Las mujeres no subían a los rangos superiores, esto se cambió hace algunos años, pero todavía existen incentivos perversos para que las mujeres pasen a retiro con más rapidez. El mayor problema es estructural tras la formación de los policías y la búsqueda para una mejor integración de los temas de género en la formación constante y cotidiana-, explica Dammert.

Además, la académica añade que los protocolos en la institución están, y el problema está en transversalizar los temas de género dentro de la formación.

 El 12 de marzo, las tres ramas de las Fuerzas Armadas, firmaron un protocolo en conjunto con el Ministerio de Defensa para canalizar, investigar y sancionar las denuncias por acoso laboral y sexual que se denuncien al interior de estas instituciones.

En ese momento ministro de Defensa, Alberto Espina, confirmó que eran casi 70 mil denuncias de índole sexual consignadas dentro de la FFAA.

Gary Valenzuela también fue vinculado al crimen de Alex Núñez, quien fue golpeado por tres carabineros en la Estación del Sol, en Maipú, quién falleció dos días después producto de un traumatismo encéfalo craneano.

Según un subteniente de la 25° Comisaría de Maipú, Valenzuela se le acercó pidiéndole que declararan lo mismo si los citaban o si iban a la comisaría a preguntarles por algún antecedente sobre la agresión.

-Lo que pasa es que, al parecer, hay un vídeo donde mi teniente Eduardo Toledo, sale apuntando a una persona, pero no le dispara, y posteriormente salgo yo golpeando a una persona y sé que nos puede cagar-, le habría solicitado Valenzuela a otro funcionario, el 23 de octubre.

Pero la acusación de Norma y la presunta participación en la golpiza de Alex Núñez, no eran las únicas denuncias que tenía el ex subteniente. Además contaba con seis sumarios administrativos.

Una ex pareja de Valenzuela y -quien pidió resguardar su identidad para este reportaje- lo denunció el 13 de enero de este año por amenazas y violencia psicológica.

-Empezamos en noviembre del 2019 y terminamos el 7 de enero del 2020. Al principio fue todo normal, pero cuando empezamos una relación formal, él cambió completamente. Era una persona muy controladora, no podía usar mi teléfono cuando estaba con él, y tenía una obsesión con revisar mis conversaciones-, confiesa la joven.

Luego de su ruptura, Valenzuela la insultó a ella y a su familia, mofándose en que no le pasaría nada porque tenía “muchos contactos”. El 16 de enero, la Fiscalía Administrativa de Carabineros la llamó por su caso.

Asegura que fue un proceso complicado, ya que durante ese tiempo él siguió acosándola por teléfono y redes sociales pidiéndole perdón, mientras que otros días, la amenazaba con que haría cosas en su contra.  Lo mismo que luego hizo con Norma.

-Él es egocéntrico, siempre hablando bien de él mismo,  se daba a conocer como una persona de buena familia. Hasta el momento la única respuesta que me dio Carabineros fue que el informe del oficial investigador no tenía ninguna resolución. Ni siquiera supe si él tuvo alguna sanción-, comenta la joven.

***

Luego de abandonar el motel Eclipse de Luna de Linares, Valenzuela huyó a Yumbel, lugar donde fue detenido a las 18:30 horas por Policía de Investigaciones. Actualmente se encuentra detenido en el Centro Penitenciario de Cauquenes, en espera de su formalización la que está fijada para el miércoles 26 de agosto.

Linares

Norma fue velada en la iglesia evangélica en el sector del Llepo, zona precordillerana de Linares. Afuera del templo religioso, la reja estaba decorada por globos negros y verdes, y carteles con la fotografía de Norma. Sus amigas piden  “Justicia”

Total
408
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.