La estrategia de La Moneda para el regreso a clases presenciales: Un zoom al “movimiento” liderado por la hija de Larroulet

Las recientes declaraciones del ministro Figueroa indican que La Moneda prepara una estrategia para reabrir las escuelas tras bajar las cuarentenas. Aunque los expertos rechazan la medida, el gobierno cuenta con el respaldo de un grupo de apoderados que se llaman “Escuelas Abiertas” similar al que ha generado un conflicto político por el mismo tema en Argentina. En Chile el “movimiento” es liderado por la hija del principal asesor de Piñera, Claudia Larroulet. Todo indica una coordinación del macrismo con este grupo aliado del gobierno.


“Están todas las condiciones” para regresar a las clases presenciales. La declaración del ministro de Educación Raúl Figueroa en reciente entrevista al diario La Estrella de Arica parecen indicar que este tema es una de las nuevas prioridades de la agenda de La Moneda, que deberá ganar más relevancia aún en mayo, mes en el que el gobierno deberá desplegar su estrategia para llevar adelante ese proyecto.

El ministro también ha afirmado, en la misma entrevista, que “la presencialidad de forma segura es fundamental para entregar una educación más completa”. Sin embargo, en ningún momento aclara en qué consiste ese concepto de “presencialidad segura” en medio a una pandemia que se propaga justamente a través de la aglomeración de personas y que en Chile todavía atraviesa su momento más letal, con récord de contagios y muertes ocurridas recientemente – las cifras diarias se mantienen por encima de los 5 mil nuevos contagios y del centenar de muertes, que son demasiado para un país de 18 millones de habitantes y cuyo sistema hospitalario ya se encuentra colapsado con los enfermos que ha ido acumulando en las últimas semanas.

El regreso a clases presenciales es parte de las prioridades del gobierno de Sebastián Piñera ante un escenario de crisis sanitaria en donde los expertos recomiendan medidas de distanciamiento social y los ejemplos internacionales han demostrado que esa política puede producir efectos indeseados en términos de contención de la pandemia. Pero, ¿De dónde surge la persistencia de esa prioridad? ¿Quiénes están a favor y en contra de esas medidas? ¿Hay intereses económicos detrás? ¿Cuáles son las garantías de seguridad para los más jóvenes? En este reportaje abordaremos algunos de esos aspectos.

Las razones

Aunque no parezca razonable hablar de reanudar clases presenciales o cualquier tipo de actividad que genere aglomeración de personas, si se promueve, por algo será. En el caso de Chile, quizás parte de la respuesta está en la intención de responder a los indicadores de entidades como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). En su reporte anual Going for Growth 2021, el organismo multilateral le insta a los países de América Latina (Argentina, México, Colombia, Brasil, Chile y Costa Rica) a mejorar los índices que miden la calidad de la educación y mejorar la calidad de ésta, abriéndose a experimentar con nuevos mecanismos.

No es que este sea un punto tan a favor de las clases presenciales, es que las clases virtuales transforman esa tarea en algo prácticamente inalcanzable, dado a que Chile (al igual que sus vecinos regionales) ha tenido que improvisar sus estructuras para clases virtuales en medio de una pandemia que se instaló en 2020 sin dar tiempo para preparar nada, y por supuesto que eso ha significado que muchos estudiantes queden rezagados.

La desigualdad social, ese gran tema que generó el estallido de octubre de 2019 sigue siendo el gran desafío del país, también se hizo sentir en medio de esa cuestión, debido a las millones de familias que no cuentan con equipos o conectividad capaz de mantener a sus hijos en esas clases virtuales. Esa brecha digital no es un problema nuevo, pero en este momento termina siendo un factor que ensancha aún más la brecha educacional.

Las críticas

Ese intento del gobierno en forzar el regreso a clases presenciales pese a que no se ha superado todavía la segunda ola de la pandemia, encuentra resistencia en recomendaciones de los expertos/as y en la organización de algunos grupos, especialmente de profesores, que consideran la iniciativa “imprudente”.

Desde el mundo científico, las advertencias vienen incluso de antes de la segunda ola. Hace un año, en mayo de 2020, el CMM (Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile) publicó un estudio sobre “Escenarios para la apertura de escuelas durante el brote chileno de COVID-19 , con estrategias para el regreso a las clases en tres regiones (Metropolitana, Valparaíso y Antofagasta) y apuntó que la condición principal para que eso pudiera suceder de forma segura, era la consolidación de un eficiente sistema de CTI (del inglés “Contact Tracing and Isolation”, es decir, localización de contactos, trazabilidad y aislamiento. El estudio afirmó que “estas condiciones no se cumplen actualmente en las regiones estudiadas en este documento y, por lo tanto, siguiendo el consejo del Comité Asesor Covid-19 Chile, no sería recomendable levantar el cierre de escuelas. Esto coincide con los resultados obtenidos con nuestro modelo”.

Actualmente, se está realizando una ampliación de este estudio, considerando el plan de vacunación. Para el investigador del CMM, Héctor Ramírez C., “siempre se debe mejorar la trazabilidad y aislamiento, es la clave para evitar cuarentenas tan largas como las que estamos teniendo, pero no es fácil decir en estos momentos si una vuelta a clases, incluso parcial como la que simulamos en esos momentos, no implique un alza aún mayor en contagios y otras negativas consecuencias en el sistema hospitalario. Más aún, como tenemos demasiados contagios diarios y las UCI llenas, en el corto plazo no recomendaría una vuelta a clases, ni siquiera parcializada, pero por el otro lado hay indicios de efectos del plan de vacunación en las hospitalizaciones UCI y en la tasa de contagios, pero esto está aún en observación. Habrá que esperar un tiempo más para tener mayor seguridad y simulaciones que respalden las decisiones”.

Entre los profesores también hay dudas, sobre todo con respecto a la falta de protocolos sanitarios para ese regreso a clases, que el gobierno asegura tener pero que nadie sabe a ciencia cierta en qué consisten, cómo serán aplicados y si hay infraestructura para aplicarlos en todas las escuelas del país.

Tal situación hace que entidades como el Colegio de Profesores eviten dar su respaldo a la iniciativa del gobierno, generando críticas enfurecidas de parte del mismo ministro Figueroa: “El gremio docente no ha estado para nada a la altura. La directiva lo único que ha hecho es poner cortapisas, ponerse del lado de los problemas, no ponerse del lado de las soluciones. Se les dio prioridad en el proceso de vacunación, esa prioridad del proceso tiene un solo propósito, que se pueda volver a clases presenciales lo antes posible con todas las medidas de seguridad”

Sin embargo, entre los maestros la preocupación es que la estrategia sanitaria del gobierno implique solamente la vacunación de profesionales, dejando de lado las normas sanitarias para proteger a los estudiantes, que terminarían siendo los más expuestos, ya que tendrían que volver a jornadas diarias de aglomeración sin estar vacunados.

Para el profesor Isaías Rojas, presidente del Sindicato Interempresas de Docentes de la Educación Superior de Valparaíso, “el ministro (Figueroa) ha intentado de forma tozuda por todos los medios de forzar el retorno a la presencialidad. Si bien es cierto que ya a estas alturas todos los trabajadores de las escuelas, liceos y colegios ya deben estar vacunados, los niños, niñas y adolescentes no lo están, y muy posiblemente tampoco sus padres, ya que aún no se comienza a vacunar a las personas de menos de 46 años, que son justamente la población que está más afectada por la segunda ola y que tiene mayor tasa de ocupación de las UCIs”.

Rojas también critica lo que considera un intento del ministro de atacar a los docentes, al tildarlos de enemigos de las clases presenciales. “Los que ejercemos la docencia, sabemos la relevancia de la presencialidad en el proceso enseñanza-aprendizaje sobre todo en los ciclos más tempranos en los que se requiere estar en un ambiente pedagógico, pero hay que ser consecuentes. Se estima que 20 niños en una sala conllevan más de 800 contactos cruzados en dos días y más de 15 mil en solo tres días. Muchos de esos estudiantes se mueven a través del transporte público y el protocolo no considera un aforo máximo en el transporte escolar. Un niño contagiado podría llegar a contagiar a miles de personas antes que llegara a aparecer algún síntoma, peor aún si es asintomático. Además, el diálogo del gobierno con sindicatos jamás ha existido, este es un gobierno que no dialoga ni escucha”.

Los números aportados por el maestro son similares a los arrojados por estudios internacionales sobre el tema. La prestigiosa revista científica The Lancet, por ejemplo, publicó un estudio en el pasado mes de marzo, firmado por seis expertos internacionales, asegurando que sin una sólida mitigación del Covid-19 la reapertura de escuelas puede generar una aceleración de la pandemia.

Otra importante publicación internacional, la revista Nature, publicó otro estudio, de febrero pasado, que explica la relación entre la apertura de escuelas y la ocupación de camas UCI: “la reapertura inmediata de todos los niveles escolares puede abrumar al sistema de UCI. Se debe dar prioridad a las escuelas preescolares y primarias que permitan a los niños más pequeños reanudar el aprendizaje y el desarrollo, mientras que la asistencia total a las escuelas intermedias y secundarias no se recomienda para una actividad epidémica estable o creciente” remarca.

Los aliados: El “movimiento” Escuelas Abiertas

Si bien todavía no se transforma en decreto, el regreso a las clases presenciales ya tiene sus partidarios en Chile y al menos un grupo organizado que los reúne. Se trata de “Escuelas Abiertas”, surgido hace pocas semanas pero que ya ha tenido repercusión en los medios de comunicación tradicionales. Es llamativo el reportaje de La Tercera y diario El Financiero presentando a sus representantes como un ” movimiento ciudadano” sin mayor información de la naturaleza y estructura de esta organización. Estos artículos mencionan en el equipo a la abogada Lucía Buttazzoni, la profesora de matemáticas Consuelo Tapia y la economista Claudia Larroulet.

Quizás la repercusión en medios es porque cuenta con figuras destacadas y/o influyentes, como las abogadas Lucía Buttazzoni Fontaine y la economista Claudia Larroulet. Esta segunda es hija del exministro Cristián Larroulet, quien es además el asesor estrella del segundo piso de La Moneda.

Escuelas Abiertas utiliza su sitio web para reunir firmas en favor de la reanudación de las clases. En la página principal relevan datos como los más de 40 mil estudiantes chilenos que abandonaron las clases en 2020 y que solo uno de cada cinco establecimientos municipales tuvo clases presenciales en marzo de 2021.

En entrevistas realizadas por su representante Claudia Larroulet, cuenta que se organizaron inspiradas y coordinadas con el movimiento argentino que es liderado por el macrismo. En sus intervenciones menciona que las escuelas deberían estar abiertas en la fase 2 y que se debe asegurar que las escuelas se mantengan abiertas como un tema de acceso a la educación y en oposición a lo planteado por el Colegio de Profesores y expertos/as de salud pública.

Te puede interesar: Negacionismo: Macrismo defiende clases presenciales en Argentina en el peor momento de la pandemia

Según la fundadora, el acceso a la educación tiene que estar garantizado en todos los espectros de la sociedad. “Si una familia quiere que sus hijos vayan a la escuela presencial, deberían poder hacerlo. Independiente de su nivel socioeconómico”, planteó Claudia Larroulet.

Además, la representante de Escuelas Abiertas, plantea que dentro de los colegios existen protocolos pertinentes para evitar contagios masivos. “Está súper comprobado que la escuela puede ser un lugar seguro, se pueden evitar contagios”, comentó Larroulet a radio concierto.

Sobre aspectos sanitarios, Escuelas Abiertas cree que las clases pueden regresar porque “los colegios con protocolos sanitarios no son lugares de propagación sino de detección, los niños no son los protagonistas de la transmisión y tienen baja carga viral, y por sobre esto, aproximadamente 90% de los docentes y trabajadores de la educación ya tienen su segunda dosis y plazos de inmunidad cumplidos”. Estas afirmaciones nada dicen sobre la relación que evidencian los estudios, entre la apertura de escuelas y la carga en el sistema hospitalario.

¿Quién es Claudia Larroulet?

Sobre Claudia Larroulet, su perfil de LinkedIn la nombra como gerente de la Fundación Educacional Padre Hernán Alessandri, la cual aparece en la página del Ministerio de Educación como sostenedor del Colegio Padre José Kentenich.

¿Quiénes son esas dos figuras y nombran dichas instituciones? Hernán Alessandri fue el fundador de la Corporación María Ayuda, además de ser uno de los primeros sacerdotes chilenos en seguir el Movimiento Apostólico de Schönstatt, que por su vez ha sido fundado justamente por Joseph Kentenich. Dicho movimiento católico tiene penetración en más cien países, y al igual que en Chile, suele estar ligado a entidades y partidos ultraconservadores.

Según información de transparencia, existen convenios de administración delegada entre la Fundación Integra y la Fundación Padre Hernán Alessandri, el que presenta algunas modificaciones, entre las cuales una que data del año 2016, informa sobre aportes de $ 2.735 pesos diario por cada niño y/o niña beneficiario asistente en jornada normal”.

Luego, una nueva modificación de 2018 señala que ese aporte varió a $ 5.466 pesos diarios por cada lactante beneficiario que asista a jornada normal” y $ 2.806 pesos diarios por cada párvulo beneficiario que asista en jornada normal”.

Además, en representaciones judiciales ante el Tribunal Constitucional, esa fundación y otras instituciones educacionales han sido representados por Gastón Gómez, signado como el abogado favorito de Sebastián Piñera para “operaciones especiales” en los medios de comunicación según el medio Interferencia.

Total
1K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.