La denuncia por violación que tendría a heredero del Grupo Said con una solicitud de expulsión en la UDD

UDD Said
Crédito: Universidad del Desarrollo

A través de una misiva, firmada por más de 1600 estudiantes, alumnas y alumnos de la Universidad del Desarrollo solicitaron la expulsión de Juan Cristóbal Said de la casa de estudios, universidad a la que el Grupo Said se encuentra estrechamente vinculado.


En contexto, la petición emanada desde el cuerpo estudiantil se remite a la causa por la que Juan Cristobal Said fue procesado tras haber sido acusado de violar a una joven. A pesar que, según consigna Interferencia, Said habría reconocido que hubo penetración sin consentimiento, el fiscal del caso, Felipe Cembrano, modificó los cargos para que el delito quedara solo en abuso sexual, situación tras la cual el heredero del Grupo Said solo debió someterse a una terapia de control de impulsos.

Con estos antecedentes es que, tras reconocer al joven como compañero de clases, alumnas de la carrera de Publicidad de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo, levantaron una iniciativa solicitando la expulsión de Said de la casa de estudios por no ceñirse al reglamento de disciplina de la institución académica, exponiendo, de paso, que no se sentirían cómodas con la presencia del joven en los grupos de trabajo.

“Como alumnas de la carrera de Publicidad pedimos a la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo la expulsión inmediata del estudiante de nuestra carrera Juan Cristóbal Said Amunategui. Said fue juzgado por abuso sexual y recibió como castigo solo un tratamiento para el “control de impulsos”, incluso tras haber confesado a la violación en un audio. La presencia de Said en nuestra Universidad es una amenaza constante, no solo a la seguridad de las alumnas pero igualmente a la reputación de nuestra institución”, asegura parte del escrito que exige la salida del hijo del millonario empresario, Salvador Said Somavia, controlador de Scotiabank, Embotelladora Andina, Parque Arauco y de la institución académica.

“La presencia de Said en el aula nos comunica fuerte y claro una falta de cuidado por parte de la universidad hacia sus alumnas, una negligencia que duele de parte de una institución de la que deberíamos estar orgullosas de ser parte y sobre todo una falta de apoyo con todas las otras víctimas de abuso que ahora se ven forzadas a compartir ambiente con Said. Priorizar a Said sobre el cuerpo estudiantil es una cachetada en la cara a todos los valores que creímos que nuestra universidad compartía con nosotras”, continúa la carta que finaliza argumentando que dejar que Said se gradúe de la casa de estudios pondría en entredicho el compromiso de la universidad con los alumnos y sus propios valores.

Interferencia además consigna que, si bien la carta llegó a manos de la rectora de la facultad, la periodista Carolina Mardones, esta le habría manifestado a un grupo de alumnas que la expulsión del joven luce como algo distante, ya que “no se podía juzgar dos veces” a Said.

Por último, cabe destacar que, si bien los Said no se habrían involucrado económicamente con la Universidad del Desarrollo, sí estarían estrechamente vinculados a ella. Sin ir más lejos, en 2014, conforme indica el medio electrónico, la Universidad del Desarrollo firmó un acuerdo con la familia Said Handal para crear una cátedra en honor a uno de sus patriarcas, Jaime Said Demaría.

Total
164
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.