¿La constitución será feminista o no será?

¿Serán capaces entonces de desdoblarse de sus partidos políticos esos patriarcales y jerarquizados qué le han dado la espalda a los derechos de las mujeres por años? ¿Sus convicciones serán profundas o simplemente ser feminista es algo rentable en estos tiempos?

El 2018, irrumpe con fuerza el feminismo en el País, a raíz de muchas denuncias de abuso sexual en las universidades. Así explota en Chile la ola feminista, bajo frases como si tocan a una nos tocan a todas .

Pero el autodefinirse feminista no es un eslogan para la tele, se trata de convicciones profundas que nos deben llevar a cambiar este sistema en todos los escenarios, tanto públicos como privados. Sabemos que muchas marcas se han apropiado del feminismo para comercializar sus productos y el movimiento feminista tampoco esta exento de esto. Lamentablemente se ha tomado el feminismo como una bandera de dividendos económicos, personales o políticos que personalmente me preocupa.

En efecto, es válido disputar los espacios de poder, pero cuando el objetivo es solo para mantenerse en sus privilegios y se olvida lo realmente importante que es construir poder entre las mujeres de menos posibilidades, hay un problema. El feminismo lamentablemente se ha permeado del neoliberalismo y me parece interesante poner esto en el debate, cuando se acerca el plebiscito y después la elección de constituyentes.

La  erradicación del patriarcado es una de las luchas que ha dado el movimiento a lo largo de la historia y las constituyentes que hoy tiene las posibilidades de asumir la creación de la nueva constitución, son parte de los partidos políticos patriarcales  que han perpetuado la discriminación con las mujeres.

¿Serán capaces entonces de desdoblarse de sus partidos políticos esos patriarcales y jerarquizados qué le han dado la espalda a los derechos de las mujeres por años? ¿Sus convicciones serán profundas o simplemente ser feminista es algo rentable en estos tiempos?

Las consecuencias se observan hoy, que ese feminismo de los acuerdos, ese feminismo mercantilizado, que hace lo necesario por conseguir esos espacios, omitiendo y aceptando reglas de sus organizaciones, se hará cargo de interpretar las demandas y luchas de las mujeres. Puesto que, las posibilidades que una dirigente social, pobladora he independiente participe en la redacción de la constitución, es escasa o casi nula.

En concreto, hoy el feminismo ha perdido una de sus facetas originarias y se fue volviendo una herramienta frívola del consumo de poder y del acrecentamiento del capital. Lo que no quiere decir, que no han existido avances en materia de derechos, pero avances a la medida de lo posible, a la medida de lo que él patriarcado diga.

Desafortunadamente el deshacerse de algo que está tan arraigado en el mundo es muy difícil. Por eso es importante darse cuenta, que la minoría no tiene los mismos privilegios y que hoy eso vuelve a traducirse en que esos privilegios de ser constituyente, solo será para algunas y no para la mujer que está en las calles viviendo en carne propia, un mundo que se ha construido bajo la vulneración de sus derechos humanos. Esas mujeres que tienen tanto que aportar a la construcción de un nuevo país para nosotras.

La nueva constitución está allá afuera en las calles y será feminista o no será!!

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.