La campaña del terror de las AFP

Ya empezó la campaña del terror contra la propuesta del retiro de 10% de los fondos de las AFP. Varias AFP mandaron cartas a sus afiliados amenazando con las penas del infierno si se llegara a aprobar el proyecto. La Superintendencia de Pensiones ofició a cinco AFPs (Habitat, Cuprum, Provida, PlanVital y Capital) por haber mandado estas cartas. Ellas podrían haber sido una violación de la norma que su deber es informar solo respecto a su giro de su actividad. De todas formas, vale la pena analizar estas cartas porque develan todos los problemas de las AFP y explican, paradójicamente, porqué 88% de la gente está a favor del retiro de fondos. Tomando como ejemplo la carta que mandó Habitat (producto de la cual se ha abierto un proceso sancionatorio contra esta AFP) creo que hay 3 puntos interesantes de su argumentación:

  1. “El gobierno propuso un programa de ayuda evidentemente superior a la propuesta de retiro de fondos, y pese a lo anterior la de hoy fue una votación ideológica y populista”.

El negocio de las AFP es cobrar comisiones para gestionar las cotizaciones obligatorias. El retiro de fondos abre la puerta a una eventual transformación del sistema con la migración de los fondos a otros entes administradores, haciendo que las AFP no pudieran seguir cobrando comisiones. Entonces no sorprende que ellos mandan una carta defendiendo su negocio, pero esta carta no es una defensa de cómo las AFP gestionan los fondos sino una defensa del gobierno de Sebastián Piñera.

En términos comunicacionales tendría más sentido criticar a un gobierno muy impopular para luego decir que de todas formas el retiro de fondos no es buena idea. El hecho que las AFP prefieren defender a Piñera por sobre su propio negocio habla de un problema muy de fondo con el sistema previsional actual. El sistema usa los ahorros de los trabajadores para consolidar organizaciones con una agenda política. Las AFP no funcionan como servicios de ahorro e inversión sino como representantes ideologizados de los grandes grupos económicos.

  1. “La propuesta dada a conocer por el ministro Ignacio Briones permite a las personas de clase media recibir $2,6 millones, mientras con el retiro de fondos menos del 10% de los 11 millones de afiliados podrían retirar ese monto. Es decir, al 90% de las personas se les está entregando una peor opción” con el retiro de fondos.

Acá la carta simplemente miente. Primero: 90% de los 11 millones de afiliados son 9,9 millones de personas. La cobertura del préstamo blando, según el propio gobierno, es 605.000 personas. De este 9,9 millones que supuestamente podrían optar por el préstamo, la gran mayoría no va a poder conseguirlo por los requisitos que ha puesto el mismo gobierno.

Segundo, incluso para los 605.000 personas que sí podrían optar por el préstamo, no es necesariamente una mejor opción que el retiro de fondos. Es cierto que retirar fondos tiene un costo (perder rentabilidades que fueron UF+4,8% en la última década) mientras que el costo del préstamo es su tasa de interés (UF+0%). Entonces parece que la opción de retiro de fondos es más costosa que el préstamo, aunque solo para la minoría que tiene la suerte de poder acceder a ella.

Pero ni siquiera eso es cierto. El préstamo se tiene que pagar después de un año de gracia y se pagará con la retención de impuestos. Tomando en cuenta que 1 de cada 4 chilenos tiene deudas morosas, una retención de impuestos que no se devuelve podría hacer que una familia no tuviera dinero para pagar sus cuotas y así tendría su casa o sus bienes embargados. ¿Para qué me sirve tener una pensión que crece para el futuro si en este momento me están sacando mis muebles de la casa? Hay muchas razones para preocuparse de la propuesta del retiro del 10% de los fondos. Pero si el préstamo blando es la alternativa que esgrimen las AFP entonces se entiende porque la idea de retiro ha ganado tanto apoyo.

  1. Esto es “un duro golpe a las futuras generaciones que deberán financiar las pensiones de quienes hoy retiren sus ahorros”.

Este comentario es quizá lo más estrambótico de toda la carta. En este momento la mediana de las pensiones autofinanciadas de las AFP llegan a $121.937 para los hombres y $24.276 para mujeres. ¿Cómo sobreviven actualmente los adultos mayores con estos bajísimos montos? Hay dos formas: Hay dos formas: primero el Estado, a través de los impuestos generales paga un suplemento (el Aporte Previsional Solidario para subir las pensiones miserables que pagan las AFP). Segundo los adultos mayores dependen de la red familiar, de sus hijos, sobrinos y nietos quienes les apoyan financieramente en lo que pueden. Entonces en este mismo momento, las generaciones más jóvenes están financiando a la gente que se jubila en el sistema AFP o a través de sus impuestos o a través de sus redes familiares. Las generaciones futuras que tanto preocupan a la AFP Habitat tendrán que seguir financiando a los que jubilan con los fondos AFP, con o sin el retiro del 10%.

Conclusión

Leyendo los argumentos de Habitat se llega a entender porque tanta gente quiere retirar sus fondos de las AFPs. Retirar los fondos tiene un costo (perder las rentabilidades). Si alguien no tiene una estrechez económica severa (la falta de liquidez por haber caído en desempleo o subempleo) no tiene sentido económico retirar los fondos. De hecho, si el gobierno ofreciera una genuina ayuda estatal como una Renta Básica para 80% de todos los hogares de Chile (en vez de 34% como es actualmente) podríamos olvidarnos de la idea del retiro del 10%.

Pero las AFP no han presionado para eso, a pesar de que sería la mejor forma de proteger su negocio. En contra de sus propios intereses prefirieron mandar una carta que miente descaradamente en defensa de un gobierno cuyas desastrosas políticas han dejado un saldo de muertes importante. Esta falta de empatía explica por qué tanta gente quiere retirar sus fondos. He ahí el corazón real del tema del retiro del 10%: las AFPs carecen completamente de legitimidad y entonces ningún sistema previsional basado en ellas será sustentable a largo plazo

Total
445
Shares
1 comment
  1. Excelente análisis. Creo que es efectivamente lo que sentimos las personas de ingresos de alrededor a 1.3MM. Abandonados mientras se acumulan las cuotas de los créditos de consumo, hipotecarios y otros. SInceramente espero llegue un salvavidas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts