Joaquín Lavín, el candidato que quiere triunfar en lo que pudo ser su derrota

Lavín sabe que hoy oponerse al intercambio de ideas es una derrota anticipada, por lo mismo intenta abrazar la causa y despolitizarla sutilmente, para así querer ser una especie de Patricio Aylwin y administrar un “nuevo comienzo” institucional que no se salga de ciertos márgenes que, aunque no lo diga, le parece importante resguardar. Entendió que es la única forma de perder sin perder; de hacerse parte y rostro de una victoria que estaba destinada a ser su derrota, y así no solo salvarse y redimirse de su explícito apoyo al Sí en 1988, sino también darle una validación a su eventual candidatura a la Presidencia de Chile.

Luego de reafirmar que votará Apruebo, sumado a que se declaró socialdemócrata, Joaquín Lavín volvió a estar en la palestra mediática durante toda la semana pasada. Su entrevista en el resucitado Tolerancia Cero no dejó indiferente a nadie; mientras unos lo criticaban por no creerle su “conversión” hacia un supuesto centrismo político, otros, desde la derecha, lo acusaban de traicionar los valores clásicos de ese sector.

Obviamente, al alcalde de Las Condes le interesan bastante poco esas críticas hacia su despliegue comunicacional; por el contrario, el creador del “cosismo” sabe que hoy, para adueñarse de la idea de una nueva Constitución, debido a la clara tendencia que señala que la aprobación de discutir ésta está ganando, es necesario circular por un ficticio “camino del medio”, en el que los antagonismos de izquierda y derecha sean aparentemente dejados de lado para “comenzar un nuevo ciclo”.

¿Qué quiere decir esto? Que inteligentemente, y ante una izquierda desmembrada y dispersa, más una derecha refugiada en la resistencia para no aceptar el derrumbe de su institucionalidad y su gobierno, la única manera de lograr ser algo electoralmente es apropiándose de todo y nada a la vez; mirar el debate constitucional como una cuestión positiva para no quedarse en una trinchera.

Lavín sabe que hoy oponerse al intercambio de ideas es una derrota anticipada, por lo mismo intenta abrazar la causa y despolitizarla sutilmente, para así querer ser una especie de Patricio Aylwin y administrar un “nuevo comienzo” institucional que no se salga de ciertos márgenes que, aunque no lo diga, le parece importante resguardar. Entendió que es la única forma de perder sin perder; de hacerse parte y rostro de una victoria que estaba destinada a ser su derrota, y así no solo salvarse y redimirse de su explícito apoyo al Sí en 1988, sino también darle una validación a su eventual candidatura a la Presidencia de Chile.

Y es que, aunque a muchos nos cueste creerlo, tendrá las credenciales necesarias para celebrar la mayoría que sacará el Apruebo. Y eso no solo le dará legitimidad, sino hará que los partidos, incluido el suyo, que no están tras esta opción, lo requieran con urgencia para poder mantenerse en el poder. 

Por esto, hoy la izquierda tiene un desafío gigante para ser la que encabece lo que se viene. Por más que Daniel Jadue parezca interesante por sus dichos altisonantes y su efectividad de alcaldía, lo concreto es que se requiere un proyecto que sea capaz de crear un nuevo relato universal que capte la atención de una mayoría que pueda sentar las bases de lo que viene hacia adelante; de lo contrario, la grandilocuencia retórica de quienes pretenden darle una épica al Apruebo, caerá contra un Lavín que está empecinado, aunque no lo quiera demostrar, en ser el garante político y moral del proceso de los años que vienen.

Joaquín Lavín está haciendo política y quiere ser algo más que el caricaturesco adversario de Ricardo Lagos que, de la nada misma, casi le ganó. Pareciera que su mirada líquida quiere asegurarse un sitial férreo en la historia de Chile, y eso hay que observarlo con atención. Si lo logra, lo concreto es que será más de lo que quisimos que fuera; y puede llevar a que muchos otros, en la otra vereda, sean menos de lo que siempre han creído que son.

Total
45
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts