Izkia Siches, la única que hoy puede aglutinar a la oposición

¿Quién parece ser la persona que puede hoy lograr algo grande que la respalde? Todo parece indicar que la doctora Izkia Siches, si no es “la indicada”, es lo más parecido a quien puede lograr ese aglutinamiento necesario. No me refiero solamente a su figura porque tiene ideas similares a las mías- como lo hacen quienes la elevan a una categoría casi sacra-, sino por sus acciones políticas interesantes en pandemia y la mirada que tiene del panorama en el sector que representa su domicilio ideológico en este momento histórico particular.

La conciencia histórica sobre el rol que se ha jugado o se debe jugar en el trayecto vital de un país, es esencial en un político. Todo esto, claramente, teniendo resuelto en la cabeza que la acción política trae consigo más que lindos discursos y aplausos en la calle. Para querer cambiar la historia y darle cauce a una interminable lista de carencias democráticas, lo principal es saber cómo se debe hacer, tomando en cuenta que el camino es largo y desafiante, lo que, a diferencia de lo que piensan muchos en esta realidad rápida, lo hace más excitante.

Para ser sincero, no veo nada de eso en la oposición, la que debería ser la llamada a cambiar el curso de las cosas en Chile. Por el contrario, veo un sector altisonante y otro que confunde la “gradualidad” con la imposición ideológica que hemos experimentado por décadas.

Mientras unos quieren hacer de lo que podríamos llamar la “testimonialidad” como un arma política con que los egos se inflaman ante el eterno fracaso, casi como si este fuera certificación de las credenciales democráticas, hay otros que, empapados de la errada mística de los “acuerdos” que Chile ha tenido en la democracia posdictatorial, no conciben otra forma de ejercer la acción pública que llenando sus vacíos argumentativos con frases de “unidad” y “colaboración”, que hoy no son más que restos de malos eufemismos transicionales.

Por lo mismo, lo que se necesita ahora en el progresismo es quien pueda unir a esos dos mundos, atraerlos tras suyo y lograr que haya una confluencia de propósitos múltiples, con un solo objetivo: la emancipación y las certezas del ciudadano chileno. Como he expuesto en este espacio, me parece que Daniel Jadue, quien merece todo respeto político, hoy no es el indicado no solo por el partido en el que milita- el que ha dado muestras de civilidad democrática mucho más grandes que quienes lo tildan de antidemocrático a lo largo de su existencia en nuestros país, pero ha sido encasillado por un relato oficial injusto-, sino también porque parece que su papel de polemista con los otros opositores le es más cómodo que el de articulador de fuerzas en torno al objetivo mencionado.

¿Quién parece ser la persona que puede hoy lograr algo grande que la respalde? Todo parece indicar que la doctora Izkia Siches, si no es “la indicada”, es lo más parecido a quien puede lograr ese aglutinamiento necesario. No me refiero solamente a su figura porque tiene ideas similares a las mías- como lo hacen quienes la elevan a una categoría casi sacra-, sino por sus acciones políticas interesantes en pandemia y la mirada que tiene del panorama en el sector que representa su domicilio ideológico en este momento histórico particular. Porque si bien en su entrevista en Tolerancia Cero quiso sacarse de encima todo tipo de traje presidencial, lo cierto es que dio en el clavo en muchos aspectos que las fuerzas progresistas deben pulir para construir un ideario consistente.

En días como estos, y ad portas de un proceso constituyente, la izquierda no puede entrar al debate solamente con lindos dichos, con “empatía” y todos esos lugares comunes que, al final del día, dicen bien poco; lo que se necesita es articular algo y proponerlo al país. La derecha, independientemente de las pataletas de los militantes del Rechazo, ya sabe qué es lo que quiere defender del viejo orden que hoy se cae a pedazos. ¿Sabe la izquierda qué es lo que quiere con tal seguridad?

Total
36
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts